Javier Duarte

Duarte pide un colchón, lámpara y que le dejen hacer amigos

Por medio de una carta a las autoridades penitenciarias, Javier Duarte aseguró no estar pidiendo un trato especial, simplemente ser tratado con igualdad.

Javier Duarte, el reo 27 de la prisión del Cuartel Matamoros, en la ciudad de Guatemala, se quejó de su cama de piedra, que pasa los días sin ventilación y las noches a oscuras, y que no lo dejan convivir con otros reos, ni hacer deporte.

A través de una carta que envió este martes a las autoridades penitenciarias, el exgobernador de Veracruz, hizo una serie de peticiones entre ellas, que se le deje ingresar un colchón, un ventilador y una lámpara.

Igualmente, solicitó autorización para convivir como los otros 26 reos de esta cárcel, considerada de alta seguridad por encontrarse a un costado del cuartel militar de las Guardias Presidenciales de Guatemala.

“Señor Director con el debido respeto, no solicito que se me trate en una forma especial, sólo quiero que se me trate con igualdad como lo establecen los convenios internacionales y la Constitución Política de Guatemala…”, señaló.

Aseguró que desde su ingreso a la citada prisión, el 16 de abril pasado, no se le permite hacer deporte y está aislado de las otras personas privadas de la libertad, al grado de que escasas veces ha platicado con alguien.

“Yo he preguntado por qué me encuentro en esas condiciones y me han informado que esa es la orden por parte de la dirección del Sistema Penitenciario”, dice Duarte en su misiva de una cuartilla, cuya copia obtuvo El Financiero.

Aseguró que su petición está fundamentada en el artículo 28 de la Constitución Política de la República de Guatemala por lo que insistió que:

“Se me permita 1) salir al patio junto con los demás internos y relacionarme con ellos 2) hacer deporte… ingresar un colchón para dormir, un ventilador pequeño y una lámpara porque no hay luz en el lugar donde me encuentro”, dijo.

Duarte se encuentra en prisión preventiva por orden del Tribunal Quinto de Sentencia, Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente, que le inició un proceso de extradición a México.

También te puede interesar: NL, entre los líderes de registro de patentes en México.

Lo anterior luego de ser detenido el 15 de abril pasado, con base en una orden de aprehensión con fines de extradición para ser juzgado en México por delincuencia organizada y lavado de dinero.

Su detención ocurrió luego de que el exmandatario y su esposa Karime Macías, con quien estaba a salto de mata, se reunieron con sus tres hijos en un hotel de Panajachen, Guatemala, país donde pasó los 183 días que estuvo en fuga.

El 16 de abril Duarte fue trasladado a la ciudad de Guatemala e ingresado a la prisión del Cuartel de Matamoros, donde es vigilado las 24 horas del día por tres de 40 guardias que hay en el centro.

Según las autoridades penitenciarias hasta Duarte no ha sido visitado en la prisión más que por sus abogados y, ahora, él mismo reconoce que la mayor parte del tiempo la pasa solo, sin ventilación y a oscuras.

Con información de El Financiero.

Duarte pasaría hasta 55 años en la cárcel: PGR

El subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR dijo que se están analizando los documentos para solicitar formalmente la extradición del exgobernador a Guatemala.

El exgoberador de Veracruz, Javier Duarte, podría alcanzar una pena de entre 40 y 55 años de prisión por los delitos que se le acusan, dijo este jueves Alberto Elías Beltrán, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR.

“De acuerdo con la legislación penal de recursos con procedencia ilícita, conocido como lavado de dinero, la penalidad es de cinco a 15 años; en delincuencia organizada, en términos de la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada la penalidad, es de 20 a 40 años”, explicó en entrevista con Radio Fórmula.

Elías Beltrán dijo también que México está revisando y analizando los documentos que integrarán la solicitud formal de extradición del exgobernador, y ésta podría presentarse la próxima semana ante las autoridades de Guatemala.

“Estamos en la revisión y análisis de los documentos para cumplir de manera correcta con el tratado que se tiene en materia de extradición (…) Es muy probable que la próxima semana se esté presentando por vía diplomática la solicitud formal”, sostuvo.

El funcionario señaló que están conformando todos los elementos de prueba que deben de aportar respecto a la orden de aprehensión que fue liberada el 14 de octubre de 2016, por los delitos de delincuencia organizada y de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

También te puede interesar: Javier Duarte se reservó el derecho de decidir si acepta o no la extradición.

Además, dijo, que se están analizando otras órdenes de aprehensión que existen en su contra para ver si cumplen con los requisitos del tratado y agregarlos a la solicitud formal de extradición.

“Una vez que la reciban las autoridades guatemaltecas, a través de la fiscalía, presentará la misma ante el juzgado Quinto de Justicia Penal que está llevando el proceso de extradición, hará una audiencia pública y se señalarán todos los delitos por los que (Javier Duarte) será juzgado ante la justicia mexicana”, indicó.

Finalmente, destacó que a nivel internacional se han hecho varias solicitudes de asistencia jurídica informacional con la finalidad de conocer si existen activos en diversos países, entre ellos Estados Unidos y España, “logrando la identificación de varios inmuebles y cuentas, las mismas que están en proceso de aseguramiento”.

Con información de El Financiero.

Esposa de Duarte sigue en Guatemala

La esposa de Duarte, Karime Macias, y sus tres hijos permanecen en Guatemala en espera de que se defina la situación legal del exgobernador, quien se presentará ante un tribunal este miércoles a las 14:30 horas de la Ciudad de México.

Karime Macias Tubilla, esposa de Javier Duarte de Ochoa, y sus tres hijos, siguen en la ciudad de Guatemala y no se descarta su presencia en la primera audiencia del juicio de extradición a México contra el exgobernador de Veracruz, que será a las 13:30 horas locales de este miércoles.

Quienes sí abandonaron el país fueron la pareja conformada por Mónica Ghihan Macías Toubilla, de 38 años (cuñada de Duarte) y su esposo Jorge Armando Rodríguez Ayache, de 41 años, confirmaron a EL FINANCIERO autoridades migratorias de este país.

“De los registros que tenemos es que a las 21:00 horas de ayer arribaron a la ciudad de Colombia, Mónica Macias y Armando Rodríguez, que estaban en la lista de ocho personas que llegaron a Guatemala el 14 de abril pasado y cuya presencia facilitó la aprehensión del señor Duarte”, confiaron las autoridades migratorias.

De hecho, trascendió que la familia de Duarte ya se encontraba en la capital de Guatemala, hospedada en un hotel de gran turismo.

Al consultar con el personal del hotel, ubicado en la zona 14, una de las más lujosas de esta ciudad, se negaron a confirmar la presencia de la familia de Duarte de Ochoa, esto por seguridad de sus clientes, entre quienes se encuentran varios mexicanos, algunos de ellos empresarios.

También te puede interesar: Duarte se refugió en zona de narcos y ‘lavadores’.

Cabe destacar que hasta la mañana de este miércoles, Javier Duarte de Ochoa (el reo 27) no había recibido visitas en la prisión del Cuartel Matamoros, donde está preso desde el domingo pasado, luego de ser detenido con base en una orden de detención provisional con fines de extradición, por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

La captura del exgobernador de Veracruz ocurrió el 15 de abril pasado, en Panajachel, horas después de que ocho integrantes de su familia, entre ellos sus tres hijos, Emilio de 5 años; Carlota de 10 y Javier de 13, llegaron en un vuelo privado a Guatemala donde se encontraron con Duarte y su esposa Karime Macías Toubilla, que para entonces tenían
183 días prófugos.

Con información de El Financiero.

Duarte se refugió en zona de narcos y ‘lavadores’

La Zona 15 de Guatemala, donde también se establecieron criminales que figuraron en los Panama Papers, es de los lugares con mayor plusvalía y se ubica al oriente de la ciudad. En ella se encuentran al menos cuatro viviendas que Duarte y su esposa usaron para ocultarse.

Cuando huyó, Javier Duarte de Ochoa tenía claro a dónde iría y por qué. La Zona 15 de Guatemala fue su primera guarida, pues es un lugar de fraccionamientos exclusivos, cuyo acceso es vigilado y limitado a residentes.

Se trata de una zona de las de mayor plusvalía en la capital guatemalteca, donde se ubican al menos cuatro viviendas en las que Duarte se escondió, siempre al lado de su esposa, Karime Macías.

“En esa zona hay mucho caso relevante, ligado al lavado de dinero y narcoganadería, que podrían estar en línea con el caso Duarte y las propiedades donde estuvo”, dijo a El Financiero Carla Molina, activista por la transparencia.

Relató que, de acuerdo con sus pesquisas, la Zona 15 ha sido inundada de gente que está bajo sospecha por sus presuntas ligas con el narcotráfico o el lavado de dinero.

Por ejemplo, propiedades de esa zona están señaladas en los Panama Papers; Carlos David de León, exfiscal general de Guatemala, fue detenido por lavar dinero en la zona; ahí también atentaron contra el narcotraficante Jairo Orellana, ligado a Los Zetas.

En este lugar, ubicado al oriente de la ciudad de Guatemala, se encuentran los fraccionamientos El Maestro, Vistalvalle, Santa Rosalía y Alto Valle, donde la PGR identificó la presencia de Duarte.

En el fraccionamiento El Maestro las investigaciones ubicaron al exmandatario por una llamada que hizo desde la “Cero Calle B”, a unos metros de donde, en noviembre de 2012, atentaron contra el capo Orellana.

Según las pesquisas, a principios de noviembre, luego de largos días de silencio, Duarte prendió ahí un teléfono móvil con el que habría hecho diversas llamadas. Cuando la policía llegó, ya había escapado.

Rosaura González, administradora del fraccionamiento, compuesto por 255 propiedades, cuyo valor va de 300 a 700 mil dólares, reconoció que se trata de un lugar con mucha seguridad, pero falibles ante delincuentes.

“La vigilancia es mucha, si no eres de aquí es difícil entrar, pero si algún residente te da un pase, burlas todas las medidas de seguridad; claro que en esta situación sí pudo entrar Duarte”, dijo la mujer.

También te puede interesar: Ratifica Guatemala colaboración para agilizar extradición de Duarte.

Otras tres residencias ligadas por la PGR a Duarte están en los exclusivos fraccionamientos Vistalvalle, Santa Rosalía y Alto Valle, también en la Zona 15, lugar que recorrió El Financiero.

En estos fraccionamientos hay una fuerte vigilancia. En las entradas hay casetas que controlan el acceso y lo restringen a residentes.

En las pesquisas surgieron nombres ligados a estas viviendas como son Gustavo Eduardo Fernández del Campo, Lisandro Marroquín y Nelson Benito Carchalac, quienes están bajo investigación.

El seguimiento de las actividades de familiares, amigos y asesores de Duarte, así como la obtención de datos en redes sociales, permitieron hacer una red de vínculos y obtener información del objetivo final.

Duarte fue detenido el sábado 15 en el hotel La Riviera de Atitlán, administrado por Eduardo Barillas, quien dijo lo rentó a Duarte en 8 mil 500 dólares. La propiedad es atribuida a Ricardo Estrada.

Duarte utilizó diversos alias para tratar de burlar a la justicia, entre los que están Alex Huerta del Valle, Alejandro del Valle, Francisco Gutiérrez y Javier Ocampo.

Con información de El Financiero.

No dar lugar a sospechas en el caso Duarte, piden PAN y PRD

La coordinadora de Morena, Rocío Nahle, criticó que el PRI, PAN y PRD pretenden involucrar su partido en el desvío y malversación de recursos del ex gobernador de Veracruz.

Los coordinadores del PAN y PRD en la Cámara de Diputados llamaron a las autoridades mexicanas a “no dar lugar a sospechas” y a actuar con transparencia en el proceso de repatriación de Javier Duarte.

Por su parte, la coordinadora de Morena, Rocío Nahle, criticó que el PRI, PAN y PRD pretendan involucrar su partido en el desvío y malversación de recursos del ex gobernador de Veracruz.

“La aprehensión de Javier Duarte es resultado de pactos políticos entre el PRI y el PAN ante su posible fracaso en las próximas elecciones en el Estado de México, Nayarit, Coahuila y Veracruz, y en los que además hay una clara intención de involucrar, de embarrar de manera negativa a Morena, lo que nuestro partido rechaza tajantemente. Morena se deslinda”, acusó.

También te puede interesar: Impulsan extinción de Coordinación Ejecutiva.

El panista Marko Cortés opinó que se debe exigir “la inmediata deportación de Javier Duarte para que acuda ante la justicia mexicana y aclare el desvío de recursos públicos de Veracruz hacia las campañas políticas del PRI y también explique de los financiamientos que hizo a Morena”.

Por eso pidió al gobierno mexicano que “fije como estrategia la deportación del ex gobernador de Veracruz, quien entró de forma ilegal a Guatemala y por haberlo hecho con documentación falsa, permitiría que de inmediato sea presentado ante las autoridades”.

Con información de El Financiero.