Lectura

Revelan malos hábitos de lectura en los mexicanos

El 81.2 por ciento de los mexicanos tienen malos hábitos de lectura y el 63.8 por ciento están poco interesados en ella; la mayor parte de lectores consumen libros de ciencia ficción y el 59.2 prefieren a los autores extranjeros, revela una encuesta de opinión realizada por Gabinete de Comunicación Estratégica y Kaleydoscopio.

El análisis realizado para en febrero pasado, a partir de 600 encuestas distribuidas en las 32 entidades del país, en las que participaron hombres y mujeres mayores de 18 años de edad, señala que sólo el 2.4 por ciento de los consultados cree que los mexicanos están muy interesados en la lectura.

Al preguntar cuál es el género literario que consideran mayormente consumido, el 66.3 por ciento respondió que cree que la ciencia ficción, el 58.2 por ciento se inclinó por el género romántico, el 57.8 por ciento por libros de aventura y el 55.9 por el terror.

Los libros dirigidos al sector infantil interesarían al 54.1 por ciento; el policial al 53.5 por ciento y los enfocados a temas de autoayuda al 47.7 por ciento.

También te puede interesar: Día Internacional del Libro.

De los encuestados, el 32.2 por ciento no sabe el nombre de un escritor, el 18.8 optó por no responder y solo el 12.9 por ciento recordó a Octavio Paz, el 2.9 a Carlos Cuauhtémoc Sánchez, el 2.5 a Juan Rulfo y el 2.2 a Carlos Fuentes.

Con menos del dos por ciento se ubicaron autores como Amado Nervo, Carlos Monsiváis, José Emilio Pacheco, José Vasconcelos y Elena Poniatowska.

El documento apunta que el 32.2 por ciento de los mexicanos prefiere leer a autores mexicanos, mientras que el 59.2 opta por extranjeros, siendo el colombiano Gabriel García Márquez el más recordado con 7.6 por ciento, le siguieron el brasileño Paulo Coelho (2), el chileno Pablo Neruda (0.9) y el español Miguel de Cervantes con (0.7).

Con información de El Horizonte.

Atrapa en su red a la COMIC-CON

Aunque parecía que los personajes de DC Comics por fin se iban a robar el show en la Comic-Con de San Diego, con el estreno de los tráileres de ‘Justice League’ y ‘Wonder Woman’, Marvel guardó lo mejor para el final y demostró que todavía le lleva una amplia ventaja a su ‘distinguido competidor’.

Y es que mientras el sábado fue prácticamente acaparado por los creadores de Batman, Superman y Flash (entre otros), la compañía responsable de Avengers se robó el show con sus avances de Doctor Strange, Black Panther, Guardians of the Galaxy 2, pero sobre todo con la cinta de su personaje más emblemático: ‘Spider-Man: Homecoming’.

Marvel lanzó un teaser del nuevo filme del arácnido, programado para estrenarse en julio de 2017, donde se muestra a Peter Parker (Tom Holland) lidiando con sus responsabilidades como estudiante y superhéroe, además de darnos un vistazo de ‘El Buitre’, que será el enemigo al que se enfrentará en esta ocasión.

Con eso fue suficiente para que los amantes de los superhéroes y la ciencia ficción se pusieran frenéticos y aplaudieran a más no poder, en lo que se convirtió en uno de los segmentos más exitosos y comentados de la convención de cómics, celebrada en San Diego.

Y eso sin contar que Marvel presentó además adelantos de la tercera película de Thor –titulada ‘Ragnarok’ y en la que el dios nórdico estará acompañado por el increíble Hulk– y que anunciaron que la actriz ganadora del Óscar, Brie Larson, protagonizará ‘Captain Marvel’.

‘Sólo queremos venir a la ComicCon cuando tenemos muchas cosas que enseñarles’, expresó satisfecho el presidente de Marvel, Kevin Feige, ante un repleto Salón H del Centro de Convenciones de San Diego, que cuenta con capacidad para 6 mil 500 personas.

El director Jon Watts y el nuevo Spider-man, Tom Holland, se subieron al escenario para mostrar las primeras imágenes de la nueva y esperada cinta del héroe arácnido ‘Spider-Man: Homecoming’, mismas que lograron capturar la atención de todos los presentes.

Por su parte, el filme ‘Doctor Strange’, mismo que se estrenará en noviembre del presente año, tuvo también su momento de gloria al develarse en la Comic-Con un nuevo tráiler que muestra más detalles del origen y el místico viaje que afrontará Stephen Stange, interpretado por Benedict Cumberbatch.

Con información e imágenes de ABC

5 libros que deberías leer este verano según Bill Gates

Bill Gates es mejor conocido por ser el hombre más rico del mundo, pero también es un visionario y el mayor filántropo en el mundo. Si a eso le sumas que es un ávido lector, entonces deberías escuchar sus consejos.

El cofundador de Microsoft devora libros como dólares entran a su cuenta bancaria y disfruta de compartir su opinión sobre los libros más interesantes que se cruzan en su camino.

En su blog, Gates Notes, el empresario recomienda algunos títulos que puedes conseguir este verano:

1.- ‘Seveneves’, de Neal Stephenson

Es una novela de ciencia ficción que aborda el esfuerzo de sobrevivir de la raza humana tras una serie de eventos apocalípticos en la Tierra, seguidos de la desintegración de la Luna.

Quizás pierdas la paciencia con toda la información sobre viajes espaciales —Stephenson, que vive en Seattle, hizo una buena investigación— pero yo amé los detalles técnicos. Seveneves me inspiró a retomar mis lecturas de ciencia ficción”, asegura Gates.

2.- ‘How Not To Be Wrong’, de Jordan Ellenberg

El autor es un matemático y escritor que explica el papel que juegan las matemáticas en nuestras vidas diarias sin que lo notemos.

Cada capítulo inicia con un tema que parece bastante sencillo — elecciones políticas, por ejemplo— y luego lo usa como punto de partida para hablar de las matemáticas relacionadas. En algunos momentos se complica, pero siempre logra seguir captando la atención del lector”, destaca Gates.

 3.- ‘The Vital Question’, de Nick Lane

El autor argumenta que sólo podemos entender cómo surgió la vida y cómo los organismos se convirtieron en algo tan complejo, si entendemos cómo funciona la energía.

Incluso si los detalles del trabajo de  Nick resultaran incorrectos, sospecho que su enfoque sobre la energía será visto como una importante contribución a nuestra comprensión sobre dónde provenimos”, precisa el empresario.

4.- ‘The Power to Compete’, de Ryoichi Mikitani y Hiroshi Mikitani

Diálogos entre Ryoichi, un economista, y su hijo Hiroshi, fundador de una compañía de internet, intentan responder preguntas como: ¿Por qué las compañías japonesas fueron eclipsadas por competidores de China y Corea del Sur? y ¿Podrán revivir?

Aunque no estoy de acuerdo con todo el programa de Hiroshi, creo que tiene varias ideas buenas. El libro es una mirada inteligente al futuro de un país fascinante”, asegura Gates,

5.- ‘Sapiens: A Brief History of Humankind’, de Noah Yuval Harari

El autor asume un reto enorme: contar la Historia de la humanidad en 400 páginas. Escribe sobre las especies de la actualidad y cómo la inteligencia artificial, la ingeniería genética y otras tecnologías nos cambiarán en el futuro.

Aunque no concuerdo con algunas ideas — en especial cuando Harari asegura que los humanos estábamos mejor antes de la agricultura— recomendaría el libro a cualquiera interesado en la historia y futuro de nuestras especies”, concluye Gates.

Con información e imágenes de Dinero en Imagen

“Leer más y mejor” necesita más que libros en las bibliotecas escolares

El Programa de Fomento para el Libro y la Lectura, anunciado el pasado mes de marzo por la Secretaría de Cultura y la SEP, tendría un incremento de 100 millones de pesos para el reparto de libros a las bibliotecas escolares. No obstante, especialistas refieren la insuficiencia del programa para acercar a niños y jóvenes a la lectura.

Dotar de libros las bibliotecas y las aulas de primarias y secundarias es un acto necesario pero no es suficiente para que los niños y adolescentes se acerquen a la lectura, así lo considera el escritor Juan Domingo Argüelles y Carlos Anaya Rosique, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), a propósito del Programa de Fomento para el Libro y la Lectura que el pasado mes de marzo anunciaron la Secretaría de Cultura y la Secretaría de Educación Pública (SEP) con el incremento de 100 millones de pesos para el reparto de libros a las bibliotecas escolares.

Pero, ¿qué otras acciones incluye dicho programa que, de acuerdo con Mariana Núnez Bespalova, directora General de Publicaciones de la Secretaría de Cultura, se dará a conocer de manera oficial a inicios del segundo semestre de 2016?

Gracias al periódico LCrónica, te presentamos el anteproyecto del Programa de Fomento para el Libro y la Lectura (PFLL) redactado por la Secretaría de Cultura, así como una radiografía de las bibliotecas escolares a nivel nacional, por ser el aumento de libros en educación básica, el primer compromiso público anunciado por Rafael Tovar y de Teresa y Aurelio Nuño.

Anteproyecto.

En las tres hojas del anteproyecto se puede leer que la meta es que en México “se lea más, pero también que se lea mejor”, para ello se plantea: crear más puntos de acceso a la lectura aprovechando la estructura cultural existente, capacitación de personal para que funja como mediador y promotor de lectura, y usar las nuevas tecnologías para difundir la lectura.

“El Programa debe plantearse objetivos muy altos: además de garantizar el acceso a diversos materiales y plataformas de lectura, es necesario estimular la creación artística y académica; robustecer cada uno de los eslabones de la cadena de valor del libro y aprovechar la tecnología en la gestión y difusión de las distintas actividades, así como multiplicar los puntos de acceso a la lectura en particular en donde se carezca de ellos”, se explica en el documento en poder de Crónica.

Sobre los recortes presupuestales destinados a cultura y educación se lee: “los tiempos nos obligan a ser más eficientes y responsables en el buen uso de los recursos, por lo que el PFLL deberá plantearse también el mejor aprovechamiento de la infraestructura cultural existente”.

De acuerdo al documento, la parte sustancial del programa es atender los indicadores internacionales para que México tenga una mejor posición en la tabla de habitantes lectores, “de manera que el PFLL debe contemplar que en México se lea más, pero que también se lea mejor”.

“Si bien la más reciente Encuesta Nacional de Lectura y Escritura —se agrega en el anteproyecto—, informó que en el país se leen 5.3 libros al año por gusto y por necesidad, también reveló que más de la mitad de los mexicanos no lee ninguno o lee menos de dos libros en el mismo periodo. Ese es el indicador que el Programa debe considerar como objetivo principal: disminuir el porcentaje de no lectores y aumentar el gusto por la lectura”.

Para lograr los objetivos, la Secretaría de Cultura considera cuatro líneas estratégicas: poner a disposición los materiales de lectura, coordinar actividades de promoción, ofrecer un amplio programa de capacitación y profesionalización, y la creación de contenidos.

¿Y los resultados?

La Secretaría de Cultura, a través del Observatorio de la Lectura enumera un total de 46 iniciativas existentes para fomentar la lectura en todo el país, de las cuales, dos tienen cobertura nacional: Programa Nacional Salas de Lectura y Programa Nacional de Lectura y Escritura, a los cuales se sumaría el PFLL.

“El gran problema en México es que cada sexenio se reinventa el programa de lectura y nunca se entregan cuentas del programa sexenal que se dejó atrás. Los programas de lectura en México nunca han entregado cuentas de cuál fue el resultado, cada que llega un nuevo gobierno, hace a un lado lo que se estaba haciendo e inicia una cosa diferente, de la cual tampoco entregará cuentas”, comenta el poeta Juan Domingo Argüelles.

En opinión del experto, los programas de fomento a la lectura deben abrirse a la ciudadanía. “Me refiero que pasantes de distintas carreras vayan a la escuela a participar y a compartir la lectura. La SEP nunca se han interesado en eso porque quieren hacerlo con los propios profesores, pero es que los profesores, que me perdonen, yo conozco el sistema educativo y sé perfectamente que hay una proporción de maestros que están interesados en la lectura y hay una enorme cantidad de desinteresados”.

Si van a poner lectura en voz alta, añade el escritor, deberían empezar con los propios profesores que no saben leer en voz alta, con los profesores que no leen de manera frecuente y con los profesores que no entienden lo que leen.

Evaluación.

Juan Domingo Argüelles, quien ha estudiado los dos programas nacionales de lectura (Salas de Lectura y Programa Nacional de Lectura y Escritura), opina que las Salas de Lectura es una iniciativa virtuosa de la Secretaría de Cultura porque está hecha con voluntarios que improvisan un espacio, ya sea un garaje o su propia casa, para leer; y a quienes la Secretaría les proporciona libros sin reclamo alguno.

“Tiene la virtud de que las personas que realmente tienen interés por la lectura son aquellas que proponen o piden que la Secretaria los dote de libros para desarrollar esa inquietud. No son bibliotecarios, son personas comunes, no reciben ningún salario y de este modo el programa ha crecido. También hay una facilidad de que los libros que se les entregan sean fondo perdido, es decir, no les van a cobrar si pierden el material”, detalla.

Sin embargo, el Programa Nacional de Lectura y Escritura no cuenta con la misma virtud. “Está hecho justamente con personal asalariado, con los maestros, y no está necesariamente hecho para los profesores que tienen interés por la lectura”.

Otro problema de este programa, indica, es que las aulas y las bibliotecas escolares se dotan de libros mal elegidos por un equipo multidisciplinario que funge como comité asesor.

“Este programa antes era Libros del Rincón que durante muchos años funcionó con un precepto magnifico: se preocuparon porque los materiales fueran de lectura, es decir, que estuvieran alejados en la mayor medida posible de los programas escolares. Porque si los programas escolares se montaban sobre las bibliotecas, aquello se convertía en tarea y obligación”, externa.

Con el tiempo, añade, el proyecto se convirtió en el Programa de Lectura y Escritura y con ello, los libros de lectura disminuyeron. “Está lleno de libros de otra naturaleza, de libros informativos y hasta libros de carácter ideológico que me parece mal porque si en un determinado año el programa se destina a la equidad o al tema de la contaminación, prácticamente todos los libros giran sobre ese eje, entonces se convierte en tarea y en una manera de reforzar la parte curricular”.

Argüelles opina que para hacer un programa de lectura se debe consultar a los beneficiarios. “En ese sentido, no hay estudios ni experiencias donde se haya consultado a los alumnos y a las personas de ciertas edades y condiciones. Se debe encontrar una media de interés para saber qué es lo que más les gustaría leer y no las ocurrencias de que si se está festejando el aniversario de determinado autor, les imponen la lectura de sus obras”.

Aulas.

En opinión de Carlos Anaya Rosique, presidente de la Caniem, los programas de fomento a la lectura necesitan fortalecerse, como es el caso de las bibliotecas en las aulas que en el año 2002 inició exitosamente con el sistema Libros del Rincón, el cual ha decaído.

“Ese proyecto inició con un presupuesto de aproximadamente 550 millones de pesos que hoy por diversas circunstancias se ha reducido a 48 millones de pesos. Si bien fue un proyecto muy interesante, no fue acompañado con acciones de promoción de la lectura, de mayores actividades; poner sólo los libros en un aula es necesario pero no suficiente”, comenta.

Las aulas con libros necesitan renovar sus acervos, se pensaría que existen entre 80 y 100 títulos en cada salón escolar, señala Rosique Anaya y agrega que no sólo es necesario hablar de libros en escuelas, también tener librerías.

“¿A dónde puedan acudir los niños y buscar los libros que tienen en la escuela, que sea un espacio que puedan apropiarse? Las librerías son un sitio donde la gente puede construirse de manera autónoma como lector, ¿de qué sirve que le digamos a los niños que tienen libros en sus aulas si cuando salen no hay dónde conseguirlos porque no hay bibliotecas públicas ni librerías donde pueden encontrar esas y muchas otras ofertas?”, cuestiona.

—¿En dónde se necesitan librerías?

—En todo el país, suena raro pero necesitamos cuando menos una librería por municipio. El panorama de librerías en el país es lamentable. En la Caniem tenemos el cálculo aproximado de mil 250 puntos de venta en el país, que es nada, si consideramos que son 2 millones de kilómetros cuadrados con más de 120 millones de habitantes.

Bibliotecas escolares.

De acuerdo con datos proporcionados por la SEP a través del sistema de transparencia, existen 2 mil 791 bibliotecas escolares en todo el país, las cuales reportan acervos desde 115 mil libros hasta 5 ejemplares e incluso, algunas sólo resguardar material audiovisual.

En opinión de Anaya Rosique, quien debe incrementar los acervos de estas bibliotecas es la industria editorial y no el Estado. “No se trata de que el Estado mexicano construya los libros que tendrían que estar, esa es la tarea de los editores privados o de las asociaciones. Los libros tienen que venir de donde existen, la industria editorial mexicana tiene la capacidad para poder enfrentar, afrontar y presentar los libros que se requieren para estos proyectos”.

Argüelles comenta que no se parte de un hecho real: decir “necesitamos tales libros, hay que encargarlos”; más bien se parte de “entre lo que hay se eligen materiales”. Eso es una limitación, dice. “Estoy contento de que en las escuelas haya bibliotecas y que en las aulas haya colecciones de libros, pero creo que esto no está suficientemente articulado”.

Por último, el escritor destaca que “hoy llamamos biblioteca a una colección de libros, la biblioteca debería de tener un sentido más amplio donde incluso debería estar un bibliotecario, los profesores no son bibliotecarios, sólo son profesores encargados de un acervo”.

Con información e imágenes de La Crónica de Hoy

De ciencia ficción a matemáticas, cinco libros que Bill Gates recomienda leer

¿No sabes qué leer este año? Tal vez te interese alguno de los libros que incluyó Bill Gates, fundador de Microsoft, en una lista de recomendaciones que publicó en su blog, Gatesnotes.

El magnate tecnológico dice que no hay ninguna “ciencia” detrás de su selección.

“Los libros son simplemente libros que amé, que me hicieron pensar de manera distinta y me mantuvieron despierto leyendo cuando debía ir a dormir”, comenta.

Espera también que los lectores “encuentren al menos un libro aquí que los inspire a salirse del camino establecido”.

1. Seveneves, de Neal Stephenson

Bill Gates cuenta que llevaba unos 10 años sin leer nada de ciencia ficción cuando una amiga le recomendó esta novela. “El argumento empieza en la primera frase, cuando la luna explota”, comenta.

Según su reseña, los humanos se enteran de que en dos años una lluvia de meteoros arrasará con la vida en la Tierra, así que elaboran un plan para salvarse, poniendo en órbita la mayor cantidad posible de naves espaciales.

Según The New York Times, el libro también se pregunta cuáles serían las consecuencias de una catástrofe de esta magnitud en la “economía, los gobiernos, la privacidad y la seguridad y asuntos como los derechos reproductivos y la religión”.

Gates dice que Stephenson, el autor, “claramente ha investigado” sobre naves espaciales y que “amó los detalles técnicos”. “Seveneves me inspiró a reavivar mi hábito de ciencia ficción”, dice.

2. Cómo no estar equivocado, de Jordan Ellenberg

Según Bill Gates, el libro explica cómo la matemática aparece en nuestra vida diaria sin que lo sepamos.

El multimillonario advierte que aunque las matemáticas se ponen un poco complicada, el autor siempre sintetiza las cosas para asegurarse de que lo entendamos.

En una reseña, el diario The Washington Post dijo que “el talento de Ellenberg para encontrar situaciones de la vida real que ilustren principios matemáticos podría ser la envidia de cualquier profesor de matemática”.

“La idea principal del libro es, como Ellenberg escribe, que ‘hacer matemáticas es ser tocado por fuego y apelado por la razón’ y que hay formas en las que todos estamos haciendo matemáticas, todo el tiempo”, dice Gates.

3. La pregunta vital, de Nick Lane

El empresario cree que más gente debería conocer el trabajo del autor, Nick Lane. Su libro, según Bill Gates, busca que los lectores aprecien el rol que juega la energía en las cosas vivas.

“Solo podemos entender cómo empezó la vida y cómo los seres vivos se volvieron tan complejos al entender cómo funciona la energía”, dice.

Agrega que incluso si Lane estuviera equivocado, sospecha que “su enfoque en la energía será visto como una contribución importante a nuestro entendimiento de dónde provenimos”.

4. El poder de competir, de Ryoichi Mikitani y Hiroshi Mikitani

Este libro se pregunta por qué las grandes empresas de Japón en los años 80 fueron eclipsadas por competidores de Corea del Sur y China y si aquellas pueden volver, adelanta Bill Gates.

La publicación reúne una serie de diálogos entre Ryoichi, un economista que murió en 2013, y su hijo Hiroshi, fundador de la compañía de ventas por internet Rakuten.

“Aunque no estoy de acuerdo con todo lo que dice Hiroshi, creo que tiene varias ideas buenas. El poder de competir es una mirada inteligente al futuro de un país fascinante”, sostiene.

5. Sapiens: una breve historia de la humanidad, de Noah Yuval Harari

Bill Gates cuenta que su esposa, Melinda, también leyó Sapiens y que han mantenido grandes conversaciones sobre este.

Destaca el “enorme desafío” que asume Harari: “contar la historia completa de la raza humana en solo 400 páginas”.

Además de los avances tecnológicos, el diario The Guardian destaca que el libro incluye momentos como “el desarrollo del lenguaje, de la capacidad para pensar en temas abstractos y lo más crucial, del chisme”.

“Recomendaría Sapiens a cualquiera que esté interesado en la historia y el futuro de nuestra especie”, dice Bill Gates.

Con información e imágenes de BBC Mundo

Formar ciudadanos críticos, objetivo de Maratón de la Lectura 2016

Con el objetivo de promover la lectura y a través de ella formar ciudadanos informados y más críticos, capaces de tomar decisiones bien pensadas, se lleva a cabo aquí el Maratón de la Lectura 2016.

En el marco del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, el coordinador de Promoción y Difusión, Cultural y Artística de la UADY, Daniel Rivas Urcelay, destacó que son los ciudadanos lectores quien suelen convertirse en “generadores de cambio social”.

Lamentó que en la actualidad las opiniones de las nuevas generaciones estén basadas en lo que se ve y lee en las redes sociales, peor aún, éstas se dan como verdades absolutas y por ende, no existe opinión alguna más.

En cambio, un lector que invita a otro, lo que favorece es la generación de una sociedad más crítica y es la dinámica que debemos impulsar, consideró.

Mencionó que para la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) es insuficiente la formación académica de sus alumnos, y pugnó por fomentar el espíritu crítico que da mediante la lectura.

A su vez, el jefe del departamento de Fomento literario y promoción editorial de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), Jorge Cortés Ancona, dijo que el libro es “una tecnología ancestral bien lograda”.

Ante ello, consideró necesario el empleo de las nuevas tecnología a favor de la lectura, empero, también llamó a que el uso de éstas se dé de manera racional.

En su oportunidad, el presidente de la Feria Internacional de la Lectura de Yucatán (Filey), Rafael Morcillo López, destacó que la lectura sí rinde frutos y la Feria ha sembrado esa semilla en las nuevas generaciones.

Recordó las palabras de Fernando del Paso, ganador 2015 del premio a la “Excelencia de las letras” que otorga la Filey, quien durante su discurso de agradecimiento recordó que “cuando tú abres un libro, te abres al mundo”.

El libro leído en el “Parque de la Madre”, en el Centro Histórico de Mérida fue “La Cuchara sabrosa del doctor Ziper”, del mexicano Juan Villoro.

El maratón de lectura del libro, autoría del Premio Excelencia en las Letras “José Emilio Pacheco” 2016, está dividido en dos bloques, de 10:30 a 12:00 y continuará de 17:00 a 19:30 horas.

Con información e imágenes de Crónica

Para ser un buen escritor hay que ser un buen lector: Katherine Paterson

La estadounidense Katherine Paterson, considerada una leyenda viva dentro de la literatura infantil y juvenil, aseguró que nunca se imaginó que sería escritora y si sus libros han mejorado luego de una carrera de más de 70 años es porque ha sido una buena lectora.

A sus 83 años, la autora de El puente de Terabithia y El gran Gilly Hopkins dictó la conferencia magistralEl cuidado y la alimentación de un escritor, donde indicó al público mexicano que la lectura fue una actividad que inició aún antes de que ella naciera, pues su madre les leía a sus hermanos mayores, luego pasó momentos mágicos de lectura en familia, actividad que continuó con sus hijos.

Durante el Seminario Internacional de Fomento a la Lectura, destacó que fue un libro, El jardín secreto, el que cambió su vida, ya que se sentía muy bien leyéndolo, pues se identificaba con la protagonista, una niña exiliada y sola.

Por ello, dijo, su objetivo como autora es escribir libros para niños que sean similares a lo que El jardín secreto provocó en ella hace más de 70 años, para lo cual ha tomado temas y experiencias de su vida que, apuntó, es una historia de la vida real.

Recuerdos de la guerra y de la evacuación que sufrió cuando vivió de niña en China, así como los problemas de bullying que tuvo a los nueve años en una escuela de Carolina de Norte, son temas que ha abordado en sus libros, cuyas raíces se encuentran en esos años tan terribles que vivió en su infancia.

La escritora estadounidense advirtió que en aquella época la biblioteca era un santuario para ella, pues conoció a muchos amigos que vivían en los libros, los cuales le ayudaron a entenderse a sí misma, pero también a los otros y pudo viajar a través de ellos e incluso relacionarse con otros niños, por ejemplo, rusos en plena Guerra Fría.

Katherine Paterson consideró que los libros permiten al lector vincularse con otras personas e incluso espiar a los demás, toda vez que los escritores son personas muy privadas y muchos pueden conocerlos íntimamente si leen sus libros.

Ser lectora de tiempo completo y el amor por la lectura, precisó la autora, han sido parte importante de su vida, pues fue una actividad que la impulsó a arriesgarse a ser escritora, aun cuando ella pensaba que no tenía talento.

Ante promotores de lectura, reunidos en el seminario que se realiza en el marco de la Feria Internacional del Libro infantil y Juvenil (FILIJ), la autora estadounidense señaló que una historia, ante todo, debe tener sentido y una historia bien contada es como una estrella bailarina que ayuda a iluminar el caos en que vivimos.

En el caso particular de los libros para niños, dijo, éstos deben ser creativos para que los pequeños aprendan a ser seres humanos completos, pues en un mundo tan descompuesto como el actual la palabra se vuelve esperanza.

Karen Coeman, coordinadora del Seminario Internacional de Fomento a la Lectura, destacó que Katherine Paterson ha ganado gran cantidad de premios nacionales e internacionales, porque es una autora que no sólo conoce al lector, sino que respeta a su público, ya sean niños o adultos.

El Seminario Internacional de Fomento a la Lectura continuará hasta el jueves 12 de noviembre. Este miércoles 11, especialistas como Héctor Abad, de Colombia; Blandine Aurenche, de Francia; Melvin Burguess, de Inglaterra; así como el estadounidense Leonard Marcus y el israelí Hanoch Piven, dictarán conferencias como Carta a un joven lector y Abriendo espacios de comunicación a partir de un libro.

Finalmente, el jueves 12, Timothée de Fombelle, de Francia, dictará la conferencia Escribir para la familia/escribir sobre la familia,  también se presentarán Mats Berggren, de Suecia, y Mercedes Calvo, de Uruguay, mientras que la clausura estará a cargo de Alicia Molina, de México, con el tema Descifrar en familia el mundo y más allá.

Para conocer el programa de este seminario que se realiza en el Centro Nacional de las Artes y dar seguimiento a las actividades vía streaming  puede consultar la página http://interfaz.cenart.gob.mx/video/seminario-filij-2015/

Con información e imágenes de Conaculta

¿Cuántos libros leen los mexicanos al año?

La población  alfabeta de 18 años y más en el país lee en promedio casi cuatro libros al año , poco más de cuatro revistas cada tres mes y más de tres y medio periódicos a la semana, informó el  Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Señala que de acuerdo con el Módulo de Lectura (Molec) correspondiente a mayo de este año, el motivo principal de la lectura de libros y revistas es por “entretenimiento”, mientras que la lectura de periódicos se debe a “cultura general”. En tanto, añade, las razones declaradas para no leer libros, revistas, periódicos, historietas, páginas de Internet y foros o blogs en mayor proporción son “falta de tiempo” (40.5 por ciento) y “falta de interés, motivación o gusto por la lectura” (24.3 por ciento).

El organismo refiere que el Molec fue aplicado durante los primeros 20 días de mayo en dos mil 336 viviendas asentadas en zonas urbanas de 32 ciudades con 100 mil habitantes y más, y es la segunda ocasión que lo realiza este año. Detalla que entre sus objetivos está el de generar información estadística sobre el comportamiento lector de la población mexicana de 18 en adelante, así como aportar elementos para el fomento de la lectura.

Menciona que conforme los resultados de mayo de 2015, de la población mexicana alfabeta de 18 años y más que sabe leer y escribir un recado, cuatro de cada cinco (82.5 por ciento) leen alguno de los siguientes materiales: libros, revistas, periódicos, historietas, páginas de Internet, foros o blogs. Señala que de la asistencia a lugares donde se puede tener acceso a material de lectura, el mayor porcentaje lo registraron las personas que acudieron a la sección de libros y revistas de una tienda departamental (25.7 por ciento). En segundo lugar están las personas que fueron a una biblioteca (17.7 por ciento) y el menor porcentaje se registró en quienes acudieron a alguna librería o puesto de libros o revistas usados (15.6 por ciento en ambos casos), añade.

En cuanto a estímulos en el hogar para la lectura, el INEGI apunta que poco menos de dos terceras partes de la población declaró tener libros diferentes a los de texto en casa, más de la mitad veía a sus padres leer y a casi un tercio les leían sus padres o tutores: 35.3 por ciento les leía el “padre”, 63.1 por ciento la “madre” y aquella población a la cual le leía el “tutor” fue de 1.6 por ciento. Respecto a la motivación escolar, explica que poco más de tres cuartas partes de los entrevistados contestaron que sí exponían en el salón de clase la lectura realizada (77.2 por ciento), más de la mitad era motivado por sus profesores para leer libros (60.8 por ciento) y 50.2 por ciento para asistir a bibliotecas. Subraya que cuando existieron estímulos tanto en el hogar como en la escuela, el porcentaje de personas lectoras fue más elevado.

Precisa que el tiempo promedio por sesión continua de lectura del total de la población es de 39 minutos, donde los varones tienen un promedio (38 minutos) ligeramente menor que las mujeres (40 minutos). Las personas con al menos un grado de educación superior leen un promedio de 49 minutos, mientras que las personas sin educación básica terminada registran un promedio de 28 minutos por sesión, agrega.

 

Con información e imágenes de Publimetro.

Anuncian nuevo libro de 50 Sombras de Grey

Una nueva novela de la saga de Cincuenta sombras será publicada, según informó la autora de la trilogía, E.L. James.

Ahora, la historia estará contada desde la perspectiva de Christian Grey, pues los anteriores libros fueron narrados por la protagonista, Anastasia Steele.

La novela será publicada el 18 de junio, el día que cumple años Grey, indicó el portal eonline.com.

“Este libro está dedicado a aquellos lectores que pidieron… y pidieron… y pidieron esto” E.L. James, Autora de la Trilogía

“Christian es un personaje complejo y los lectores siempre han estado fascinados por sus deseos y motivaciones, así como por su turbulento pasado. Además, como todos los que han estado en una relación lo saben, siempre hay dos lados de la historia. Ha sido un gran placer regresar a mi lugar de escritura, estar con Christian y Ana en su universo”, detalló.

125 millones
de copias en todo el mundo
ha vendido la trilogía de James.

Relata la historia de amor de una joven universitaria (Anastasia Steele) y un millonario con gusto por el sadomasoquismo (Christian Grey).

La historia fue llevada al cine con Jamie Dornan y Dakota Johnson como protagonistas. Las secuelas de la historia se estrenarán en febrero de 2017 y febrero de 2018.

 

Con información e imágenes de ABC Noticias.