Lucha

Mujeres que marcaron la historia

Conoce algunas de las integrantes del género femenino que se mantuvieron fieles a sus ideales y se atrevieron a ir contra corriente.

El rol de la mujer en la historia la coloca únicamente como madre y ama de casa. Hoy en día esto ha cambiado, pues además de estos roles muchas mujeres se desempeñan como exitosas profesionistas en diferentes ámbitos. Si bien la desigualdad de género no es tan abismal como en siglos pasados, aún es largo el camino por recorrer. Cabe destacar que los derechos que damos por sentados como la educación y el sufragio, fueron ganados gracias a mujeres que se atrevieron alzar su voz aún cuando la sociedad les gritaba que se mantuvieran sumisas y calladas. A continuación te presentamos algunas de estas heroínas que se atrevieron a luchar.
Sor Juana Inés de la Cruz
También conocida como “la Décima Musa” y “el Fénix de América”, Sor Juana fue una de las pioneras del movimiento moderno de liberación femenina. Nació en 1651 en una época donde la educación para la mujer era inconcebible. No obstante, esa cuestión no desalentó sus ganas de aprender. Prueba de ello fue que a los siete años ya sabía leer y escribir. Era tal su pasión por el conocimiento que le pidió a su madre que la vistiera de hombre para poder ir a la universidad. Su progenitora se negó, pero eso no debilitó su espíritu. A los 14 años fue dama de honor de Leonor Carreto, esposa del virrey Antonio Sebastián de Toledo, y brilló en la corte virreinal por su inteligencia. Siendo la iglesia su única alternativa para continuar con sus inclinaciones intelectuales, ingresó al convento de las carmelitas descalzas. Fue allí donde escribió su extensa obra. Entre lo destacado de su obra está el poema “Primero sueño”.
Elvia Carrillo Puerta
El sufragio femenino en México no tiene tanto tiempo como quisiéramos. De hecho, solo tiene 63 años. Elvia fue una de las mujeres que luchó incansablemente por él hasta que se obtuvo en 1953. Nacida en Yucatán en 1881, Carrillo Puerta fue una luchadora social cuyo activismo le llevó a ganarse el mote de “Monja Roja del Mayab”. En 1923 se convirtió en la primera mujer mexicana electa como diputada del congreso local. No obstante, renunció debido a las amenazas de muerte en su contra. En 1926 envió un extenso escrito a la Cámara de Diputados solicitando que reformaran el artículo 34 Constitucional con el fin de que otorgaran el derecho al voto a las mujeres. De igual manera luchó por el control de la natalidad, el amor libre y los derechos políticos y sociales de las mexicanas.
Susan B. Anthony
Su rostro puede resultarte familiar pues está plasmado en las monedas de un dólar creadas en 1979. Sin embargo, no siempre tuvo el aprecio de las autoridades. En una época donde las mujeres estaban limitadas y la represión estaba a la orden del día, Susan rompía con el status quo de aquel tiempo, pues creía fervientemente que todas las personas eran iguales. Este ideal la llevó a ser una de las principales líderes del movimiento sufragista femenino en Estados Unidos. En 1872, Susan encabezó una manifestación que se presentó ante las urnas de Rochester, Nueva York, su ciudad natal, para ejercer el derecho al voto. Fue arrestada y condenada a pagar una multa, a la que se negó rotundamente. Sin embargo, las autoridades decidieron no proceder. Su inmensa labor nacional e internacional dentro del movimiento sufragista rindió frutos a los 14 años de su muerte cuando el gobierno americano aprobó el voto femenino en 1920.
Rosa Parks
Humilde modista negra, hija de un carpintero y de una maestra, Rosa era una gran defensora de los derechos civiles estadounidenses. En 1949 se convirtió en asesora de la National Association for the Advancement of Colored People, una asociación para promover el bienestar de los negros. Sin embargo, fue en 1955 cuando sucedió el incidente que la hizo mundialmente famosa: se negó a cederle su asiento en el autobús a un hombre blanco. Rosa fue detenida y obligada a pagar una multa. Su acto, aunque pareciera insignificante, puso de manifiesto las condiciones de segregación a las que estaban sometidas las personas de color. Su negación a ceder el lugar tuvo grandes repercusiones en el terreno de la lucha por la igualdad de derechos como la creación del Montgomery Improvement Association, que tenía como principal objetivo la defensa de los derechos civiles, donde Martin Luther King era el presidente.
Con información e imágenes de El Horizonte

Lucha contra el Sida no termina

Desde la década de los 80, famosos despertaron la conciencia humana sobre este mal al confesar ser portadores; hoy es el Día Internacional de la Prevención

El pasado 17 de noviembre, el actor Charlie Sheen anunció que es portador del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH, etapa inicial del Sida), noticia que impactó al mundo y generó tendencia en redes sociales.

Hoy, Día Internacional de la Prevención del Sida, esa misma masa que se estremeció con la revelación de Sheen podrá unirse a la causa para difundir y prevenir, otros recordarán a los personajes que han pacido esta enfermedad, algunos ya fallecidos, otros en pie de lucha desde la década de los 80 del siglo pasado, cuando fue el “boom” del VIH que sigue sin tener cura.

A continuación, ABC te presenta un recuento de famosos que al reconocer públicamente la enfermedad (cuya mejor arma sigue siendo la prevención) contribuyeron a acabar con el tabú que la rodeaba.

Era 1985 y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) empezaba a ser un problema de alcance mundial por su alta tasa de contagio y de mortalidad, debido a la falta de medicamentos eficaces y el silencio se imponía para hablar de la enfermedad.

El primero en romper ese tabú fue Rock Hudson, que en julio de aquel año reconoció públicamente que un año antes le habían diagnosticado ser portador del virus.

En aquel tiempo se creía que el virus sólo se transmitía mediante relaciones homosexuales, aunque después se supo que las formas de contagio eran más amplias.

En cualquier caso, el anuncio de Hudson, que moriría apenas unos meses después, despertó al mundo.

Tras el anuncio de Hudson y su fallecimiento, los casos entre famosos se multiplicaron al mismo ritmo que entre la población anónima.

La imagen de la mujer fue sacudida también. Gia Carangi, considerada por algunos como la primera supermodelo del mundo, era adicta a la heroína y contrajo VIH a mediados de los años 80, al igual que la supermodelo Tina Chow, mientras que el diseñador de modas Perry Ellis murió en 1986 por esa causa.

Un año devastador fue 1991; el basquetbolista Earvin “Magic” Johnson anunció que era portador del virus, mientras el tenista Arthur Ashe, primer deportista negro ganador del torneo de Wimbledon, falleció al igual que el cantante británico Freddie Mercury, líder del grupo Queen, y el salsero puertorriqueño Héctor Lavoe.

Uno de los casos más sonados fue el del campeón olímpico de salto Greg Louganis, quien anunciara en 1995 que estaba infectado… siete años después de participar en Seúl 1988, donde tuvo un accidente, se golpeó la cabeza y sangró abundantemente en la piscina. Actualmente está con vida.

En México se carece de cultura preventiva

De acuerdo con Censida, de 1983 al segundo trimestre de 2015 se tiene registro de 178 mil 126 casos de Sida en México. En lo que va de 2015 se diagnosticaron seis mil 374 nuevos casos, de los cuales de VIH (etapa inicial) corresponden tres mil 352 y de Sida (etapa avan zada) tres mil 022.

“En México el problema es la cultura de la prevención y el chequeo oportuno, porque se puede vivir con VIH, que es cuando te infectas, pero no con el Sida, que es cuando ya no hay remedio para sobrellevarla”, expresa Patricia Uribe, directora general de Censida.

La falta de información y de campañas preventivas han hecho que los jóvenes sean el grupo más vulnerable para el contagio del VIH/Sida.

El porcentaje de jóvenes entre 15 y 29 años que tienen la enfermedad es de 33.9. Los estados con mayor tasa de nuevos casos de Sida en este año son: Campeche, Colima, Yucatán y Tlaxcala. Mientras que de VIH son: Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Tabasco y Puebla.

El año pasado se notificaron nueve mil 931 casos: de VIH cinco mil 091 y de Sida cuatro mil 840.

Con información e imágenes de Periódico ABC