Dallas

Dallas quiere conectar a México y AL

El Aeropuerto Internacional de Dallas Fort Worth (DFW) tiene como objetivo principal convertirse en la terminal de Estados Unidos que más pasajeros conecte desde México y Latinoamérica con el resto del mundo, aseguró John Ackerman, vicepresidente de Estrategia y Desarrollo Global del DFW.

El directivo comentó que sólo el mercado nacional representa 40 por ciento del total de pasajeros de la terminal.

“México es el mercado más importante para el aeropuerto, pues representa 40 por ciento, debido a que hay una gran población mexicana residente. Pero también porque existen muchos negocios entre Dallas y México; somos buenos socios”, expuso a Excélsior.

Por lo anterior negó que la relación pueda cambiar una vez que inicie la administración de Donald Trump. “La nueva administración deberá entender que somos socios de México y eso no va a cambiar, pues los negocios que se tienen son benéficos para los dos países”.

De acuerdo con datos del DFW, en lo que va de 2016 se ha registrado la llegada de dos millones 870 mil viajeros mexicanos y la tasa de crecimiento se sitúa en 5.6 por ciento anual.

Ackerman comentó que con el objetivo de hacer del Aeropuerto Internacional de Dallas Fort Worth una terminal cada vez más atractiva se invirtieron 2.8 mil millones de dólares para obras de remodelación, que concluirán en 2017.

Al respecto, Milton de la Paz, director de Relación con Aerolíneas, comentó que entre las innovaciones está la puesta en marcha de 20 quioscos de Global Entry y 54 más para los pasajeros que tienen la visa B1 y B2, como en el caso de los mexicanos, para agilizar la entrada al país, lo que reduce el tiempo de una hora o 40 minutos a sólo diez. Además estarán disponibles nuevas tiendas y una gran duty free de marcas de lujo, que además de ofrecer productos a los pasajeros permitirá que los ingresos no aeronáuticos sean mayores.

Con información de Dinero en Imagen.

El jefe de policía de Dallas “Vamos a hacer volar por los aires a ese tipo”

La decisión de usar un robot equipado con una bomba para matar al asesino de Dallas abre nuevos interrogantes en el uso de tácticas militares por parte de la policía.

La decisión se tomó poco antes de la una de la madrugada. El alcalde y el jefe de policía de Dallas salían de visitar a los heridos en el hospital. “De acuerdo, está decidido. Vamos a hacer volar por los aires a ese tipo”, dijo el comisario. Media hora después, la policía introdujo en el garaje donde se había atrincherado el sospechoso un robot militar cargado con una bomba, y mediante control remoto la hizo explotar a pocos metros de Micah Xavier Johnson, el francotirador que esa noche había asesinado a cinco agentes en medio de una manifestación.

Es la primera vez que un robot ideado en origen para desactivar bombas es utilizado paradójicamente por la policía para cargar en sus brazos extensibles un explosivo y acabar con la vida de un civil. La osada iniciativa de David Brown, jefe policial de Dallas, ha despertado las suspicacias éticas entre los analistas. “En la guerra el objetivo es matar, pero la misión de los cuerpos policiales es muy diferente. El uso de robots es muy común pero utilizarlos para ejercer una fuerza letal desata nuevas e complejas interrogantes”, declaró a The Atlantic este sábado el profesor de derecho de la Universidad de South California Seth Stoughton.

En una columna del diario local Texas Tribune, el profesor de criminología de la Universidad de Huston, Willard Oliver, expolicía y militar retirado definió la acción como: “deslumbrante, estremecedora y a la vez muy efectiva”

En la guerra el objetivo es matar, pero la misión de los cuerpos policiales es muy diferente

La inédita respuesta contra la mayor matanza de agentes de la policía desde los ataques del 11 de septiembre de 2001 contó con el visto bueno del alcalde, Mike Rawlings. “No quería poner en peligro la vida de más agentes. El comisario Brown pensó que era la manera más segura de resolverlo y yo le apoyé”, confesó este sábado en una rueda de prensa.

Desde que el sospechoso fue arrinconado en el garaje de un colegio, las autoridades comenzaron a barajar dos posibles vías de resolución. La primera tesis consistía en redada clásica. Utilizar la superioridad numérica y de fuego de los cientos de agentes desplegados en el centro de la ciudad para achicar los espacios y reducir a Johnson a balazos. Esta opción fue desechada muy pronto. El francotirador que acababa de acribillar en plena calle a cinco policías y herido a otra decena de civiles con un rifle de asalto iba armado hasta las pestañas. Le protegía un chaleco antibalas, tenía revólveres de repuesto, munición para resistir varias horas y es probable que también dispusiera de explosivos, según el análisis policial sobre el terreno. Más tarde se supo que era un reservista del ejército y que guardaba un arsenal completo en su casa.  

La justificación del jefe de policía es que tras dos horas de infructuosas negociaciones, el sospechoso no entraba razón, continuaba disparando y amenazando con estallar una ristra de explosivos que supuestamente había colocado por distintos puntos del centro de la ciudad. “Decía el día final había llegado y que iba a seguir matando policías. Fuimos muy cuidadosos con la táctica de ataque. Llevábamos tiempo entrenándonos para este tipo de situaciones”, declaró el día siguiente Brown ante la prensa.

El antiguo jefe de policía de Dallas, Bill Rathburn, está convencido de que no hay razones para cuestionar la decisión de su sucesor. “Fue una estrategia poco habitual, pero sin duda las más efectiva. En circunstancias excepcionales como esta, cuando el objetivo está aislado en un espacio donde no hay gente, es la mejor solución de todas”, sentenció este sábado en declaraciones a un diario local.

Con información e imágenes de El País

Obama acorta su viaje a España por el ataque contra policías en Dallas

El presidente estadounidense ya no viajará a Sevilla y regresará a Washington el domingo.

Barack Obama abreviará 24 horas su viaje a España, según informó este sábado la Casa Blanca en un comunicado desde Varsovia. La matanza de policías en Dallas (Texas) la noche del jueves, tras dos episodios de muertes de hombres negros por tiros de agentes en Luisiana y Minnesota esta semana, han llevado al presidente de Estados Unidos a alterar sus planes. En vez de dos días, la visita durará uno. Obama suprimirá la escala en Sevilla prevista para el domingo. Pasará ese día en Madrid y en la base militar de Rota. Desde allí, esa misma noche, regresará a Washington.

Inicialmente, la visita a España, la única de su presidencia, debía prolongarse hasta el lunes por la tarde. Según el calendario original, Obama debía volar en la noche del sábado a Sevilla desde Varsovia, donde se encuentra ahora para participar en una cumbre de la OTAN. En Sevilla habría visitado la ciudad con el rey Felipe VI. Después habría volado a Rota. Y el lunes, ya en Madrid, debía reunirse con el presidente en funciones, Mariano Rajoy, con el Rey y con líderes políticos. La visita iba a terminar con un diálogo del presidente de EE UU con jóvenes.

Obama acorta su viaje a España por el ataque contra policías en Dallas

Según los nuevos planes, Obama volará en la noche del sábado directamente de Varsovia a Madrid. Allí participará el domingo en reuniones “con su homólogo español y otros representantes gubernamentales”, dice el comunicado, sin especificar los nombres. Después, como estaba previsto, viajará a Rota para hablar con militares norteamericanos destacados allí, etapa final del viaje. Dentro de su agenda, Obama ha citado en la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) al líder del PSOE, Pedro Sánchez, y de Ciudadanos, Albert Rivera, pasa sendos encuentros bilaterales antes de volar a Washington. Podemos ha confirmado que también ha invitado a Pablo Iglesias. Será entre tres y tres y media de la tarde.

El comunicado del secretario de prensa, Josh Earnest, no especifica las causas del cambio de planes. La decisión, meditada durante toda la jornada del viernes en Varsovia, refleja la gravedad de los últimos estallidos violentos en Estados Unidos. Las matanzas de Dallas, Luisiana y Minnesota han monopolizado buena parte del tiempo del presidente Obama y su equipo en la cumbre de la OTAN.

Desde que, en la madrugada del viernes, hora local, llegaron a Varsovia las primeras noticias de la matanza en Dallas, circularon las especulaciones sobre una posible supresión o modificación del viaje. En un breve encuentro en la cumbre, Obama confirmó a Rajoy que viajaría a España. Obama ha aceptado una invitación del alcalde de Dallas, Mike Rawlings, para visitar la ciudad a principios de la próxima semana, según el comunicado.

Con información e imágenes de El País

Los políticos hacen un llamamiento a la unidad tras el ataque de Dallas

Los candidatos presidenciales suspenden la campaña electoral.

Los aspirantes a suceder al presidente Barack Obama en la Casa Blanca anunciaron que suspendían sus respectivos actos de campaña programados para este viernes por el ataque en Dallas (Texas). Tanto el republicano Donald Trump como la demócrata Hillary Clinton condenaron el tiroteo que acabó con la muerte de cinco policías y dejó heridos a otros siete, además de otros dos civiles.

Trump, el aspirante republicano, abandonó el tono agresivo de sus mensajes de los últimos meses y calificó el suceso de “ataque a nuestro país” en un texto publicado a través de Facebook. “Debemos restablecer el orden y la confianza de nuestros ciudadanos”, pidió el empresario. “Nuestra nación está demasiado dividida. Demasiados americanos han perdido la esperanza. Las tensiones raciales han empeorado, no mejorado. Este no es el Sueño Americano que queremos para nuestros hijos”.

Clinton, por su parte, declaró en Twitter que compartía “el duelo por los agentes que fueron tiroteados mientras cumplían con su deber sagrado de proteger a manifestantes pacíficos, por sus familias y por todos los que sirven con ellos”. La candidata demócrata tenía previsto compartir un acto de campaña este viernes con el vicepresidente Joe Biden.

Los líderes demócratas y republicanos en el Congreso también comparecieron en la Cámara de Representantes para condenar el tiroteo en Dallas y reclamar esa unidad que tanto ha eludido el hemiciclo parlamentario.

“Un ataque contra la gente que nos protege es un ataque contra todos nosotros”, afirmó el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, en el pleno del Congreso. Poco antes, toda la sala había guardado un minuto de silencio por las víctimas de Dallas. “No perdamos de vista los valores que nos unen, no perdamos de vista la humanidad que compartimos”, insistió Ryan.

La líder de la minoría demócrata, Nancy Pelosi, secundó su llamamiento. “La emboscada de policías en Dallas es una tragedia que rompe el corazón de todos los estadounidenses, estoy de acuerdo con que esto no debe endurecer nuestras divisiones, sino unirnos como país”, coincidió. Los integrantes del caucus (grupo parlamentario) negro del Congreso también quisieron comparecer públicamente para condenar la matanza en Dallas.

Especialmente emotivo fue el congresista demócrata e histórico líder de los derechos civiles John Lewis, que llamó a “aprender a convivir”. “Yo fui apaleado hasta sangrar por policías. Pero nunca los odié”, recordó posteriormente uno de los líderes de la icónica marcha de Selma de 1965, uno de los puntos de inflexión del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos.

Con información e imágenes de El País

Uno de los cinco policías asesinados en Dallas era de origen mexicano

Uno de los cinco policías estadounidenses asesinados esta madrugada en una protesta de Black Lives Matter en Dallas, Texas, fue Patrick Zamarripa, de origen mexicano.

El oficial de origen mexicano, era padre de dos niños, era un hombre que “amaba a Estados Unidos, a Texas, a mi familia, a sus amigos y los deportes”. Igualmente, tiene un claro historial militar: sus tíos y medios hermanos son veteranos de diversas guerras, aparece en fotografías cargando armas, publica en favor de organizaciones policíacas #BlueLivesMatter, se opone a recibir sirios y refugiados.

Su esposa Kristy Villaseñor lo llama “my sexy mexy”. “Mi mejor amigo, mi amante, mi mundo. Amo a este hombre con todo lo que está en mi” y utiliza los hashtags estatistas #SupportLawEnforcement, #MilitaryFamily, #ThePoliceFamily y #WearBlue.

Hasta esta mañana de viernes sólo se ha mencionado la identidad de Zamarripa y del oficial anglosajón Brent Thompson, quien había trabajado en los últimos siete años como policía de la agencia Dallas Area Rapid Transit (DART).

En Dallas residen mil 546 millones de personas con origen mexicano, 943 mil nacieron en Estados Unidos, 602 mil nacieron en México, señala un estudio de Pew Hispanic 2011, por lo que es probable que de los doce policías baleados, otros tengan también orígenes mexicanos.

Estadísticas del Fondo Nacional para la Memoria de Policías (NLEMF) muestran que este es el peor y más numeroso atentado contra policías en casi 100 años, después del atentado del 11 de septiembre del 2001 en donde fallecieron 72 agentes

Con información e imágenes de Publimetro

Matan a cinco policías en Dallas durante una protesta contra abusos policiacos

Dallas, E.U. Cinco policías han fallecido y otros siete y dos civiles han resultado heridos este jueves por la noche por disparos de francotiradores durante una manifestación contra la violencia policial en Dallas (Texas). La emboscada, con detalles de inquietante sofisticación, se produjo al final de una manifestación de apenas unas 800 personas por el centro de la ciudad, convocada por grupos relacionados con el movimiento Black Lives Matter en protesta tras la muerte de dos hombres negros a manos de la policía en el transcurso de 48 horas.

El centro de Dallas ha amanecido tomado por las fuerzas de seguridad este viernes por la mañana. El tráfico de la mañana estaba obligado a evitar hasta una docena de manzanas del centro de la ciudad, con la policía en estado de alerta y el sonido de los helicópteros encima de la ciudad. El lugar de la matanza, el edificio del Bank of America, estaba rodeado de coches de la policía de Dallas. Es no solo el suceso más trágico de este departamento, sino a mayor matanza de agentes de policía desde los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Los policías, que protegían la manifestación, fueron abatidos por al menos dos francotiradores que les dispararon desde una posición elevada. Fueron ejecutados a sangre fría en una emboscada. En estremecedores vídeos de testigos publicados en redes sociales, se escuchan los disparos de armas automáticas.

Francotiradores matan a cinco policías en Dallas en una protesta contra los abusos de los agentes

Las fuerzas de seguridad han detenido a tres personas. Un cuarto sospechoso que se había atrincherado en un aparcamiento del instituto de Formación Profesional, llamado El Centro College, próximo al lugar de los disparos, ha muerto. El jefe de policía de la ciudad, Mike Brown, ha detallado que los agentes, tras horas de negociaciones, enviaron un robot con una bomba hasta su posición y murió por la detonación.

Tanto Brown como el alcalde de la ciudad, Mike Rawlings, se negaron a facilitar ningún detalle sobre los sospechosos.

El jefe de policía, sin embargo, dijo a la prensa que el negociador había coseguido hacer hablar al sospechoso. “Dijo que estaba enfadado con Black Lives Matter, enfadado por los recientes tiroteos de la policía, enfadado con los blancos, dijo que quería matar blancos, dijo que no estabarelacionado con ningún grupo y que actuó solo”.

Es el único dato que podría relacionar directamente la matanza de policías con la indignación destada por las dos muertes recientes de negros a manos de agentes. Pero el propio Brown añadió: “Nada de lo que dijo tiene sentido. No podemos especular con sus motivos. Solo sabemos lo que dijo a nuestros negociadores”.

El presidente Barack Obama ha condenado, en una comparecencia en Varsovia, donde asiste a la cumbre de la OTAN, los hechos: “Este ha sido un ataque atroz, calculado y despreciable contra agentes de seguridad”. Obama ha recalcado su apoyo a quienes integran los cuerpos de polícia porque “tienen un trabajo difícil” y “la inmensa mayoría de ellos hacen un buen trabajo”. El presidente ha dicho que una vez que se vayan aclarando los hechos habrá que reabrir el debate sobre el fácil acceso a armas de fuego muy potentes que “hacen más letales estos ataques”.

Anoche, nada más llegar a la capital polaca, Obama había declarado que “hemos visto tragedias como esta demasiadas veces”, en referencia a las muertes,grabadas con teléfonos móviles de dos negros por disparos de policías. “No es solo un problema negro. No es solo un problema hispano. Es un problema americano, y a todos debería preocuparnos”, dijo.

El alcalde de Dallas, Mike Rawlings, ha declarado: “Nuestra peor pesadilla ha ocurrido” y ha añadido “es un momento descorazonador”. La primera víctima identificada es el agente Brent Thompson, de 43 años, que se unió al cuerpo de policía en 2009. Los agentes han arrestado a una mujer detenida en un aparcamiento cercano a la zona del tiroteo y a otros dos individuos que circulaban por la autopista en un Mercedes.

En los primeros momentos de gran confusión, la policía hizo circular por Twitter la foto de un sospechoso, identificado como Mark Hughes, que se entregó “nada más” ver su imagen en las redes sociales. Este, que en la fotografía vestía de camuflaje y llevaba un fusil de asalto al hombro, ya ha sido puesto en libertad.”Nada más ver mi foto, hice que se detuviera un coche de Policía”, ha explicado Hughes ante las cámaras de la CBS. “Mi hermano podría haber muerto porque alguien cometió la irresponsabilidad de colgar su imagen en Twitter”, ha declarado su hermano pequeño, Corey Hughes, ante la misma cadena. “No hemos hecho más que cooperar con la Policía”, ha asegurado.

Las protestas y manifestaciones se han ido sucediendo a lo largo del día en distintas ciudades de forma espontánea tras la muerte de los afroamericanos Philando Castile, en Minnesota, y Alton Sterling, en Luisiana. El tiroteo en la que ha derivado la concentración de Dallas hace temer nuevos disturbios como los que se generaron en Ferguson (Misuri), hace dos años, cuando Michael Brown, un chico de 18 años que iba desarmado, perdió la vida por los disparos de un policía blanco.

Este tipo de casos muestra las heridas raciales de Estados Unidos, sus problemas aún por resolver. El propio gobernador de Minnesota, Mark Dayton, admitió ante la prensa por la tarde que veía un sesgo racista en el caso y que sentía que “hubiese acabado de un modo distinto si hubiesen sido blancos”.

Este miércoles, Castile, de 32 años, murió abatido por un agente de policía que lo había detenido porque su vehículo tenía un faro trasero roto. En el vídeo, que su novia transmitió en directo, se le ve agonizar mientras el policía sigue apuntando su pistola y la mujer relata su versión de los hechos. El día antes, Alton Sterling, se fue de este mundo en Baton Rouge, Luisiana, disparado por dos agentes que le dispararon cuando ya había sido reducido.

Con información e imágenes de El País

 

Dallas tuvo problemas con tablets e impresoras en “Monday Night Football”

Los Cowboys reportaron a los oficiales que el sistema de comunicación de sus tablets Microsoft Surface no estaban funcionando de manera adecuada, por lo que no podían revisar su libro de jugadas y tampoco podían imprimir fotografías del partido para realizar los ajustes necesarios entre jugadas.

De acuerdo a múltiples reportes, el sistema de Washington funcionaba a la perfección.

John Sutcliffe de ESPN reportó desde el estadio que el problema se resolvió cerca del final del partido, así que los equipos tuvieron acceso nuevamente a su equipo tecnológico.

Microsoft alcanzó un acuerdo de cerca de 400 millones de dólares por cinco años con la liga para proporcionar las tablets Surface a los equipos con la idea de reemplazar los viejos libros de jugadas impresos.

Este año, Microsoft proporcionó a los 32 equipos la nueva Surface Pro 3, un equipo a prueba de agua para que se pueda utilizar en exteriores a pesar de las condiciones del clima.

Este no es el primer problema tecnológico que enfrenta la NFL en este año.

Previamente, el entrenador en jefe de los Pittsburgh Steelers, Mike Tomlin, se quejó que su equipo de comunicación presentó fallas, escuchando la transmisión de sus rivales, durante el primer partido de la temporada contra los New England Patriots en Gillette Stadium.

Con información e imágenes de ESPN 

Niña es arrestada por amenaza de tiroteo en Dallas

La menor de 13 años mencionó a las autoridades que la foto que puso en sus redes sociales la había encontrado en Internet

Dallas.- La policía arrestó a una niña de 13 años que está acusada de amenazar a través de una publicación en Instagram de atacar con un arma de fuego su escuela secundaria en Dallas, informaron autoridades locales.

La Policía del Distrito Escolar Independiente de Dallas cree que la niña publicó la foto de un hombre con un arma de fuego para atraer a más seguidores.

Los investigadores dicen que el texto de la foto advertía que todos en la escuela secundaria T.W. Browne morirían y que los estudiantes de octavo grado serían atacados a una hora específica.

La Policía indicó que la niña se enfrenta a una acusación como menor por hacer una amenaza terrorista. La condena conlleva una sentencia de hasta 10 años en prisión.

Con información e imágenes de Periódico ABC

Renuncia policía de Texas tras agresión

Luego de 10 años de laborar en el Departamento de Policía de McKinney, el agente David Eric Casebolt renunció hoy, después de haber sido grabado derribando al piso a una joven y apuntando su arma a otros dos que intentaban auxiliarla.

Apenas el viernos pasado, el policía fue captado en video en una “pool party” al norte de Texas, en donde aparecía derribando al piso a una jovencita afroamericana en bikini y blandiendo su arma ante dos adolescentes también afroamericanos, luego de que respondieron a las quejas acerca de la fiesta en una piscina propiedad de la comunidad de McKinney.

El jefe de la policía de la población, Greg Conley, había puesto bajo licencia al agente de 41 años, luego del incidente.

 

Con información e imágenes de ABC Noticias.

Tiroteo en exhibición de caricaturas de Mahoma en Texas deja 2 muertos

Dos personas resultaron muertas en un tiroteo a las afueras de un centro cultural cercano a Dallas (Texas) en el que se lleva a cabo una controvertida exhibición de caricaturas de Mahoma, informaron medios locales.

El tiroteo se produjo en horas de la tarde en un estacionamiento cercano al Centro Curtis Culwell, localizado en Garland, un municipio próximo a Dallas, informó la cadena de televisión WFAA, afiliada de la NBC en la zona de Dallas-Fort Worth, que citó fuentes policiales.

Aún se desconoce la identidad de las dos personas muertas, al parecer dos hombres, mientras que a las afueras del centro han acudido numerosos policías y la zona ha sido evacuada.

Según la WFAA, que citó fuentes de la policía de acción rápida SWAT, los individuos tiroteados “posiblemente” llevaban explosivos con ellos, y según otros medios, en el incidente al parecer también un policía resultó herido de bala.

El lugar ya estaba fuertemente custodiado por la policía por razón del carácter polémico de la exposición que acoge el centro.

El centro cultural Curtis Culwell alberga una polémica exhibición de caricaturas del profeta Mahoma organizada por la Iniciativa de Defensa de la Libertad en Estados Unidos en respuesta a lo que considera la “violencia e intimidación” de grupos musulmanes.

La exposición de las caricaturas, titulada “Dibujar al Profeta”, se organizó después de que en enero pasado se organizasen actividades proislámicas en Dallas.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.