Farmacéuticas

Un tuit de Hillary Clinton derrumba acciones de farmacéuticas

La precandidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, logró derrumbar las cotizaciones de acciones de las empresas biotecnológicas y farmacéuticas con un solo tuit.

Clinton escribió en su cuenta oficial de Twitter sobre el aumento de alrededor del cinco mil 500% en el precio de Daraprim, medicamento que desde hace 62 años se usa para curar la malaria, la toxoplasmosis y otras infecciones. Se trata de uno de los fármacos más esenciales y básicos, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Como consecuencia de ello, el índice bursátil NASDAQ registró –el lunes pasado– una caída del 4.7% en su Índice de Biotecnología, en la que cotizan 144 grandes compañías de dicho sector, informó el sitio actualidad.rt.com

Este mes la empresa privada Turing Pharmaceuticals, que en agosto compró por 55 millones de dólares el derecho de vender ese medicamento en EU, subió el precio de una pastilla de 13.5 hasta 750 dólares.

“La especulación con los precios del mercado de medicamentos de especialidad es indignante. Mañana propongo un plan para atenderla”, escribió Clinton el lunes, provocando el miedo en el mercado de acciones.

 

 

Con información e imágenes de Publimetro.

Perú utilizó a 3 mil niños en experimentos médicos

En Perú, las autoridades de Salud suspendieron los ensayos clínicos en más de 3 mil niños que eran utilizados para experimentos médicos.

Laboratorios internacionales y farmacéuticas captaban a los padres de estos menores en hospitales públicos y postas populares.

“Me parece hasta un crimen de la humanidad que se esté utilizando a niños para hacer experimentos”, asegura la congresista, Johnny Lescano.

Los niños eran usados para experimentar nuevas vacunas y medicamentos contra el asma, artritis y diabetes. Los padres que aceptaban someter a sus hijos a estos experimentos, recibían en compensación canastas de alimentos.

“Por una canasta familiar yo no expondría a mi hija a su salud, no”, Dijo Magaly Coronel, madre de familia.

Ante la lluvia de críticas y la indignación ciudadana, el Ministerio de Salud inició una investigación y suspendió los ensayos.

“Mano dura más que para las farmacéuticas, para los laboratorios también, que hacen este tipo de investigaciones, bienvenidas las inversiones, bienvenida la investigación, pero de esa manera no”, precisó Segundo Tapia, presidente Comisión de Salud.

Los ensayos clínicos en niños no son recientes. Desde 1999, 8 mil 764 niños han participado en 59 experimentos.

“Yo no permitiría eso, porque estaría mal”, dijo Vilma Quispe, madre de familia.

Hace 9 años, otros 140 bebés participaron también en un estudio con arroz transgénico, prohibido en Estados Unidos. La bioética de estos ensayos clínicos ha dejado muy mal parado al Sistema de Salud Peruano.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.