Estilo de Vida

Revelan malos hábitos de lectura en los mexicanos

El 81.2 por ciento de los mexicanos tienen malos hábitos de lectura y el 63.8 por ciento están poco interesados en ella; la mayor parte de lectores consumen libros de ciencia ficción y el 59.2 prefieren a los autores extranjeros, revela una encuesta de opinión realizada por Gabinete de Comunicación Estratégica y Kaleydoscopio.

El análisis realizado para en febrero pasado, a partir de 600 encuestas distribuidas en las 32 entidades del país, en las que participaron hombres y mujeres mayores de 18 años de edad, señala que sólo el 2.4 por ciento de los consultados cree que los mexicanos están muy interesados en la lectura.

Al preguntar cuál es el género literario que consideran mayormente consumido, el 66.3 por ciento respondió que cree que la ciencia ficción, el 58.2 por ciento se inclinó por el género romántico, el 57.8 por ciento por libros de aventura y el 55.9 por el terror.

Los libros dirigidos al sector infantil interesarían al 54.1 por ciento; el policial al 53.5 por ciento y los enfocados a temas de autoayuda al 47.7 por ciento.

También te puede interesar: Día Internacional del Libro.

De los encuestados, el 32.2 por ciento no sabe el nombre de un escritor, el 18.8 optó por no responder y solo el 12.9 por ciento recordó a Octavio Paz, el 2.9 a Carlos Cuauhtémoc Sánchez, el 2.5 a Juan Rulfo y el 2.2 a Carlos Fuentes.

Con menos del dos por ciento se ubicaron autores como Amado Nervo, Carlos Monsiváis, José Emilio Pacheco, José Vasconcelos y Elena Poniatowska.

El documento apunta que el 32.2 por ciento de los mexicanos prefiere leer a autores mexicanos, mientras que el 59.2 opta por extranjeros, siendo el colombiano Gabriel García Márquez el más recordado con 7.6 por ciento, le siguieron el brasileño Paulo Coelho (2), el chileno Pablo Neruda (0.9) y el español Miguel de Cervantes con (0.7).

Con información de El Horizonte.

Cinco beneficios comprobados de aprender otro idioma

Aprender a hablar un segundo idioma puede ser un desafío, estás entrenando tu cerebro para hacer algo mucho más complejo que la memorización de nuevas palabras y sus pronunciaciones adecuadas. Estás expandiendo tu capacidad de pensamiento.

Saber dos idiomas proporciona beneficios más allá de la capacidad de pedir direcciones o de pedir un café.

Los cerebros de los poliglotas operan de manera diferente que los de un pueblo unilingüe.

El uso regular de un segundo idioma agudiza muchas habilidades cognitivas.

Para adquirir estas nuevas habilidades lingüísticas, hay opciones como:

Inscribirse en una clase

Descargar una aplicación

Practicar consistentemente -incluso si dedicas sólo 15 minutos al día- es suficiente para cosechar las recompensas cognitivas que acompañan al aprendizaje del segundo idioma.

También te puede interesar: El gran negocio de hablar en español.

1.- La atención mejora, y muy rápidamente.

La investigación muestra que un corto período de aprendizaje de un nuevo idioma es suficiente para impulsar la agilidad mental.

2.- La multitarea viene de forma más natural.

Un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania encontró que los hablantes bilingües pueden superar monolingües cuando trabajan en múltiples proyectos simultáneamente.

Es más natural que el cerebro bilingüe corrija rápidamente la información que es irrelevante y conoce lo que es importante.

3.- La toma de decisiones es más sencilla en un idioma extranjero.

Los investigadores de la Universidad de Chicago encontraron que somos capaces de pensar de manera más racional, y con menos sesgo, cuando usamos una lengua extranjera para sopesar las opciones de una decisión. Atribuyen estos efectos al hecho de que una lengua extranjera permite una mayor distancia emocional y cognitiva al evaluar lo que está en riesgo en la decisión.

4.- Las habilidades de la memoria están mejor protegidas.

Un estudio realizado en Luxemburgo encontró que aquellos que hablan más de dos lenguas pueden estar en menor riesgo de enfermedades como el Alzheimer y la demencia, afirmando que el multilingüismo tiene “un efecto protector en la memoria en las personas mayores que practican lenguas extranjeras durante su vida o en el momento del estudio “.

5.- Tu cerebro en realidad se hace más grande.

Un estudio de 2014 titulado “La edad del aprendizaje del lenguaje forma la estructura cerebral” encontró que el grosor cortical -que generalmente está asociado con una mayor inteligencia- del cerebro bilingüe sólo se altera cuando el aprendizaje de la lengua ocurre más tarde en la vida después de desarrollar la competencia en su primer idioma. Cuanto más tarde se adquiere un segundo idioma, mayor es el efecto sobre la estructura cerebral, según el estudio.

Con información de El Horizonte.

La comida barata puede salir cara

El ritmo de vida cada vez más acelerado que llevamos hoy en día los regios nos dificulta que podamos seguir un estilo de alimentación saludable.

[iframe src=”http://giphy.com/embed/aUPUQqtIh1YpW” width=”400″ height=”202″ frameBorder=”0″ webkitAllowFullScreen mozallowfullscreen allowFullScreen][/iframe]

 

Es mucho más económico y rápido detenerse en alguna esquina para comprar tacos y un refresco o alguna golosina que ir al súper y preparar una buena y nutritiva comida casera.

[iframe src=”http://giphy.com/embed/13Kim2zBCo5Jcc” width=”400″ height=”202″ frameBorder=”0″ webkitAllowFullScreen mozallowfullscreen allowFullScreen][/iframe]

 

Pero, pero como dice el dicho “lo barato sale caro”, al pasar el tiempo, esas comidas baratas se convierten en un gasto considerable para los bolsillos de los mexicanos.

[iframe src=”http://giphy.com/embed/ESt8At0PXpmj6″ width=”400″ height=”275″ frameBorder=”0″ webkitAllowFullScreen mozallowfullscreen allowFullScreen][/iframe]

 

El problema es que una dieta así puede provocar enfermedades como diabetes, colesterol, hipertensión u obesidad, y tratarlas puede dejar en ceros a cualquiera.

Este es el caso de la diabetes, la cual representa el 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, según explicó la doctora Gabriela Allard Taboada, presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes.

De acuerdo al estudio de la especialista, “un gran porcentaje de personas de escasos recursos no tiene para el automonitoreo básico”, afirmó, pues un glucómetro cuesta aproximadamente 400 pesos (el más barato) y mientras que automonitorearse tiene un costo cercano a 500 pesos mensuales (debido al precio de las tiras reactivas y lancetas para medir la glucosa).

La diabetes está considerada como una de las enfermedades más desgastante para la economía de una familia.

“Un paciente que vive con diabetes gasta, sólo en medicamentos y monitoreo, alrededor de mil pesos al mes, más consultas” explicó la Doctora.

La ingesta de medicamentos y automonitorearse no es todo lo que un diabético debe hacer para llevar un control adecuado de su padecimiento. También tiene que realizarse una serie de estudios de laboratorio, por lo menos cada tres meses, además de visitas con especialistas: oftalmólogo, podólogo, odontólogo y nutrición.

Por ello, el gasto anual, entre medicamentos, automonitoreo, revisiones y estudios de laboratorio, se estima en los 40 mil pesos, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Diabetes.

Causas

  • La diabetes tipo 1 se produce por factores genéticos y otros desconocidos que desencadenan el inicio de la enfermedad.
  • Estilo de vida y factores genéticos causan la diabetes tipo 2.
  • Se puede prevenir la diabetes tipo 2 con una alimentación adecuada, si te mantienes físicamente activo y tienes buenos hábitos de vida.

 

Con información e imágenes de ABC Noticias.

Yvonne Venegas publicará libro sobre estilo de vida sampetrino

La reconocida fotógrafa tijuanense Yvonne Venegas, platicó en exclusiva con Periódico ABC, a cerca de su próximo libro, el cual tendrá un ‘sabor’ especial, pues el ambiente y tenor ‘sampetrino’, pondrá en manifiesto el estilo de la elite social y cultural del norte del país.

La gemela de la cantante Julieta Venegas, recorre distintos lugares del municipio de San Pedro, para captar con su lente, momentos, personas y texturas visuales, de lo que llamó, ‘una interpretación’ de su sentir y vivir en las calles del mencionado ayuntamiento.

“Estoy haciendo un proyecto de un libro sobre San Pedro, Garza García, y estoy viniendo desde hace 2 años, ahora más seguido desde que vine a exponer, me encantó el municipio y decidí hacerlo, y saldrá hasta el año que entra, en realidad es una interpretación de lo que me gusta.

“Es gracias a la gente que me ha dado acceso un poco a sus vidas, espacios, actividades, básicamente, he tenido grandes contactos, soy muy fan de Mauricio (Fernández), y como cualquier proyecto artístico es una interpretación del medio”, expresó Venegas.

Nuevamente Yvonne, trabaja de la mano de la casa editorial “RM”, en España, planea editarlo para el mes de noviembre de 2016, y primeramente verá la luz en feria fotografía en París, para luego hacer un recorrido y llegar a San Pedro, con una exposición.

Actualmente trabaja en más historias y buscar las imágenes que complementaran el material, por lo que aún no se sabe la cantidad de páginas que contendrá, ni formato, algo que ya conoce tras 20 años de trabajar con la lente, y vivir los altibajos de una profesión artística.

“Yo creo que en el arte debes de saber tener que ser perseverante, no te avientas al arte porque sea fácil, eventualmente lo que uno debe aprender es que esta expresión es de lo más increíble, porque te dedicas a hacer algo creativo, no como en otras carreras.

“Llevo como 20 años tomando fotos, no ha sido fácil como cualquier vida, pero hago lo que más me gusta hacer en la vida, la fotografía y expresarme así”, puntualizó.

Su trabajo fotográfico explora temas de clase, género y representación personal de acuerdo a una participación en una estructura de clase específica.
Con información e imágenes de ABC Noticias.

El difícil arte de la danza

Ya sea clásico, contemporáneo, tahitiano, hawaiano, o cualquier estilo de danza, el compromiso y nivel de exigencia, no es equivalente a lo que un bailarín percibe económicamente por subirse al escenario y mostrar su talento, cambiándolo por ‘Amor al arte’.

En algunas ocasiones cuando la compañía a la que pertenecen puede y quiere pagar, pueden recibir hasta mil pesos por función, mientras otros, retribuyen menos o a veces el pago es la experiencia obtenida, expresó Areli Moran, bailarina profesión y gestora cultural.

“La verdad no existe la posibilidad de vivir de la danza, al menos que te dediques a dar clases, y gestionar algún evento y tener otro ingreso fuera de esto, si bien alrededor de la danza puedes complementar, no todos tenemos herramientas para poder hacer algunas cosas.

“Cuando recibes un pago, generalmente en una función es de mil pesos, los que pagan, porque hay unos que ni bailarines, ni músicos son, y luego hay jóvenes no graduados y por eso ves mucha rotación en las compañías, pues como no son profesionista no pueden exigir el pago”.

Por su parte, Paloma Rodríguez, maestra de tahitiano, hawaiano, salsa y bachata, expresó que la vida del bailarín es cansada, el estímulo personal y reconocimiento de sus seres queridos, además de una tradición o costumbre de generaciones pueden permitir pagar.

“La técnica de cada danza nos ayuda física, mental, emocional y espiritualmente, teniendo coordinación, control. Siempre hay que estar estudiando, preparándose, y cuando llegas a un nivel importante, ya puedes dar clases, además estas danzas son muy nobles, no son estrictas, si hay que cuidarse, principalmente las rodillas y piernas”, expresó Paloma.

Coincidentemente las instructoras de la danza compartieron lo difícil, riesgoso y complicado del difícil arte de la danza, que si bien ayuda en aspectos medicinales por medio del ritmo, y los movimientos, la danza se quedó rezagada por  la falta de cultura y pasión.

Los presupuestos para apoyo de la danza, han ido disminuyendo, poniendo el riesgo este bello arte. Entre 500 y mil pesos gana por función un bailarín por lo que para poder subsistir el bailarín debe buscar otras fuentes de ingresos

Ser vegano en Monterrey es posible

Ser vegano en la capital de la carne asada puede ser un todo un reto pero no un imposible.

Nuevo León es el estado con mayor consumo de carne a nivel nacional, y es que consumir res y pollo asado va más allá de cocinar un producto alimenticio, en la tierra de la machaca y el cabrito es un asunto cultural.

En el 2014, el consumo per cápita de carne en el estado era de 30 kilos, mientras que el promedio nacional es de 16 kilos al año.

Sin embargo, ser vegano en la ciudad de las montañas y las carnes asadas sí es posible.

El veganismo consiste en dejar el consumo de carne, pescado y demás productor de origen animal como el huevo y los lácteos.

Para empezar, es necesario agregar a la lista de compras alimentos sustitos de la carne, que proporcionen la proteína, vitamina B12, hierro, calcio y cinc que el cuerpo necesita.

La leche de soya y el tofu son algunas opciones pero no son las únicas.

En la zona metropolitana, sobre todo en San Pedro y el sur Monterrey, existen algunas tiendas orgánicas en donde se pueden encontrar diferentes productos dependiendo de los gustos y poder adquisitivo de cada persona.

Otro paso importante en el proceso de modificar los hábitos alimenticios, es encontrar cómo preparar alimentos sin utilizar ningún producto animal. A través de páginas de internet, videos o redes sociales, los mismos usuarios se comparten recetas entre ellos, permitiendo a quienes apenas están comenzando salir de la rutina e innovar con alimentos nutritivos y de buen sabor.

Es importante saber que la vida social de un regio no acaba en el momento en que se hace vegano. En las carnes asadas puede participar asando verduras y tanto en el centro de Monterrey como en San Pedro, hay diferentes opciones de restaurantes que son muy amigables a este estilo de vida.

 

Con información e imágenes de ABC Noticias.