Historia Regia

Las historia de las calles de Monterrey

En la historia de los pueblos y ciudades es común que, cuando los asentamientos comienzan a crecer y a cobrar cierta categoría, la delineación de las calles empieza a cobrar vital importancia, ya que esto permitirá un mejor desarrollo armónico citadino y una localización más rápida de sitios y personas.

En nuestra ciudad las calles iniciaron como simples brechas o callejones, para, posteriormente, convertirse en calles trazadas urbanísticamente. En un principio aparecieron calles que tuvieron una vida muy corta, por ejemplo: De Luca, De la Armonía, Sor Juana Inés de la Cruz, Privada Gabino Barreda, De la Muralla, De la Morera, De la Noria, Cuesta Blanca. A algunas calles de nuestra ciudad originalmente se les conocía por alguna referencia específica o lugar: Calle del Aguacate, Calle de la Aduana Vieja, Calle del Teatro, Calle de Puebla, Calle de las Delicias, Calle de Juan Washington, Calle Real, Calle de las Tenerías, Calle de la Serpiente, Callejón del Diablo, etc.

También te puede interesar: Museo Regional de Nuevo León.

Estos nombres vernáculos desaparecieron con el paso del tiempo. Actualmente las calles tienen el nombre de un personaje histórico, de un gobernador, de un científico, un inventor, un edificio histórico, un santo, un sacerdote, un hecho histórico, un sitio histórico, etc. La primera Comisión de Nomenclatura se constituyó durante el gobierno municipal del Dr. Pedro Martínez en el año de 1906.

A continuación se presenta una lista de nombres de calles de nuestra ciudad de Monterrey del primer cuadro de la ciudad y de algunas colonias del municipio.

Nombre(s) antiguo(s)

Nombre actual

Calle de Las Tenerías General Vicente Riva Palacio
Principal (Oriente)-de Morelos-del Comercio(1901) José Ma. Morelos
Calle Real- Calle de San Francisco Ocampo(poniente)
San Francisco-Calle Real Raymundo Jardón (oriente)
Colegio de las Niñas José María Abasolo
De la Alameda Nueva Amado Nervo
De Hidalgo-Calle Real(1882) Iturbide (1889)- México-Calzada Obispado Poniente(1931) Hidalgo
Calle Del Hospital- Dr. González Cuauhtémoc
Del Sol-Colegio de las Niñas Francisco Javier Mina
Mariano Matamoros- 25 de Mayo Mariano Matamoros
Del General José Silvestre Aramberri General José Silvestre Aramberri
Del General Jerónimo Treviño General Jerónimo Treviño
De la Aduana Vieja- de la Serpiente (Oriente)(1850) De Bolívar –Ocampo (Poniente)-Dr. Mier(Oriente)(1865)-Dr. Noriega(Oriente)(1925) Padre Mier
Del Ángel(1847)-Calle Del Teatro(1870) General Mariano Escobedo(Sur)
Sebastián Lerdo de Tejada(1890)(de Aramberri a Colon) General Mariano Escobedo(Norte)
Santo Domingo(plano de 1847)-Concordia(Poniente)Mina(Oriente)(plano de 1865) 5 de Mayo
De la Presa Chica- Calle de Terán(nace en Zaragoza y termina en Mina) Juan Ignacio Ramón(Ote)
Calle Del Aguacate – Del Ojo de Agua Grande Ignacio Allende
Del puente de la Purísima – De la Presa Grande Diego de Montemayor
De las Damas(1847)-Calle de Puebla(1871) Capitán Emilio Carranza
De Ysaac Garza Isaac Garza
Calle De las Flores Prof. Serafín Peña
Álvares Valentín Gómez Farías
Del Río General Francisco Naranjo
Del Placer(1847)-Galeana(al Sur) y Calle De la Fuente(de Aramberri rumbo al norte) Hermenegildo Galeana
Del Seminario(1847)-Calle del Ojo de Agua- Zaragoza(1871) Zaragoza(Sur)y G.O. Salazar(Zaragoza Nte)(1884) Ignacio Zaragoza
Mina(1908) Calle Lima(1933-1969) América
De San Francisco (plano de 1847) – Santa Lucia – Calle de la Santa Cruz (Poniente) De Montemayor (Oriente) (1865)-15 de Mayo(plano de 1894) 15 de Mayo
Calle del Puente Nuevo(1847)- Del Obispado- Zuazua(1894) General Juan Zuazua
Del Campo Santo (Sur)-Centro América(Norte) Venustiano Carranza
Guerrero (sin nombre)1847Guerrero(1894) Vicente Guerrero
José Ma. Arteaga José Ma. Arteaga
De Herrera y Cairo( Dr.Ignacio Herrera y Cairo) Luis Carvajal y de la Cueva
Del Robela(1847) Del Nogal o de la Catedral Nueva(1798) Roble, (1894), Avenida Benito Juárez
Calzada Progreso (plano 1908) Avenida José Ma. Pino Suárez
Calzada Unión-Calzada del Gran Demócrata Francisco I. Madero Calzada Francisco I. Madero
Calle de las Delicias Modesto Arreola
Jalisco, Querétaro, 16 de Septiembre(calles de la Colonia Independencia) Jalisco, Querétaro, 16 de Septiembre(calles de la Colonia Independencia)
Aguascalientes (Colonia Independencia) Hilario Martínez
Del General Villagrán(aparecía en el plano de 1865, pero sin nombre) General Julián Villagrán
Del General Porfirio Díaz Porfirio Díaz
De la Zona Norte Cristobal Colón
De la Reforma Reforma
De Lecea(Pedro Lecea) Guillermo Prieto
Calle de Santa Rita(1847)- del Puente(1894)-Dr. Coss(1906) Dr. José María Coss(Dr. Coss)
Calle de Ángela Peralta-Nicolás Bravo Nicolás Bravo
De Rayones Ignacio López Rayón
Juan Aldama(1889)-Garza García(2-abr-1906-Aldama Sur) Juan Aldama
Calle de la Industria Calzada Victoria
Paras Paras
Álvarez Álvarez
Los Arquitos José Garibaldi
Corregidora Corregidora
José Mariano Jiménez José Mariano Jiménez
Alejandro de Humboldt Alejandro de Humboldt
Juan Marichalar(1898) G.O. Salazar(1906) Carlos Salazar
General Santiago Tapia General Santiago Tapia
General Manuel María de Llano Del Demócrata Manuel María de Llano
Del General Albino Espinosa General Albino Espinosa
Del General Miguel Nieto General Miguel Nieto
Del General Ramón Corona General Ramón Corona
Benito Juárez General Ignacio L. Vallarta
Del General Ruperto Martínez General Ruperto Martínez
Callejón de Don Cruz(1870)-De López(1901)(Colonia Obispado) General Santos Degollado
Victor Hugo Víctor Hugo
General Juan N. Méndez General Juan N. Méndez
México(Colonia Obispado) México(Colonia Obispado)
Sendero Norte de la Ciudad- Avenida del Ejido-Ejido Norte- Sendero Norte del Ejido Adolfo Ruiz Cortines
De la Zona Oriente General Félix Uresti Gómez
Del General Santiago Zamora General Julián Villarreal
Del General Matías Romero Rubio General Álvaro Obregón
De Perú 20 de Noviembre
Nicolás Bravo(al norte) 20 de Noviembre
José Trinidad Villa Gómez José Trinidad Villagómez
De los Panteones Prolongación Silvestre Aramberri
Joaquín Garza Leal Joaquín Garza Leal
Calzada Bernardo Reyes Calzada Bernardo Reyes
Molino de Hércules General Jesús González Ortega
General Mariano Arista General Mariano Arista
Constitución Avenida Constitución
De San Agustín Camino de San Agustin
Tepeyac Castelar
León Guzmán (Colonia Independencia) León Guzmán
Chilardi(Luis Ghilardi) Héroes del 47
Rafael Platón Sánchez Rafael Platón Sánchez
Del Juan(plano de 1847)Juan Washington(plano de 1894) Washington
General Manuel Doblado General Manuel Doblado
Bolívar(1908)-Calle Bolivia(1907) Martín de Zavala
Ecuador General Felipe Santiago Xicoténcatl
De la Zona Poniente Tomás Alva Edison
Jiménez (Colonia Independencia) General Pedro Martínez
San Joaquín(1890)-De Bolívar(1906)(Padre Mier rumbo al Poniente) Padre Mier Poniente
Francisco Zarco Francisco Zarco
Licenciado Verdad Licenciado Verdad
Calzada Libertad Avenida José Eleuterio González “Gonzalitos”
Benjamín Franklin Capitán Lorenzo Aguilar
Colegio Civil Colegio Civil
2 de Abril Jesús Dionisio González
Héroes de Nacozari Héroes de Nacozari
Magallanes Magallanes
Democracia Democracia
Marco Polo Marco Polo
Vasco de Gama Vasco de Gama
Magnolia Magnolia
San Francisco(Colonia Moderna) San Francisco(Colonia Moderna)
Diez Gutiérrez Diez Gutiérrez
Bruselas Bruselas
Lisboa Lisboa
Paris Paris
Rodrigo Zubiaga General Francisco Naranjo
General Francisco Naranjo Del Fortin
Aquiles Serdán Aquiles Serdán
Avenida Simón Bolívar Avenida Simón Bolívar
Braudelaire Constantino de Tarnava
Jordán Jordán

Con información de DiarioCultura.mx.

Museo Regional de Nuevo León

El Museo Regional de Nuevo León, o también conocido como “Museo del Obispado” resalta la formación de la identidad de los habitantes de la región y el valor cultural de los pueblos que se asentaron en la región desde hace miles de años. Además de establecer un diálogo con el público y así fomentar la participación en la conservación de su patrimonio histórico.

La historia del museo va más o menos así; durante el Porfiriato, las proximidades del Obispado se convirtieron en un paseo público.  Comenzaron entonces los planes para la rehabilitación del edificio y en 1902 se dictó la Ley sobre  Clasificación y Régimen de los Bienes Inmuebles de la Federación, en 1907 se constituyó la Junta Arqueófila de Nuevo León. Tras la Revolución Mexicana y el deterioro del inmueble, la Junta de Mejoras del Obispado propuso su restauración y su posterior utilización como museo. El INAH acogió la iniciativa, con el arquitecto Joaquín A. Mora como responsable de la restauración, que dio inicio en 1944, para culminar en septiembre de 1953. El 20 de septiembre de 1956, el Museo Regional de Historia de Nuevo León, “El Obispado” abrió sus puertas  al público.

El museo es promotor y escenario de constantes actividades culturales de diversa índole.  Está dedicado al fomento de la historia y la cultura de la región noreste del país y su importancia en el devenir histórico de México. El museo alberga una vasta colección consistente en tres mil piezas originales que fueron donadas desde su fundación.

También te puede interesar: Participación de Nuevo León en la Revolución.

Descripción del inmueble; el Museo del Obispado es el edificio más antiguo de Monterrey. Es una construcción cuyo diseño refleja una arquitectura barroca de algunos edificios europeos al más puro estilo colonial. Está ubicado en la parte superior del edificio, ya que la parte inferior está ocupada por oficinas  del museo y bodegas del mismo. Además, el museo está distribuido por 10 salas organizadas de forma cronológica, de acuerdo a como se fueron presentando los acontecimientos.

Temáticas tratadas en el Museo Regional de Nuevo León (Ex Obispado)

Sala 1. El Oratorio

Sala 2. Primeros Pobladores

Sala 3. El Virreinato

Sala 4. Evangelización

Sala 5. Independencia

Sala 6. La Defensa de la Soberanía

Sala 7.  Nuestros Caudillos

Sala  8.  El Porfiriato

Sala 9. El Desarrollo de la Industria

Sala 10. Arquidiócesis

 

De esta manera se hace la invitación a todos los amantes de la historia a que visiten el museo y se llenen de cultura regional.

Con información de DiarioCultura.mx.

Participación de Nuevo León en la Revolución

Como todo México lo sabe el próximo martes 20 de noviembre se celebra la Revolución Mexicana la cual estuvo encabezada por Francisco I. Madero hace 113 años, es por este motivo, que el lunes próximo será día feriado, para los que no estaban enterados, este día no se laborará.

Nuevo León tuvo una participación especial en la guerra civil mexicana de 1910, cuando Francisco I. Madero se rebela contra Porfirio Díaz, por la reelección un veinte de noviembre da inicio una serie de luchas que duran varios años.

En la ciudad de las montañas innumerables hombres y mujeres participaron en la revolución, una de las batallas que ocasiono pérdidas materiales y humanas irremediables.

También te puede interesar: Impresión sobre demanda. ¿La extinción de las editoriales?.

Algunos de los personajes de Nuevo León que participaron en este suceso histórico fue: Pablo de los Santos, Anacleto Guerrero, Celedonio Villarreal, José María Pino Suárez,, Ismael Alardín.

Los periódicos de esta época fueron testigos de la batalla catastrófica  que por ahora se encuentran olvidados en la actualidad; lo importante de esta efeméride es guardar la memoria de los mexicano que dieron la vida por la causa revolucionaria.

Con información de DiarioCultura.mx.

¿Cuál es la historia de la Plaza de Zaragoza?

La Plaza de Zaragoza está comprendida dentro del antiguo barrio de la Catedral, que fue sin duda el barrio más antiguo de la ciudad de Monterrey.

En 1596 el capitán Diego de Montemayor, fundador de la ciudad trajo consigo a doce familias de Saltillo que se asentaron en el paraje conocido como Ojos de Agua de Santa Lucía.

Tras una terrible inundación acontecida en el año de 1612, deciden trasladar el asentamiento a lado alto (al norte) del mismo, y tras la repartición pertinente de espacio a las instituciones de la corona española se concede solar para una Plaza de Armas (hoy conocida como Plaza de Zaragoza), que al hacer el trazo se le asignaron 130 varas de claro.

A la Plaza de Zaragoza se le ha conocido también como Plaza Mayor, Plaza Pública y Plaza dela Constituciónen 1812, con motivo de la promulgación de la primera Constitución española.

También te puede interesar: Teatro Juárez.

Al festejarse la fecha del triunfo dela Batalla de Puebla contra los franceses, el cinco de mayo de 1862 por el General Zaragoza, el gobierno del estado decretó que en lo sucesivo llevara el nombre del héroe, y es así que desde entonces se llama Plaza de Zaragoza.

Este lugar ha sido sede de innumerables acontecimientos históricos de gran relevancia, tales como la invasión norteamericana a la ciudad de Monterrey en septiembre de 1846, la visita del general Porfirio Díaz a la ciudad en diciembre de 1898, la jura de la Independencia nacional en noviembre de 1821, y la invasión del ejército francés en los años de 1865-1866.

Para 1950, las autoridades en turno compraron los predios al sur dándole un ensanche meritorio al crecimiento de la población.

Se le embellecieron con vistosas obras de ornato hasta cerrar con broche de oro al eregirse una estatua al héroe de su nombre Ignacio Zaragoza, obra de calidad suprema del escultor Azúnzulo.

Con información de DiarioCultura.mx.

Teatro Juárez

Los orígenes del teatro en Monterrey, se remontan a la primera mitad del siglo XIX, cuando diversas compañías de teatro, un ejemplo de esto es el Teatro Juárez, que  llegaban a la ciudad para ofrecer su espectáculo, en el patio del entonces Seminario o en el salón de actos del Palacio del Gobierno.

Con el tiempo se planeó dotar a la ciudad de un espacio construido especialmente para la representación de obras teatrales extranjeras y nacionales. Este objetivo se concretó con la construcción del teatro Lírico, promovido por una Sociedad Anónima, el cual fue inaugurado en el gobierno de Santiago Vidaurri en el año de 1857; acogió con entusiasmo a las compañías de ópera, opereta, drama y zarzuela durante casi más de cuarenta años,  hasta el año de 1896, cuando un incendio acabo con el edificio.

Para llenar el vacío provocado por la ausencia de un centro teatral, los señores Juan Chapa Gómez y Miguel Quiroga, iniciaron la construcción de un nuevo teatro. De esta manera se edificó el Teatro Juárez en Monterrey, ubicado sobre las calles de Allende y Escobedo, el cual abrió sus puertas al público regiomontano el 15 de septiembre de 1898 con la ópera La Traviata, interpretada por el tenor José Vigil y Robles y la soprano Soledad Goizueta. Esta obra tuvo una escasa concurrencia, debido a que entre la población, se rumoró la versión de que el edificio estaba mal construido, mensaje alimentado aún más, con la caída de una pared en la parte posterior del edificio, días previos a la inauguración.

Sin embargo la confianza entre el público fue recuperada con la celebración de la ceremonia de Independencia de México, realizada en el mismo recinto. Esta vez con gran concurrencia, la compañía de Augusto Moteloé montó la obra Robo en despoblado, y en la noche actuó  la Cía Opera de Soledad Goyzueta. En este teatro Monterrey  disfrutó de importantes obras y artistas destacados, entre los que se pueden mencionar: Esperanza Iris, Prudencia Grifell, María del Carmen Martínez, Matilde Cires Sánchez,  Joaquín Coss, Ricardo Mutio, Paco Martínez, Felipe Montoya de Alarcón, Domingo Soler (padre), Jesús Ojeda y otros. Entre las operetas se cuentan: La Divorciada, La casta Susana, La Viuda Alegre, El Encanto de un Vals, Las Campanas de Carrión, La Duquesa de Ball Tabarín, El Duó de la Africana, Lohegrin, El Puñao de Rosas, El Pobre Balbuena, Musas Latinas y más.

También te puede interesar: El Mercado Juárez.

El Teatro Juárez, edificado en su mayor parte de madera y decorado con ricas ornamentaciones, tenía la singularidad de que las butacas podían ser retiradas para efectuar dentro del local eventos sociales, como el banquete ofrecido en honor al general Porfirio Díaz el 20 de diciembre de 1898.  Este recinto apenas duró diez años, pues en marzo de 1909 fue consumido por un incendio, que se dice, era visible desde la Plaza de la Purísima.

Ante este incidente los señores Quiroga y Chapa Gómez, construyeron con la ayuda del gobierno de Bernardo Reyes, un nuevo teatro en el mismo lugar donde se encontraba el Juárez, titulándolo Teatro Independencia, y fue escenario de importantes obras artísticas. En 1937 fue remodelado y cambió su nombre por el de Teatro Rex, el cual desapareció con las obras de la Macroplaza, realizadas en los años ochentas con el gobernador Alfonso Martínez Domínguez.

Con información de DiarioCultura.mx

El Mercado Juárez

Ubicado en el centro de Monterrey, es un lugar de tradición donde los regiomontanos acuden a realizar sus compras. Se empezó a construir en diciembre de 1907 entre las calles de Ruperto Martínez, Aramberri, Guerrero y Juárez, y se inauguró el 2 de abril de 1909 por el entonces gobernador del Estado general Bernardo Reyes.

En el sitio en donde actualmente se ubica este mercado, se encontraba la Plaza de las Capuchinas, que años después cambió su nombre por Plaza Juárez, la cual fue sede de numerosas ferias, circos y carpas de variedades.

A principios del siglo XX se construyó el primer edificio del Mercado Juárez. Sin embargo, en la zona sólo había calles sin pavimentar y estaba semi-deshabitada.

La inundación de 1909 obligó a cerrar sus puertas. En 1910, en los festejos del centenario de la Independencia, se instaló la primera Exposición Industrial y Comercial, donde se exhibían artículos regionales. Terminado el evento, el mercado nuevamente abrió sus puertas.

Los locatarios mantenían una junta de mejoras para el mantenimiento del lugar. Así, en 1927, se invirtieron 70 mil pesos en reparaciones y se instaló un bebedero para uso público.

Hacia 1960, el edificio fue demolido por su deterioro, para dar paso a la construcción de uno nuevo, este último sería remodelado durante la administración municipal de 1991-1994, y es el que conocemos hoy en día.

Con información de DiarioCultura.mx.

La otra batalla de Monterrey de 1913

El 23 y 24 de octubre de 1913 se efectuó en Monterrey una serie de combates conocidos como la Otra batalla de Monterrey de 1913. En esos días las huestes federales por el gobernador de Nuevo León Salomé Botello, leal a Victoriano Huerta, defendieron la ciudad del acecho carrancistas que en esas fechas trataba de derrocar al usurpador Huerta tras el golpe de estado que éste último había propinado al gobierno constitucional de Francisco I. Madero.

OTRA VEZ ESTALLA LA REVOLUCIÓN

El 19 de febrero de 1913 el general Victoriano Huerta, a cargo de la defensa de la ciudad de México tras el estallido de la llamada Decena Trágica, captura al presidente Francisco I. Madero en Palacio Nacional y asume la presidencia de la República. Tres días después manda asesinar a Madero y al vicepresidente José María Pino Suárez para concluir de esta forma su despreciable traición.

Un mes después el 26 de marzo de ese año, el gobernador de Coahuila don Venustiano Carranza proclama el Plan de Guadalupe donde se desconocía a Huerta como Presidente de la República, así como a los Poderes Legislativo y Judicial de la Federación y Gobiernos Estatales que reconocieran al régimen Huertista como legal. De igual manera se estableció la organización del Ejército Constitucionalista, con el propio Carranza como Primer Jefe y a la vez, encargado del Poder Ejecutivo.

Poco a poco el fuego de la insurrección fue llegando a los sectores de la sociedad mexicana. Francisco Villa y Obregón arroparon esta proclama en el Norte, Zapata en el Sur, mientras Pablo A. González y Antonio L. Villarreal se sublevaron el Noreste de México.

También te puede interesar: Calzada Madero de Monterrey.

LA DEFENSA DE MONTERREY

Hacia octubre de 1913 el fantasma del combate se movía sobre la ciudad de Monterrey. Esta era ya la capital industrial de México y alrededor de ella había un sinnúmero de fábricas que laboraban con normalidad y su actividad intacta seguía produciendo material para exportar allende las fronteras.

El gobernador Salomé Botello, ungido por el general Huerta, se enfocaba en preparar las defensas de la ciudad ante un inminente ataque carrancista. A la par de los refuerzos federales que le llegaban, Botello organizó las llamadas brigadas paramilitares Defensa Social de Monterrey compuestas por  trabajadores de las empresas regiomontanas.

La mañana del 23 de octubre las fuerzas revolucionarias encabezadas por Antonio I. Villarreal atacaron la ciudad por la zona norte de la misma. Alrededor de cuatro mil soldados liderados por Jesús Carranza (hermano del primer Jefe Constitucionalista), Villarreal y Pablo A. González se batirían en una serie de combates sangrientos contras las tropas federales encabezadas por Botello.

Villarreal al mando de sus columnas penetró hasta los terrenos de la colonia Bella Vista (a espaldas de la Cervecería Cuauhtémoc) barriendo en media hora la  primer línea de defensa de la ciudad. Más tarde Jesús Carranza avanzó hasta tomar las instalaciones de la cervecería y hacer que sus enemigos se replegaran hasta la Estación Unión (hoy calles de Colón y Cuauhtémoc). De esta forma, los revolucionarios tenían a su alcance la toma de la ciudad.

Victorias en los alrededores de la ciudad, como en la loma del Obispado y las cercanías al cerro del Topo Chico, permitía a los revolucionarios saborear la victoria en la toma de Monterrey hacia el finalizar el día 23 de octubre. Sin embargo las líneas de defensa en las calles de Monterrey estaban intactas, lo que garantizaba sangrientos combates para el día siguiente.

LA “TOMA” DE LA CERVECERÍA

Durante el día 23 de octubre los carrancistas lograron penetrar la primera línea de defensa federal ubicada sobre las instalaciones de la Cervecería Cuauhtémoc. Tras librarse una serie combates y con el júbilo encendido los revolucionarios decidieron pernoctar en este lugar iniciando así una gran borrachera que dejó en mal estado a los fervientes soldados para los combates del día siguiente.

Al día siguiente, el ataque final ordenado por los jefes rebeldes no pudo efectuarse plenamente debido al deplorable estado físico en que se hallaban los combatientes revolucionarios. Algunos cronistas aseguran que al embriagarse los carrancistas fueron blanco fácil de las tropas que merodeaban el área.

DERROTA REVOLICIONARIA Y RETIRADA

En la mañana del día 24 de octubre las tropas carrancistas iniciaron el ataque a la ciudad avanzando por la calles Juárez y Zaragoza rumbo al Sur con la intención de tomar el Palacio de Gobierno. Las ametralladoras federales al mando del teniente coronel Enrique Gorostieta (hecho que le valió su ascenso a capitán) hacen fuego contra la avanzada carrancista, provocando graves pérdidas y la desbandada total.

Tras fracasar los diversos ataques por tomar la plaza la mañana y tarde del día 24 de octubre, los jefes carrancistas decidieron retirarse de Monterrey con una dolorosa derrota en sus cuestas. Sin embargo, unos meses después (en abril de 1914) finalmente los revolucionarios tomaron Monterrey. Para esas fechas el régimen de Victoriano Huerta se encontraba en franco desmoronamiento, lo que provocó el triunfo del movimiento revolucionario constitucionalista.

Con información de DiarioCultura.mx.

Calzada Madero de Monterrey

Antigua Calzada Unión. En el año de 1892, a los límites de la ciudad surge la Calzada Unión, antecedente de la Calzada Madero, y fue inaugurada por el Gobernador Bernardo Reyes, siendo un gran adelanto urbanístico para la época. Sus más de 5 kilómetros desde la Rotonda del Acero al Hospital Civil, la hacían una de las más largas de Monterrey.

Fue nombrada Calzada (Unión), hasta el 22 de marzo de 1915. En acta de Cabildo de Monterrey de 1915 se promovió lo siguiente:

“…con el escrito presentado por el C. Lic. Cirilo R. Heredia, proponiendo que los nombres de las Calzadas “Unión” y “Progreso… sean sustituidos por los de “Avenida Presidente Demócrata Francisco y Madero,” ” Avenida Lic. José M. Pino Suárez”, … así como que el importe de las placas, correspondientes sea costeado por el pueblo”.

También te puede interesar: La historieta mexicana de 1930 a 1970.

El 29 de marzo se aprueba la propuesta por el Cabildo. La Comisión nombra a la antigua Calzada de la Unión como Calzada “del general demócrata Francisco I. Madero” y la del Progreso con el nombre de José María Pino Suárez.

Con información de DiarioCultura.mx.

 

Barrios de Monterrey

Hablar de Barrios de Monterrey es referirse a cultura, formas de vida, cotidianidad y tradición familiar. En Monterrey, ciudad industrial, se han establecido espacios urbanos de convivencia en donde se desarrollan los hombres y mujeres que son héroes de manga de camisa, tal y como le mencionó el celebre regiomontano universal, Alfonso Reyes.

Desde la fundación de Monterrey, los primeros pobladores europeos se establecieron en los alrededores de la plaza principal, construyeron chozas y algunas casas de cantera. En las décadas posteriores, se fue poblando un barrio detrás de la parroquia (hoy catedral) en donde vivía la élite de la ciudad, convirtiéndose así en el primer barrio.

A finales del siglo XVIII, es notable el crecimiento urbano que sufrió Monterrey tras años de lento crecimiento demográfico. El plano de la ciudad, fechado en 1798 por el arquitecto francés Juan Bautista Crouset, ejemplifica perfectamente este crecimiento, ya que el desarrollo de asentamientos se extendió al poniente de la misma, al incrementarse el número de calles y manzanas pobladas (véase mapa de 1798).

También te puede interesar: Impresión sobre demanda. ¿La extinción de las editoriales?.

Durante el siglo XIX, los asentamientos humanos de Monterrey se fueron estableciendo en los límites de la ciudad, ampliando los alcances de ésta. Entre los principales barrios decimonónicos podemos mencionar los siguientes:

  • Barrio de la Federación (sobre el cerro de la Loma Larga).
  • De la Ciudadela (al norte de la ciudad).
  • De las Tenerías (ubicado al oriente de la ciudad por las calles de Juan Ignacio Ramón y Héroes del 47).
  • Del Fortín Independencia (Loma Larga).
  • San Luisito (actual colonia Independencia y parte de la Nuevo Repueblo).
  • Del Roble (ubicado en los alrededores de la Basílica del Roble).
  • De la Purísima.
  • De el Nijayote (Naranjo, entre Abasolo y Mina).
  • De la Rata Ahogada (Casa del Obrero).
  • De Santa Rita (Barrio de Catedral).
  • De la Plaza Degollado (Por las calles de Garibaldi e Hidalgo).
  • De San Francisco (Círculo Mercantil).

Una vez establecida la industria pesada en Monterrey, a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, la ciudad sufrió un desarrollo demográfico de grandes dimensiones. Gran cantidad de migrantes que formaron parte de la mano de obra de las fábricas y negocios se establecieron en las nuevas colonias de la ciudad, algunos en las orillas de ésta y otros en los nuevos asentamientos alrededor de las referidas industrias. A continuación presentamos breves referencias de los barrios más populares de Monterrey durante el siglo XX.

Barrio de la colonia Hidalgo

En 1915, se comenzó a poblar la colonia Hidalgo, al norte de la ciudad. Su primera escuela fue construida por los vecinos el 5 de febrero de 1924, la cual nombraron Miguel Hidalgo. Había una estación de ferrocarril en I. Altamirano y Piedra Parada, hoy M. Carrera y prolongación Cuauhtémoc.

Para construir la plaza, los vecinos organizaron kermeses, rifas, cenas, bailes. Cuando se contruyó el kiosko y se inauguró la plaza, se invitó al gobernador en turno, Francisco A. Cárdenas, y se le puso su nombre en honor a él.

Ir a índice

Barrio del Mediterráneo

El barrio del Mediterráneo cobró renombre a principios del siglo XX. Hoy su gente es trabajadora y sencilla, pero en aquel tiempo fue habitado por un grupo de rebeldes y pendencieros.

Algo muy representativo de este barrio era el muro que se construyó en 1910, con el propósito de proteger a la ciudad de las fuertes avenidas del río Santa Catarina. El muro cubría una gran distancia, desde la calle Serafín Peña, antes Calle de las Flores, y terminaba en la arteria Nicolás Bravo. Frente aquel muro existía un gran terreno, hoy Pulga Río.

Barrio de la Medalla (antes barrio de la Corona)

Estaba ubicado entre las calles Colón, Miguel Nieto, Aramberri y la avenida Urdiales. Su nombre se debió al templo de la Medalla Milagrosa ubicado en Edison, entre Treviño e Isaac Garza.

En 1787, el Ayuntamiento le concede al Obispo José Vergel la loma de la Chepe Vera (loma del Obispado), por su intención de cambiar la ciudad al poniente debido a las inundaciones. En dicha loma se construyó un palacio en honor de la virgen de Guadalupe, que posteriormente fue llamado del Obispado. La colonia no se pobló sino hasta 1920, con el crecimiento demográfico ocasionado por la industria.

Lo que caracterizó a este barrio eran las fábricas, los panteones municipales y el privado de El Carmen. Las primeras fábricas fueron la fábrica de cerrillos El Fénix, la fábrica de muebles La Malinche, y la Galletera Mexicana.

Barrios Tijerinas y Talleres

Estos barrios se asentaron en los alrededores de los talleres del Ferrocarril de Monterrey, en las calles Roble, Urdiales y Ruiz Cortines, por los años 30. Al principio, la colonia estaba llena de pequeños sembradíos y acequias. Lo más simbólico de la colonia fueron las escuelas, la escuela Talleres, Héroes de Nacozari, la secundaria No. 6 Centenario de la Constitución, la primaria Profra. Sofía Cavazos, el templo de Nuestra Señora del Refugio, el cine Colonial.

Ir a índice

Barrio del Obispado

Barrio del Obispado

El barrio del Obispado es uno de los más antiguos y opulentos de la ciudad. Ubicado en las faldas del cerro en donde se ubica el Palacio del Obispado, es una zona residencial con construcciones de principio del siglo XX.

La avenida Hidalgo, antes calle Real, fue muy emblemática. En ella se encontraban lugares importantes; el Hotel Hidalgo, negocios como la grosery store, el Hospital Muguerza, entre otros. Fue la vía de comunicación a Saltillo por la cual transitaron muchos personajes importantes a lo largo de la historia de Monterrey: el virrey Félix M. Calleja, el general Mariano Jiménez, el coronel Juan Ignacio Ramón, Fray Servando Teresa de Mier, el general Zachary Taylor durante la invasión americana, Santiago Vidaurri, Porfirio Díaz, Francisco Villa, por mencionar algunos.

El 20 septiembre de 1956, para festejar el 360 aniversario de la fundación de Monterrey, el Obispado se convirtió en el Museo Regional de Nuevo León, patrocinado por la Compañía Fundidora de Fierro y Acero y su presidente el licenciado Carlos Prieto. Su restauración fue inaugurada por el gobernador Raúl Rangel Frías.

Barrio El Nacional

Nació aproximadamente en 1920 al instarse la Estación Unión (hoy Central de Autobuses) y la Estación del Golfo (hoy Casa de la Cultura). Estaba ubicado entre la calzada Madero y la calle Colón, las calles adyacentes eran: Reforma, Rayón, Jiménez y Pino Suárez. Los barrios contiguos a este eran El Matehuala (hoy colonia Sarabia), el barrio de la estación del Golfo al oriente, y al sur, barrios residenciales de clase media, en donde destacaba la Plaza de Toros. La característica de este barrio era el comercio. Los negocios que más proliferaban eran los hoteles, carnicerías, sastrerías, peluquerías, tiendas de abarrotes, cafés, etcétera. La alteración de este barrio se dio por la construcción de la línea 2 del metro y la ampliación de la avenida Madero.

Ir a índice

Barrio del fraccionamiento, Buenos Aires

Se situaba al oriente de la ciudad, era una continuación de la colonia Buenos Aires. Su origen se remonta a la entrega de viviendas, prestación que tenían los trabajadores de la Compañía Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey S. A., en 1950.

Al paso del tiempo, el fraccionamiento Buenos Aires contó con su propia escuela, la primaria Adolfo Prieto, también se construyó el jardín de niños del mismo nombre y la secundaria Niños Héroes No. 8.

Por el 65 aniversario de la Fundidora se construyó el Parque de Ligas Pequeñas de Beisbol Buenos Aires, mismo que todavía existe. El parque España era el lugar de recreación de este barrio.

Barrio de la Luz

Llamado así por el templo dedicado a la advocación mariana Madre Santísima de la Luz. Se construyó en 1895 en un terreno comprendido entre la plaza de la Muralla también conocida como la placita de la Luz, ubicada en Ruperto Martínez por Platón Sánchez y H.I. Cairo, hoy Carvajal y de la Cueva.

Con la construcción del templo se fue poblando rápidamente esa parte de la ciudad y la capilla de la Luz fue el centro piadoso del barrio.

Ir a índice

Barrio Garibaldi

Barrio Garibaldi

Se encontraba a un costado del antiguo Colegio Civil Militarizado. Al frente, por la calle del mismo nombre, en colindancia con Juárez, Washington y 5 de mayo, surgió la Plaza Colegio Civil. Estaba rodeada por muchos templos, como: El Roble, San José, Dolores, Sagrado Corazón de Jesús, entre otros.

Existían cines como el Cine y Teatro Cosmos, Cine Juárez, Cine Imperio y Cine Real Rodríguez. Algunos de los lugares de recreo eran la Alameda, la fuente Monterrey y el parque Luna.

Barrio Reforma y Galeana

Barrio Reforma y Galeana

Su ubicación estaba limitada por las calles de Guerrero, Galeana y Emilio Carranza. Antes, el barrio de Reforma y Galeana sólo lo comprendían dos manzanas de terreno, propiedad de los Ferrocarriles Nacionales de México. En el año de 1940, estos terrenos se vendieron a los trabajadores por intervención de la señora Vivianita S. de Martínez.

Por su cercanía con la calzada Madero, el barrio se hizo comercial; algunos de los negocios fueron el cine Florida, la Súper Chueca, Casa Lozano, Casa Emilio, Cine Reforma, Fotografía Jasso, Mueblería del Golfo, por mencionar algunas.

Ir a índice

Barrio Diego de Montemayor

Barrio Diego de Montemayor

Tenía su ubicación desde el río Santa Catarina hasta las calles de 5 y 15 de mayo, de sur a norte, y de Mina a Juárez, de oriente a poniente, y era considerado el centro de la ciudad.

Era un barrio tranquilo y confortable. Su desaparición se debió, en gran parte, a la construcción de la Macroplaza, ya que fueron derrumbados muchas casas, edificios y árboles.

Los negocios más conocidos eran la Tienda de Vallejo, Frutería Martínez, Carnicería Flores y el sitio Juan Ignacio.

Barrio de la Calle Juárez y plaza del Colegio Civil

Barrio de la Calle Juárez y plaza del Colegio Civil

Ubicado en las calles de Juárez, Zuazua, 15 de mayo y Ruperto Martínez. Barrio eminentemente comercial, con negocios que todavía perduran; el Mercado Juárez, botica la Reynera, panaderías como La Superior y La Favorita, el restaurante Galván, Tlapalería Sello Rojo, Casa Villarreal, Casa Moneta, Magazine, Taquería Juárez y muchos más.

La plaza y Colegio Civil situados en este barrio representaron, con sus actividades magisteriales y artísticas, la educación, arte y cultura de Monterrey.

Ir a índice

Barrio de la Catedral

Barrio de la Catedral

Barrio situado alrededor de la catedral y la Macroplaza, en Abasolo, Zuazua, Zaragoza y 15 de mayo. Entre los lugares más representativos estaban la plaza Zaragoza, Hotel Brístol, Don Diego, Zuazua, Continental, San Antonio Iturbide, Restaurante Flores y Pensilvania, el Círculo Mercantil, Bar Reforma y Carita, Cine Elizondo, Zapatería Marroquín y los múltiples expendios de lotería.

El 23 de junio de 1982, en el gobierno de Alfonso Martínez Domínguez (1979-1985), se dio el banderazo de inicio de los trabajos de demolición de gran parte de este barrio (400 mil metros cuadrados), que darían paso a la construcción de la Macroplaza.

Ir a índice

Barrio La Purísima

Fue bautizado con este nombre por estar alrededor del templo de la Purísima, lo constituían familias de empresarios prósperos, grandes comerciantes, prestigiados profesionistas y personalidades distinguidas del ámbito local e internacional.

Se ubicaba en las calles Hidalgo, Zarco, De las Flores y Simón Bolívar. Sus lugares más representativos eran la plaza Llave, la casa de don José Calderón, el tranvía que transitaba por Simón Bolívar entre las calles Cuauhtemoc y Rayón, la botica de la calle Zarco y el Colegio Renacimiento.

Barrio La Purísima

Barrio San Jorge

El barrio San Jorge tuvo como base de formación dos elementos muy importantes: La Parroquia de Guadalupe y el Colegio Juan Luis Vives. Esta escuela estaba ubicada alrededor de lo que actualmente es la avenida Lincoln en su cruce con las avenidas Gonzalitos y Rodrigo Gómez. Algo representativo eran los grandes terrenos de sembradíos de maíz, el panteón municipal, la pasteurizadora Nazas y el campo de futbol que se encontraba en el lado sur de lo que era la antigua vía a Torreón, hoy avenida Lincoln.

Ir a índice

Colonia Independencia (antes barrio de San Luisito)

El antiguo barrio de San Luisito se formó en la segunda mitad del siglo XIX, en los albores de la industrialización. Se le llamó así porque fue poblado por migrantes provenientes del estado de San Luis Potosí. En los inicios, el espacio que hoy ocupa la colonia Independencia y la Nuevo Repueblo se le denominó Repueble del Sur; y en él pastaban cabras y ovejas.

Para 1910 se le cambió el nombre al barrio, denominándose colonia Independencia. Esto como consecuencia de los festejos del primer centenario de la misma. Sin embargo, tiempo después se le seguía llamando el barrio de San Luisito, por gran parte de la población, que además fue inmortalizado en el Corrido de Monterrey.

El famoso puente San Luisito fue construido en 1904 y fue destruido por un incendio en 1908. Después de la reconstrucción fue arrastrado por las inundaciones de 1909. Este puente era de concreto con la forma de dos aguas y a los lados había comercios que se tendían a lo largo de todo el puente. Tiempo después sería demolido para dar origen al moderno puente del Papa.

Ir a índice

Cines

Durante gran parte del siglo XX, los cines se convirtieron en el máximo entretenimiento familiar de los regiomontanos. Ubicados en los barrios más importantes de la ciudad, estos centros de esparcimiento forman parte de la memoria colectiva, por lo que presentamos una pequeña lista de los cines más representativos en la ciudad:

  • Cine Nacional: Villagrán entre Isaac Garza y Tapia.
    Cine Elizondo
  • Cine Terraza Bernardo Reyes, en la esquina de Villagrán e Isaac Garza.
  • Cine Madero: por la calle Cuauhtemoc, entre Madero y Reforma.
  • Cine Obrero: Madero casi esquina con Colegio Civil.
  • Cine Lírico: Madero entre Juárez y Colegio Civil.
  • Cine Olimpia: Tapia y Zaragoza.
  • Cine Escobedo: Madero, entre Manuel Doblado y Diego de Montemayor.
  • Cine Cosmos: Morelos, casi esquina con Garibaldi.
  • Cine Rodríguez: Juárez, entre Aramberri y Modesto Arreola.
  • Cine Anahuac: Washington, entre Zaragoza y Zuazua.
  • Cine Zaragoza: Zaragoza y Washington.
  • Cine Imperio: Juárez, entre 5 de mayo y Washington.
  • Cine Juárez: Espinosa, entre Dr. Coss y Zuazua.
  • Cine Elizondo: Zaragoza, entre Padre Mier y Matamoros.
  • Cine Reforma: Madero, entre Galana y Emilio Carranza.

Con información de DiarioCultura.mx.

Casa de la Cultura de NL

Los espacios de Antigua Estación del Golfo hacen que la Casa de la Cultura de Nuevo León se establezca como el sitio ideal para llevar a los diferentes públicos hacia lugares donde las musas de las artes son las protagonistas del diario acontecer.

En pleno Centro de la Ciudad, la Casa de la Cultura alberga en sus cinco plantas y edificio anexo a la librería El Tren, el Museo del Ferrocarril, la Biblioteca Alfredo Gracia Vicente, la Sala Gabriel Figueroa, el Teatro de la Estación, el Centro Regional de Información, Promoción e Investigación de la Literatura del Noreste, el Centro de Compositores de Nuevo León, galerías de artes plásticas y espacios para talleres de muy diversa índole.

Centro de Compositores de Nuevo León

La música y sus creadores tienen un espacio privilegiado en la antigua estación ferroviaria porque aquí tiene su sede el Centro de Compositores de Nuevo León desde 1998. Aquí se apoya la producción de los artistas nuevoleoneses, se archiva y se recopila su obra musical. A través del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Nuevo León (FONECA), el Centro ofrece becas para que los músicos cristalicen proyectos de trabajo durante un año.

También te puede interesar: Día Internacional del Libro.

CRIPIL Noreste

El Centro Regional de Información, Promoción e Investigación de la Literatura en el Noreste es un espacio que permite el intercambio de la producción literaria regional a través de la recopilación, promoción y difusión de la literatura entre las diferentes regiones del país con el objetivo de promover la investigación literaria acentuada en autores de la región Noreste.

Museo del Ferrocarril

Aquí es posible conocer la historia del ferrocarril en el noreste de México. Las 110 piezas que forman la exposición permanente “Antigua Estación del Golfo”, desde 1997, ofrecen al visitante un rápido recorrido al pasado ferrocarrilero de la región. Hay instrumentos de medición, herramientas de trabajo, señalamientos de tránsito, así como fotografías y objetos de los ferrocarriles relacionados al trabajo diario en la añeja estación ferroviaria, convertida ahora en Casa de la Cultura de Nuevo León.

Av. Colón 400 OTE, Centro
+52 (81) 8374 1128 y 1226

Con información de DiarioCultura.mx.