TLCAN

Donald Trump dice y se desdice. Ya no entendí.

El presidente de los Estados Unidos dijo que tras la invitación de los mandatarios de México y Canadá a negociar “estuve de acuerdo, pendiente del hecho de que si no alcanzamos un acuerdo justo para todos, entonces terminaremos el TLCAN”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró hoy como “muy posible” lograr un acuerdo en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México y Canadá, pues aseguró que las relaciones entre los tres países son buenas.

“Recibí llamadas de presidente de México y del primer ministro de Canadá invitando a renegociar el TLCAN en lugar de terminarlo”, escribió Trump en su cuenta de Twitter en alusión a las conversaciones de la víspera.

“Estuve de acuerdo, pendiente del hecho de que si no alcanzamos un acuerdo justo para todos, entonces terminaremos el TLCAN. Las relaciones son buenas. Un acuerdo es muy posible”, remató.

Trump comunicó anoche al presidente de México, Enrique Peña Nieto, y al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, que Estados Unidos no saldrá del TLCAN en este momento.

La Casa Blanca informó que los tres líderes acordaron proceder de manera expedita, de acuerdo con sus procedimientos internos, para facilitar la renegociación del acuerdo en beneficio de los tres países.

“Es mi privilegio actualizar el TLCAN a través de su renegociación. Es un honor tratar tanto con el presidente Peña Nieto como con el primer ministro Trudeau, y creo que el resultado final hará a los tres países más fuertes y mejores”, dijo Trump.

También te puede interesar: Trump y su muro. Sigue la novela.

La Casa Blanca caracterizó las conversaciones separadas con Peña Nieto y Trudeau como “placenteras y productiva”.

Las llamadas telefónicas tuvieron lugar luego de reportes de que la Casa Blanca alistaba el borrador de una orden ejecutiva, en la cual Estados Unidos podría empezar el proceso de separación del tratado comercial en vigor desde 1994.

El Artículo 2205 del TLCAN permite a cualquiera de las partes abandonar el tratado previa notificación por escrito con seis meses de anticipación, en cuyo caso el acuerdo continuaría vigente para las partes restantes.

El gobierno mexicano respondió en su momento que estaba dispuesto a considerar la modernización del acuerdo, si existía anuencia de los tres países firmantes. Canadá adoptó una posición similar.

 Con información de El Financiero.

Trump evalúa emitir una orden para abandonar el TLCAN

Más que un retiro definitivo del pacto comercial, la medida tendría como intención presionar las renegociaciones del acuerdo, según funcionarios.

La Casa Blanca está considerando la posibilidad de retirarse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en los próximos días, aunque el presidente Donald Trump aún no ha decidido cómo proceder, confirmaron dos altos funcionarios de la administración a CNN este miércoles.

El gobierno de Trump está sopesando emitir una orden ejecutiva que declara la intención de Estados Unidos de retirarse del TLCAN, una medida que podría desencadenar una renegociación del pacto comercial en lugar de un retiro definitivo, dijeron los funcionarios.

Con esta posibilidad, el presidente podría simplemente llevar a Estados Unidos hacia renegociaciones del pacto comercial con sus socios Canadá y México, más que hacer un movimiento audaz declarando las intenciones de su país de retirarse.

El portal Politico fue el primero en informar este miércoles que la Casa Blanca estaba estudiando emitir una orden ejecutiva para retirar a Estados Unidos del TLCAN.

Tras conocerse la información, el peso mexicano se hundió casi 2% frente al dólar  y se ubicó en su nivel más débil en poco más de cinco semanas.

Un alto funcionario subrayó que esto es algo que Trump “siempre ha estado contemplado” y aunque la Casa Blanca está evaluando actualmente una orden ejecutiva, el funcionario destacó que mucho podría cambiar en los próximos días. Trump no ha tomado ninguna decisión y una gama de opciones todavía está sobre la mesa, añadió.

La posible jugada se produce después de que Trump impuso un arancel del 20% sobre las importaciones de madera blanda procedentes de Canadá, lo que otro alto funcionario de la Casa Blanca describió como “una primera advertencia”.

Trump ha criticado reiteradamente el TLCAN y ha dicho que planea renegociar el acuerdo comercial o abandonarlo por completo, aunque su administración aún no ha anunciado formalmente ninguno de esos planes.

Trump debe dar aviso al Congreso de su país 90 días antes de iniciar formalmente las negociaciones para reformar el acuerdo comercial.

También te puede interesar: Trump y su muro. Sigue la novela.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) no se ha pronunciado sobre la posibilidad de que Estados Unidos se salga, pero el canciller, Luis Videgaray, ha reiterado que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto está listo para salir del acuerdo si deja de ser de libre comercio.

“Si vamos a ir a la imposición de aranceles, de cuotas o de cosas que restrinjan la verdadera libertad de comercio, y restrinjan el acceso de los productos mexicanos, manufactureros, agrícolas o de los servicios mexicanos prestados a EU, no tenemos por qué aceptarlo ni lo vamos a aceptar.

No vamos a aceptar cualquier tipo de renegociación del TLC; preferimos en todo caso, abandonar el tratado, que tener una mala negociación, y en eso hemos sido claros públicamente y hacia el gobierno de EU”, insistió el funcionario este martes ante diputados.

Con información de Expansión/CNN.

Puede México renegociar el TLCAN con éxito: IMEF

Señalan que al país le convendría negociar con Canadá y EU por separado.

México tiene muchas posibilidades de concretar una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en buenos términos, dijo Luis García Peña, coordinador del foro internacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), capítulo Monterrey.

Dijo que en un ejercicio se elaboraron cinco escenarios sobre el futuro del TLCAN, de los cuales dos vislumbran para México un buen desenlace e incluso la renegociación del tratado se concretaría en buenos términos.

García Peña mencionó que el primer escenario sería donde no sucede nada; el tratado seguiría igual, y por ende el crecimiento de la economía mexicana seguiría con la inercia que ha mostrado.

El segundo plantea una serie de ajustes comerciales que traería restricción a las exportaciones mexicanas a Estados Unidos, el impacto de esto sería negativo, con una caída del cinco por ciento en las exportaciones a este país y una erosión al PIB en una proporción de uno por ciento.

Un tercer escenario contempla la aplicación del impuesto fronterizo entre el 20 y el 35 por ciento, medida con la cual Trump compensaría la reducción que está planteando con el impuesto corporativo, ya que este gravamen no es un tema fácil hacia el interior del vecino del norte.

El efecto de esto ocasionaría una caída del 10 por ciento de las exportaciones mexicanas a Estados Unidos, según estimaciones elaboradas por la calificadora Moody’s.

También te puede interesar: NL, entre los líderes de registro de patentes en México.

Lo anterior lesionaría la perspectiva de crecimiento de la economía mexicana.

En un cuarto escenario, García Peña plantea la desaparición del TLCAN, algo muy poco probable que ocurriera, pero de cristalizarse registraría una recesión y una caída del 25 por ciento de las exportaciones mexicanas a la Unión Americana.

El quinto escenario se considera el más viable, ya que se plantea una modernización del TLCAN.

“Se recomienda aprovecharlo para incluir a sectores que han quedado fuera como energía. Este es un buen momento para darle una buena revisada al tratado y para que se haga una profunda tarea de inclusión.
Estados como Chiapas y sectores productivos (agricultura), a fin de que se beneficien con el TLCAN”, indicó.

En entrevista con EL FINANCIERO, García Peña dijo que México cuenta con un buen equipo de negociadores y un sector empresarial muy involucrado para generar propuestas positivas.

Si bien es cierto que hay un discurso de Donald Trump anti-tratado, se prevé que éste poco a poco cambie ante la presión que ejerce el sector empresarial hacia los diferentes agentes e instancias de influencia en Estados Unidos.

También empieza a producirse la idea de que a México le convendría buscar negociar con Canadá y con Estados Unidos de manera separada, a fin de alcanzar mejores términos para el país, pero esto está como uno de los posibles escenarios, añadió García Peña.

Dijo que en los primeros 100 días del gobierno de Trump se ha visto una volatilidad emocional y falta de credibilidad de lo que dice y se hace.

“Estamos viendo que la dinámica de la relación de negocios y estructuras de gobierno están contrapesando al Presidente y estamos viendo también su frustración hacia lo que está llevando a cabo”, indicó.

Consideran que para México, es un buen momento para abrir el tratado y modernizarlo, llevarlo a una etapa donde el país pueda insertar a estados del sur y sectores que quedaron fuera cuando se negoció en la década de los noventa, agregó.

El coordinador del foro internacional Imef 2017 también señaló que para Luis Videgaray, Secretario de Relaciones Exteriores, es la oportunidad que tiene para volver a encender la vela política rumbo al 2018.

Consideró primordial que el TLCAN se convierta en un vehículo de estrategia geopolítica que permita a las tres naciones consolidar el músculo que entre Canadá, Estados Unidos y México han construido como uno de los bloques más poderosos del mundo.

Con información de El Financiero.

Trump promete ‘sorpresas’ en el TLCAN

El Tratado de Libre Comercio ha sido un desastre desde el día en que fue concebido, afirma el presidente de EU frente a empresarios.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este martes frente a un grupo de presidentes ejecutivos que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) tendrá sorpresas muy agradables.

“El TLCAN es un desastre, ha sido un desastre desde el día en que fue concebido y vamos a tener algunas sorpresas muy agradables para ustedes sobre el TLCAN, eso puedo decirles”, señaló el republicano tras reafirmar sus críticas al acuerdo comercial con México y Canadá.

En la reunión, Tump dijo también que su gobierno está reduciendo las regulaciones y reformulando las reglas para Wall Street.

“Vamos a reducir impuestos, vamos a eliminar regulaciones ineficientes”, dijo en una reunión a la que asistieron líderes corporativos y miembros de su gabinete.

A principios de este año, Trump ordenó revisar las principales normas bancarias que se implementaron después de la crisis financiera de 2008 y, la semana pasada dijo que los funcionarios estaban planeando una reducción de las regulaciones.

También de puede interesar: Gobierno amplía arancel del 15% al acero importado.

“Los banqueros de la sala estarán muy felices porque realmente estamos haciendo un recorte importante y, quizás, su eliminación y reemplazó con otra cosa”, dijo Trump.

Entre los participantes de la reunión estaban Rich Lesser, presidente ejecutivo de Boston Consulting Group; Doug McMillon, jefe de Walmart Stores; Indra Nooyi, presidente ejecutivo de PepsiCo; Jim McNerney, expresidente ejecutivo de Boeing; Ginni Rometty, presidenta ejecutiva de IBM, y Jack Welch, ex jefe de General Electric.

Los líderes empresariales forman parte del “Foro de Estrategia y Políticas” de Trump que se reunió por última vez en febrero.

Con información de Expansión/CNN.

Trump quiere abrir la puerta a la posibilidad de fijar aranceles en el TLCAN

Un borrador con la propuesta de renegociación del TLCAN indica que un país puede restablecer aranceles si hay inundación de importaciones, dice The Wall Street Journal.

El gobierno de Donald Trump envió al Congreso de Estados Unidos un borrador con la propuesta de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), de acuerdo con The Wall Street Journal (WSJ).

“Estados Unidos mantendrá algunas de las disposiciones más controvertidas (del acuerdo)”, según el medio.

El diario aseveró que uno de los cambios de mayor alcance es la propuesta que pide que una nación que pertenece al TLCAN restablezca los aranceles en caso de una inundación de importaciones que causen “daño grave o amenazan con causar un daño grave” a las industrias nacionales.

El documento parece constituir un compromiso entre los deseos de los más agresivos consejeros comerciales de utilizar las renegociaciones del TLCAN como una forma de establecer una nueva agenda comercial y los moderados que impulsan un modelo tradicional de libre comercio.

El proyecto, que podría aún ser revisado, sería la base de una negociación que iniciaría 90 días después de que el gobierno de Trump notifique al Congreso sobre su intención de iniciar renegociaciones formales.

El medio aseguró que no está claro si Canadá y México estarían de acuerdo con los cambios que Estados Unidos busca.

Jeffrey Schott, académico del Instituto Peterson de Economía Internacional, un centro de estudio sobre el libre comercio, declaró que la medida que busca reimponer tarifas, conocida como “snapback” en la jerga comercial, fue también buscada por el expresidente Bill Clinton, y opuesta por México.

Una misiva que acompaña el borrador enviada a los miembros del Comité de Finanzas del Senado solicita que Estados Unidos debe buscar en su relación Canadá y México medidas para revisar el déficit comercial que mantiene con estos países aunque no propone ninguna medida concreta.

Además, las llamadas reglas de origen, que se refieren al porcentaje de un producto que debe producirse en los países del TLCAN podrían modificarse para “apoyar la producción y el empleo en Estados Unidos”, aunque el texto no proporciona detalles.

Otro cambio sustancial podría surgir en la sección de compras gubernamentales del TLCAN. Ahora el gobierno debe considerar ofertas de los tres países mientras que el borrador sugiere que las compras se lleven a cabo de modo consistente con políticas que den preferencias a adquisiciones nacionales.

También te puede interesar: EU busca “modestas modificaciones” al TLCAN: WSJ.

Esta cláusula podría abrir la puerta para las políticas de “Buy American” (compra lo estadunidense) impulsada por Trump. Comercios estadunidenses, por su parte, podrían perder también parte de sus ventas en México y Canadá.

Schott manifestó que varios de los objetivos de negociación propuestos hacen eco de las disposiciones de la Alianza Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés), un pacto al que Trump se opuso de manera consistente en su campaña, de manera similar a su resistencia al TLCAN.

Entre estas reformas destacan protecciones del comercio digital, el endurecimiento de la propiedad intelectual y los requisitos para que empresas de propiedad estatal operen de manera comercial.

Las disposiciones laborales y ambientales propuestas del proyecto para reformar el TLCAN también recuerdan el TPP, dijo Schott.

El gobierno del presidente Trump buscaría modificaciones que en su mayoría podrían considerarse como “modestas” al TLCAN, apuntó The Wall Street Journal (WSJ).

Entre otras disposiciones, la reforma mantendría un panel de arbitraje que permite a los inversionistas de las tres naciones evitar los tribunales locales para resolver demandas civiles, pese a que los críticos de estos mecanismos opinan que afectan a la soberanía nacional.

El proyecto afirma que buscaría “mejorar los procedimientos para resolver disputas”, en lugar de eliminar los paneles de arbitraje por completo.

Estados Unidos tampoco usaría las renegociaciones del TLCAN para lidiar con las disputas sobre las políticas de moneda extranjera o para alcanzar metas numéricas en torno al déficit comercial bilateral, como algunos actores del sector comercial habían solicitado.

 

Con información de Expansión/CNN.

EU busca “modestas modificaciones” al TLCAN: WSJ

El Gobierno de EU buscaría modificaciones que en su mayoría sean modestas en la renegociación del TLCAN. El cambio más duro sería permitir cambios en los aranceles en caso de una amenaza grave a las industrias nacionales, según el diario.

El Gobierno del presidente Donald Trump buscaría modificaciones que en su mayoría podrían considerarse como “modestas” al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), apuntó este jueves el diario The Wall Street Journal (WSJ).

En una nota publicada en su versión electrónica, el diario asentó que de acuerdo con un borrador de reforma al TLCAN enviado por la oficina del representante comercial del Gobierno federal al Congreso, “Estados Unidos mantendrá algunas de las disposiciones más controvertidas” del acuerdo.

Entre otras disposiciones, la reforma mantendría un panel de arbitraje que permite a los inversionistas de las tres naciones evitar los tribunales locales para resolver demandas civiles, pese a que los críticos de estos mecanismos opinan que afectan a la soberanía nacional.

El proyecto afirma que buscaría “mejorar los procedimientos para resolver disputas”, en lugar de eliminar los paneles de arbitraje por completo.

Estados Unidos tampoco usaría las renegociaciones del TLCAN para lidiar con las disputas sobre las políticas de moneda extranjera o para alcanzar metas numéricas en torno al déficit comercial bilateral, como algunos actores del sector comercial habían solicitado.

El diario aseveró que uno de los cambios de mayor alcance es la propuesta que pide que una nación que pertenece al TLCAN restablezca los aranceles en caso de una inundación de importaciones que causen “daño grave o amenazan con causar un daño grave” a las industrias nacionales.

El documento parece constituir un compromiso entre los deseos de los más agresivos consejeros comerciales de utilizar las renegociaciones del TLCAN como una forma de establecer una nueva agenda comercial y los moderados que impulsan un modelo tradicional de libre comercio.

El proyecto, que podría aún ser revisado, sería la base de una negociación que iniciaría 90 días después de que el Gobierno de Trump notifique al Congreso sobre su intención de iniciar renegociaciones formales.

El diario aseguró que no está claro si Canadá y México estarían de acuerdo con los cambios que Estados Unidos busca.

Jeffrey Schott, académico del Instituto Peterson de Economía Internacional, un centro de estudio sobre el libre comercio, declaró que la medida que busca reimponer tarifas, conocida como ‘snapback’ en la jerga comercial, fue también buscada por el expresidente Bill Clinton, y opuesta por México.

Una misiva que acompaña el borrador enviada a los miembros del Comité de Finanzas del Senado solicita que Estados Unidos debe buscar en su relación Canadá y México medidas para revisar el déficit comercial que mantiene con estos países aunque no propone ninguna medida concreta.

Asimismo, las llamadas reglas de origen, que se refieren al porcentaje de un producto que debe producirse en los países del TLCAN podrían modificarse para “apoyar la producción y el empleo en Estados Unidos”, aunque el texto no proporciona detalles.

También te puede interesar: Dólar pierde el piso de los 19 pesos en bancos.

Otro cambio sustancial podría surgir en la sección de compras gubernamentales del TLCAN. Ahora el gobierno debe considerar ofertas de los tres países mientras que el borrador sugiere que las compras se lleven a cabo de modo consistente con políticas que den preferencias a adquisiciones nacionales.

Esta cláusula podría abrir la puerta para las políticas de ‘Buy American’ (compra lo estadounidense) impulsada por Trump. Comercios estadounidenses, por su parte, podrían perder también parte de sus ventas en México y Canadá.

Schott manifestó que varios de los objetivos de negociación propuestos hacen eco de las disposiciones de la Alianza Transpacífico (TPP), un pacto al que Trump se opuso de manera consistente en su campaña, de manera similar a su resistencia al TLCAN.

Entre estas reforma destacan protecciones del comercio digital, el endurecimiento de la propiedad intelectual y los requisitos para que empresas de propiedad estatal operen de manera comercial.

Las disposiciones laborales y ambientales propuestas del proyecto para reformar el TLCAN también recuerdan el TPP, dijo Schott.

Con información de El Financiero.

Renegociación del TLCAN, sin ser rehén de tiempos

En la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el secretario de Relaciones Exteriores indicó que se tiene que lograr un buen acuerdo para México, por lo que no se puede ser rehén de los calendarios electorales.

En la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) México no será rehén de los tiempos electorales, afirmó Luis Videgaray.

El secretario de Relaciones Exteriores dijo que se tiene que lograr un buen acuerdo para México, ya que con él se van a definir cuestiones que van a afectar el bienestar del país en las próximas décadas.

Durante su exposición en la 80 Convención Bancaria, indicó que el acuerdo tiene que hacerse bien y lo más rápido posible. “Es más importante hacerlo bien, y si además podemos hacerlo rápido, qué mejor”.

Por ello, mencionó que “lo que lo que no podemos hacer es ser rehenes de nuestros propios calendarios electorales”.

“No queremos ir hacia atrás; queremos… fortalecer a las tres naciones y no regresar a proteccionismos”

Detalló que la negociación del TLCAN será bajo las reglas del ‘fast-track’ y comenzará a mediados de este año, aunque advirtió que este proceso no será convencional, “por lo que hay que estar preparados, porque habrá sobresaltos”.

También te puede interesar: México puede sobrevivir sin TLCAN: Videgaray.

PROTECCIÓN A REMESAS
El funcionario destacó que entre los objetivos que busca México en la negociación es que las remesas deben permanecer sin afectarse, sin ponerles costos adicionales, lo cual será un tema prioritario.

Estos flujos, dijo, tienen un impacto en la economía muy importante, pero sobre todo, tienen una dimensión social, ya que son recursos que llegan principalmente a familias de bajos ingresos, resultado de un gesto solidario de quienes emigraron a Estados Unidos.

El funcionario enumero una serie de objetivos que busca el país en las negociaciones con su vecino del norte, entre las que también se buscará tener un modelo en el que la competitividad del país no se base en la mano de obra barata.

“El acuerdo debe permitir que ganen todos, principalmente los trabajadores en México, no podemos tener un modelo de competitividad internacional que se base en los bajos salarios”, dijo.

Videgaray enfatizó que también debe haber un compromiso por parte de EU en atender el problema de flujos de armas y dinero en efectivo que provienen de ese país y llegan de manera ilegal a las organizaciones criminales.

Consideró que la relación con Estados Unidos siempre ha sido prioritaria y lo que se resuelva en las negociaciones va a determinar la convivencia y la vida económica y social futura con ese país.

En su opinión, en esta negociación el país va a llegar a la mesa con apertura, con ideas frescas, a buscar que esto sea una negociación ganar-ganar, ya que al final de cuentas, la integración económica, genera mucho valor.

LÍMITES
El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores destacó que en las negociaciones con EU existen algunos límites que han sido expresados a ese país, entre los que destacó que no se tolerará la violación a los derechos fundamentales de los mexicanos, y en su caso de ocurrir, se acudirá a las instancias internacionales.

Agregó que ha quedado claro que el país no participará en el financiamiento de ninguna barrera física.

Con información de El Financiero.

México puede sobrevivir sin TLCAN: Videgaray

México está listo para una cancelación del tratado comercial si no se logra un acuerdo que beneficie a las tres naciones, aunque lo deseado es alcanzar un buen pacto, dijo el canciller mexicano.

México está preparado para una cancelación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) si no logra llegar a un acuerdo con Estados Unidos y Canadá que beneficie a las tres naciones, dijo Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores de México.

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto está comprometido a garantizar que Norteamérica siga siendo una región libre de aranceles y ha sido claro en establecer los límites de lo que puede aceptar en una negociación con Estados Unidos, dijo Videgaray el jueves en una entrevista con Bloomberg TV.

Las dos naciones tienen una relación profunda y compleja, y una relación fuerte con el consejero y yerno de Trump, Jared Kushner, es un activo para México, dijo Videgaray.

Videgaray dijo que México está abierto a incluir un mecanismo de estabilización del peso, mencionado a principios de este mes por el Secretario de Comercio de Estados Unidos Wilbur Ross, como parte de una actualización del TLCAN, así como nuevos sectores como el comercio digital, la energía y las telecomunicaciones.

Como el gobernador del banco central Agustín Carstens, Videgaray dijo que considera que la moneda del país está subvaluada incluso después del alza récord que ha registrado desde que Trump tomó posesión.

Dijo que la recuperación muestra que el mercado entiende que los tres socios del TLCAN están comprometidos a trabajar duro para llegar a un buen acuerdo, dijo.

“Si lo que está sobre la mesa es algo que no es bueno para México, México se retirará del TLCAN”, dijo Videgaray, en el marco de la convención bancaria anual de México en Acapulco.

“Habrá un futuro sin eso. La pregunta es: “¿Por qué querrían hacer eso, si podemos tener un acuerdo comercial que pueda ser mejorado mucho en beneficio de los tres países?”

México resintió el impacto inicial de la presidencia de Donald Trump porque el peso cayó a consecuencia de las amenazas del presidente de Estados Unidos de que renegociaría o cancelaría el TLCAN y obligaría a México a pagar un muro fronterizo para evitar que entraran inmigrantes indocumentados.

También te puede interesar: Nuevos episodios de volatilidad aún amenazan a México: Hacienda.

Desde entonces la moneda se ha recuperado luego de que funcionarios de la administración de Trump dijeron que confiaban en que pudiera llegarse a un acuerdo comercial que beneficiara a los dos países.

Remesas

Entre los objetivos que busca México en la negociación comercial con Estados Unidos es que las remesas deben permanecer sin afectarse, sin ponerles costos adicionales, lo cual será un tema prioritario, señaló en entrevista con El Financiero el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray.

Videgaray señaló este jueves que estos flujos tienen un impacto en la economía muy importante, pero sobre todo tienen una dimensión social, ya que son flujos que llegan principalmente a familias de bajos ingresos, resultado de un gesto solidario de quienes emigraron a Estados Unidos.

Durante su participación en la 80 Convención Bancaria, el funcionario detalló una serie de objetivos que busca el país en las negociaciones con su vecino del norte, entre las que también se buscará tener un modelo en el que la competitividad del país no se base en la mano de obra barata.

“El acuerdo debe permitir que ganen todos, principalmente los trabajadores en México, no podemos tener un modelo de competitividad internacional que se base en los bajos salarios”

Videgaray señaló también que debe haber un compromiso por parte de Estados Unidos en atender el problema de flujos de armas y dinero en efectivo que provienen de ese país y llegan de manera ilegal a las organizaciones criminales.

Consideró que la relación con Estados Unidos siempre ha sido prioritaria y lo que se resuelva en las negociaciones va a determinar la convivencia y la vida económica y social con ese país para las próximas décadas.

Asimismo, indicó que ante la actual coyuntura, México debe tener más presencia en el resto del mundo, diversificar sus relaciones políticas y comerciales.

Con información de El Financiero.

A mediados de año inicia negociación de TLCAN

Las negociaciones formales del TLC iniciarán a finales de junio o principios de julio, dijo Luis Videgaray, titular de Relaciones Exteriores.

La negociación de TLCAN comenzará a finales de junio, estimó Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores.

Se trata de una fecha diferente a la prevista por Wilbur Ross, quien señaló el miércoles que comenzarían a finales de año.

El canciller destacó que es probable que las negociaciones formales comiencen a finales de junio o principios de julio, una vez que terminen las consultas con empresarios y académicos que se realizan en México.

“A partir de ese momento iniciarán las conversaciones formales que podrán tomar un proceso normal de discusión de varios meses. Y esto es lo que nos podría llevar a que los posibles acuerdos en materia comercial se concretaran a finales de año”, agregó Videgaray durante una conferencia en Washington.

También te puede interesar: Videgaray: “Solo México decide quién entra y quién sale del país”.

SE REÚNEN ROSS GUAJARDO

La reunión que sostuvieron ayer el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y su contraparte estadounidense, Wilbur Ross, se trata de un primer paso hacia una relación con un mayor nivel de certidumbre, de acuerdo con expertos consultados por El Financiero.

El encuentro fue dado a conocer ayer por el gobierno mexicano cerca del mediodía, apenas unas horas antes de que se materializara; sin embargo, hasta el cierre de esta edición, no se dieron a conocer detalles de la misma.

“Es muy importante porque es un primer paso para ir despejando la incertidumbre con respecto a la relación comercial y económica más importante que tiene México con otro país”, dijo Arturo Carranza, consultor del Instituto Nacional de Administración Pública.

Además, destacó que desde que Ross asumió el cargo, el 28 de febrero pasado, el discurso comercial de Washington hacia México ha ido dejando una retórica agresiva para darle lugar a uno más conciliador.

En este sentido, México tendrá más claridad y certidumbre para desarrollar una estrategia de negociación, según Manuel Valencia, director de negocios internacionales en el Tec Santa Fe.

“Lo que seguirá es que Guajardo regrese y se junte con las cámaras para empezar a ver cuáles son los intereses particulares que a lo mejor Estados Unidos están pidiendo tocar y saber cuál será la postura mexicana”, dijo.

Con información de El Financiero.

Renegociación del TLCAN será a finales de año: Wilbur Ross

El secretario de Comercio de Estados Unidos dijo que probablemente las pláticas sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte serán en “la última parte de este año”. 

El gobierno de Estados Unidos probablemente no inicie negociaciones “reales” para reformar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) hasta más adelante en el año, dijo Wilbur Ross, secretario de Comercio.

“Quisiera los resultados mañana, pero el mundo no funciona así”, dijo Ross este miércoles en una entrevista con Bloomberg. Agregó que probablemente se llegaría a “la última parte de este año antes de que se realicen verdaderas negociaciones”.

Ross, quien juró el mes pasado como secretario de Comercio, dijo esperar que las conversaciones no duren “mucho más de un año”.

Los comentarios del secretario llegan cuando los socios de Estados Unidos en el acuerdo se preparan para negociaciones que podrían volverse polémicas e incluso terminar con una de las zonas de libre comercio más grandes del mundo.

Canadá ha pedido que se inicien pronto conversaciones en medio del temor a que la incertidumbre sobre el resultado obstaculice las inversiones, mientras que el gobierno mexicano ya ha comenzado a discutir el acuerdo con empresas que dependen en gran medida del TLCAN.

El peso mexicano se ha depreciado un 6 por ciento desde que Donald Trump ganó la presidencia, mientras los inversionistas apuestan a que su compromiso de reducir el déficit comercial de Estados Unidos con su vecino del sur dañará la economía.

También te puede interesar: Grave, separar familias, dice México a EU.

El peso cayó en las operaciones tempranas del miércoles, luego de que un informe de empleo en Estados Unidos subrayó las expectativas de que la Reserva Federal suba las tasas de interés este mes. El dólar canadiense se ha debilitado 0.9 por ciento Desde las elecciones de Estados Unidos.

DISCUSIONES “PRELIMINARES”

Ross dijo que el gobierno de Trump está teniendo conversaciones “preliminares” con legisladores estadounidenses sobre el TLCAN, pero no ha dado aviso oficial al Congreso de que comenzará las negociaciones.

En el marco de la ley que otorga al presidente la llamada autoridad “fast-track” sobre pactos comerciales, Trump debe dar al Congreso 90 días de aviso de que tiene la intención de revisar un acuerdo existente. Antes de iniciar las conversaciones, debe establecer las metas de la administración y consultar con los comités clave en la Cámara y el Senado.

Cualquiera de los tres participantes del TLCAN puede retirarse del acuerdo con un aviso de seis meses. Trump ha dicho que se retiraría si sus contrapartes no están dispuestos a renegociar un acuerdo.

Aunque Trump ha dado pocos detalles sobre lo que está buscando exactamente al repensar el TLCAN, podría afectar a las empresas estadounidenses que producen bienes en México, incluyendo Ford Motor y Whirlpool.

Trump ha prometido renegociar acuerdos comerciales para proteger a los trabajadores estadounidenses, poniendo a “Estados Unidos primero” en las relaciones con otros países.

Ross dijo este miércoles que Estados Unidos ha librado una “guerra comercial” durante décadas, sin referirse a un país específico.

La diferencia es que nuestras tropas están llegando a las murallas

Sin embargo, agregó, Estados Unidos debería tener el apalancamiento necesario para evitar sufrir mucho daño.

“Si la gente sabe que tienes la gran bazuca, probablemente no tengas que usarla”, dijo.

Con información de El Financiero.