TLC

Nuevo TLC con la Unión Europea es esencial para México

Las circunstancias actuales sólo hacen que un nuevo tratado comercial con la Unión Europea sea aún más necesario, de acuerdo con el subsecretario mexicano de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker. 

Un nuevo tratado de libre comercio con la Unión Europea es primordial para el país y ambas partes pretenden sellar un acuerdo este año, dijo el subsecretario de Economía de México.

México y el bloque de 28 naciones están llevando a cabo una tercera ronda de negociaciones esta semana para mejorar un acuerdo existente que data del 2000 y que básicamente reduce los aranceles sobre los bienes industriales.

“Es primordial. Ahora no hay otro tema, ninguna otra negociación en la agenda comercial de México es como ésta”, dijo la noche del lunes a Reuters en Bruselas Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior.

Las dos partes acordaron en 2015 renovar sus relaciones comerciales y celebraron dos rondas de conversaciones el año pasado. La elección del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha reforzado la necesidad de México de reducir su dependencia de las importaciones y exportaciones con su vecino del norte.

Trump se comprometió a renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que se alcanzó hace 23 años, por lo que los mexicanos enfrentan la posibilidad de unos mayores aranceles a las importaciones desde Estados Unidos.

También te puede interesar: Inversionistas en México descubren que hay vida después de Trump.

“Las circunstancias actuales supongo que sólo lo hacen aún más necesario”, dijo Baker sobre un acuerdo con la UE, agregando que hay razones para pensar que un acuerdo podría ser alcanzado este año. En momentos en que las negociaciones comerciales entre la Unión

Europea y Estados Unidos están congeladas, el bloque de 28 países ha centrado su atención en cerrar acuerdos con otros tres socios: Japón, el Mercosur y México.

Bruselas está particularmente interesado en lograr éxitos en materia comercial para mostrar que está intentando aplacar el impacto de la salida de Reino Unido del bloque y demostrar que es un paladín del libre comercio para contrarrestar la postura proteccionista de Trump.

Con información de El Financiero.

Tres factores que llevarían al dólar a más de 20 pesos

El tipo de cambio podría superar 20 pesos por dólar derivado de la incertidumbre financiera que provoca la posible salida de Gran Bretaña de la EuroZona y la posibilidad de que el candidato por la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump resulte electo, aseguró Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer. “De que podría superar, podría superar los 20 pesos”, resaltó.

Comentó que las preocupaciones por el ciclo global, las expectativas sobre la normalización de la política monetaria en Estadios Unidos se han combinado con algunos intervalos de clara diferenciación negativa del peso mexicano para llevar al dólar a niveles por encima de 18.2 pesos por dólar, lo que la mantiene como la segunda moneda más depreciada entre las divisas emergentes.

Detalló que Trump propone la apertura y renegociación del TLC, la confiscación de las remesas que envían los mexicanos, los que se convierten en temas que podrían aumentar la incertidumbre.

Consumo interno impulsa crecimiento
La fortaleza del mercado interno ha permitido que la economía mexicana se encuentre fuerte para resistir el entorno de volatilidad y bajo crecimiento a nivel mundial, consideró Carlos Serrano, economista en jefe de Grupo Financiero BBVA Bancomer.

En conferencia de prensa, en la que se dio a conocer el informe Situación México, el economista del principal grupo financiero del país destacó que el consumo privado seguirá siendo el principal componente de la demanda agregada que impulsará el crecimiento económico de México a lo largo del este año.

“El consumo privado está apoyado por incrementos en el salario real, remesas en moneda nacional y la continuidad de los programas de formalización del empleo”, explicó Carlos Serrano.

De ahí que la institución elevó de 2.2 a 2.6% el pronóstico de crecimiento para México en un entorno en donde la economía mundial se estima que crezca a una tasa de 3.2% como consecuencia del bajo desempeño observado en el primer trimestre del año.

Resaltó que el país ha demostrado su capacidad para enfrentar dos retos en particular que se presentan en el entorno exterior. Por un lado, la caída en los precios internacionales del petróleo y por el otro, la desaceleración del sector manufacturero en Estados Unidos.

No obstante, reconoció que el mercado interno ha reaccionado de manera “muy robusta y el hecho de que muestre esas tasas de crecimiento es señal de que las fortalezas macroeconómicas han dado las bases al país para enfrentar choques externos”.

Explicó que el mercado interno está compensando las debilidades del sector externo y así se mantendrá hacia delante gracias a los bajos niveles de inflación, que se mantendrán durante el año para cerrar por debajo de tres por ciento.

Indicadores
Carlos Serrano comentó que esta favorable evolución de la inflación responde principalmente a la holgura que persiste en la economía, la disminución de algunos precios que ha provocado un efecto compensación del traspaso del tipo de cambio a la inflación (pass-through) y el anclaje de las expectativas de inflación.

Agregó que en los mercados financieros, la mayor frecuencia y persistencia de los episodios de riesgo ha quedado de manifiesto en la cotización del tipo de cambio, que al momento sigue siendo la principal variable de absorción de choques.

La incertidumbre cambiaría detonó nuevamente la expectativa de un movimiento al alza y fuera de calendario de la tasa de referencia. Aunque la comunicación del banco central ha sido contraria a este escenario, la debilidad del peso y la menor probabilidad de un movimiento por parte de la FED en junio, mantienen las expectativas de una divergencia entre la política monetaria de México y Estados Unidos.

Con información e imágenes de Dinero en Imagen