ciencia

Peggy Whitson, la estadounidense con récord en el espacio

Whitson, quien lidera la Estación Espacial Internacional, debe volver a la Tierra en septiembre.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, felicitó a la astronauta de la NASA Peggy Whitson, desde la Oficina Oval este lunes, por haber roto el récord de permanencia en el espacio para un estadounidense. Whitson es parte de la tripulación de la Estación Espacial Internacional.

Este lunes, Whitson estableció oficialmente el récord de la persona estadounidense que ha estado más días acumulados en el espacio, sobrepasando el del astronauta Jeff Williams, cuyo máximo era de 534 días, según la NASA.

Whitson llegó a su actual misión en la estación espacial el 19 de noviembre del 2016 y debe volver a la Tierra en septiembre.

Desde la Oficina Oval, Trump, al lado de su hija Ivanka, y la astronauta de la NASA Kate Rubins hablaron vía videoconferencia con Whitson y su compañero astronauta Jack Fischer.

“Este es un día muy especial en la gloriosa historia de los vuelos espaciales estadounidenses”, dijo Trump. “Usted ha roto el récord de la mayor cantidad de tiempo que un astronauta estadounidense ha estado en el espacio. Es un récord increíble que romper”.

“En nombre de la nación y, francamente, en nombre del mundo, quiero darle las gracias”, siguió Trump.

“Realmente es un gran honor romper un récord como este”, le respondió Whitson. “Es un honor para mí representar a todos los compañeros de la NASA que hacen posible viajar al espacio y que hicieron posible que yo pudiera establecer esta marca”.

Trump, quien elogió a los astronautas como “los mejores”, dijo en broma que prefería a los que viajan al espacio que a los políticos. “He lidiado tanto con políticos”, dijo el presidente. “Estoy mucho más impresionado con esta gente”.

También te puede interesar: Mexicano gana tercer lugar en concurso mundial de fotografía.

También conversaron sobre el futuro viaje a Marte que, sin embargo todavía está a varias décadas de ocurrir.

“Llegar allá va a requerir algo de cooperación internacional”, dijo Whitson. “Solo porque es un esfuerzo muy caro. Pero realmente vale la pena hacerlo”.

“Quiero que lo hagamos en mi primer mandato o, en el peor de los casos, en el segundo”, volvió a bromear Trump. “Tendremos que acelerar eso un poco, ¿está bien?”.

El presidente fue informado sobre un experimento a bordo de la estación internacional para convertir la orina en agua, que los astronautas ya han bebido.

“Realmente no es tan malo como parece”, sostuvo Whitson, a lo que Trump replicó: “Bueno, eso está bien. Me alegra oír eso. Mejor ustedes que yo”.

Whitson es la primera mujer en comandar la estación espacial. Y lo ha hecho dos veces. La primera vez fue en abril del 2008 y ahora comanda a la actual tripulación.

También ostenta el récord del mayor número de caminatas en el espacio realizadas por una astronauta. Whitson hizo su octava caminata espacial en marzo pasado.

La astronauta de la NASA trabajó afuera de la Estación Espacial Internacional durante una caminata espacial, en enero del 2017.

Con información de Expansión/CNN.

La presencia de Newton en la vida diaria (2)

Es posible identificar, a lo largo de la Historia, la repetición constante de épocas en crisis sociales,  en las que el miedo a un futuro incierto es sentimiento común de la gente, provocado por cambios que no pueden controlarse y  respuestas violentas de  los poderes políticos y económicos cuando ven afectados sus intereses.

El Renacimiento en Europa tiene estas características. La aparente calma habida en las sociedades de la Edad Media empezó a tambalearse ante nuevas formas de ver la filosofía, la religión, la ciencia y el arte. El resultado fue el aumento de una forma de represión sobre la sociedad común por parte de los poderosos (unas cuantas familias), con base, principalmente, en principios religiosos. Sin embargo, no pudo evitarse el comienzo de un nuevo orden en todos los niveles de la sociedad.

A continuación, se verá, de manera breve, algo de este mundo parcialmente estable, identificado con el nombre de la Edad Media; en particular, se hablará de las ideas que influyeron, tiempo después, en encontrar la metodología adecuada para interrogar al mundo físico, el método científico, símbolo del conocimiento de nuestra época.

Las obras escritas de la Antigüedad, que se referían a la Naturaleza, se perdieron durante un largo tiempo, en la Edad Media. La religión cristiana define e impone sus principios. Las ideas están por encima del mundo físico. La fuente de la verdad no está en la Naturaleza, ya que la razón y los sentidos no son capaces de otorgar un conocimiento cierto. La única verdad se encuentra en las palabras del Evangelio, lo demás, es peligroso para la conservación de la fe. La ignorancia es buena, si evita aprender lo no conveniente.

Son los árabes quienes, con sus traducciones, hacen que Europa se interese de nuevo por los clásicos griegos, a tal grado que, por el siglo XII, la ciudad de Toledo, después de haber sido recuperada de la invasión de los moros, se convierte en uno de los principales centros de traducción en España, actividad que se extenderá rápidamente a otras universidades del continente.

En esta época, la filosofía aristotélica se hace popular, a pesar del rechazo inicial de la Iglesia al verse confrontadas dos cosmovisiones diferentes. Además, la insatisfacción que provoca el poco conocimiento que se tiene sobre el Universo, incrementa el interés por la magia y los poderes ocultos, la alquimia, la cual relaciona el mundo con la vida humana. En otras palabras, los elementos alquímicos representan aspectos de la personalidad humana y relacionan el microcosmos del cuerpo humano con el macrocosmos de la naturaleza: un volcán puede verse como un horno; una tempestad como el llorar de una persona; el universo como el cuerpo humano, ambos creados con los mismos principios y materiales.

El conocimiento académico está estructurado en las llamadas siete artes liberales, las cuales, aun cuando eran conocidas en la Antigüedad, en la Edad Media se sistematizó a la manera del cristianismo. Se le conocen como el Trivium (Tres Caminos), relacionados a la elocuencia, y el Quadrivium (cuatro caminos), a las matemáticas. El primero comprende el estudio de la gramática, la dialéctica, la razón y la retórica; el segundo, la aritmética, la geometría, la astronomía y la música. Nos asomaremos brevemente a dos pilares del conocimiento que forman parte de la humanidad desde hace dos mil años: la geometría y la astronomía.

En “Los Elementos”, de Euclides, escrita por el año 300 antes de nuestra era, con base a razonamientos lógicos y demostrables,  se sistematizó  el conocimiento de la geometría en un esquema completo y correcto. Es necesario estar conscientes de que los objetos de estudio de la Geometría sólo existen en la imaginación, y por ello, la construcción de la teoría se hace exclusivamente a través de razonamientos lógicos.

También te puede interesar: La presencia de Newton en la vida diaria.

La geometría de Euclides parte de algunos conceptos “inventados” para construir el resto de la teoría: el punto, la recta y el plano. El punto no tiene dimensiones: ni longitud, ni área, ni volumen. La recta es de una sola dimensión: longitud sin anchura en un número infinito de puntos. El plano sólo posee dos dimensiones en un número infinito de puntos y rectas.

Euclides, con estas definiciones, postula cinco axiomas (ideas básicas, principios, verdades que no requieren demostración), y a partir de aquí, construye el resto de la geometría con un conjunto de teoremas demostrables lógicamente. Los cinco axiomas fundamentales, explicados en forma llana, son:

  • Con dos puntos se puede trazar una recta.
  • Se puede hacer extender un segmento de recta en cualquier sentido.
  • Se puede trazar cualquier circunferencia con cualquier radio.
  • Todos los ángulos rectos son congruentes (equivalentes, no iguales).
  • Una expresión ligada al concepto de rectas paralelas. Para evitar definiciones complejas, podemos quedarnos con la siguiente idea: dado un punto y una recta, sólo existe una recta que pasa por el punto, paralela a la recta.

En principio, no habría razón para dudar que la geometría de Euclides es una representación de la estructura espacial de nuestro universo. Pero durante dos mil años, se tuvo la duda de si el quinto postulado era axioma o teorema (es decir, deducible de los cuatro principios anteriores). Fue hasta el siglo XIX cuando Bolyai, Lobachevsky y Riemann encontraron la respuesta, algo que veremos en un artículo posterior.

Por otro lado, los griegos consideraban la circunferencia como la figura geométrica perfecta. Y qué mejor que aplicar esta idea en la constitución del Universo. Ptolomeo, por el siglo I de nuestra era, de acuerdo con Aristóteles, consideró que las trayectorias de las estrellas y los planetas debían ser circulares y con la Tierra en el centro. Es natural pensarlo así, basta voltear la mirada al cielo para convencernos de ello. Así, los cuerpos celestes están insertados en inmensas esferas, realizando complejos giros circulares. El modelo propuesto se acerca a las observaciones hechas con mediciones directas en el cielo, pero con muchos errores. El movimiento de los planetas conocidos entonces, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno es caprichoso, no sigue el de las estrellas (planeta significa errante), y en ciertas posiciones, parecen retroceder en su camino.

Esta visión del Universo dominó durante la Edad Media y se reforzó a partir de que la filosofía aristotélica, y por lo tanto, su física, fue integrada a los dogmas cristianos. Es aquí donde nace el conflicto entre el modelo de Aristóteles y las nuevas ideas del Renacimiento.

Desplazar a la Tierra del centro del Universo y colocar al Sol es una revolución contraria a las ideas de Aristóteles, de Ptolomeo y, por lo tanto , de los dogmas adoptados por la Iglesia. Son Copérnico, Képler y Galileo, los gigantes que logran hacerlo. En el siguiente artículo, se revisará brevemente esta confrontación.

Con información de DiarioCultura.mx.

Asteroide de 650 metros pasará cerca de la Tierra en las próximas horas

Un asteroide de unos 650 metros nos ‘visitará’ en las próximas horas, esta vez a una distancia de 1,8 millones de kilómetros en su máximo acercamiento a la Tierra. Es una aproximación -en términos astronómicos- “muy cercana”, pero no existe posibilidad alguna de colisión.

Desde 2004 no pasaba un asteroide de este tamaño o mayor “tan cerca” de la Tierra, informa en su web la NASA, que señala que el próximo encuentro conocido de un asteroide de tamaño comparable no se producirá hasta 2027.

Ese año, el asteroide 1999 AN10 de 800 metros, pasará a tan solo una distancia lunar, es decir, a unos 380.000 kilómetros de la Tierra.

El asteroide de mañana se conoce como 2014 JO25 y fue descubierto en mayo de 2014 por astrónomos del observatorio Catalina Sky Survey, cerca de Tucson (Arizona, Estados Unidos).

Está clasificado como NEO, objetos próximos a la Tierra (Near Earth Object); se consideran NEO si, en su órbita alrededor del Sol, pasa a menos de 50 millones de kilómetros de la Tierra.

Además, está clasificado como PHA (asteroides potencialmente peligrosos), ya que “viajará” a menos de ocho millones de kilómetros de nuestro planeta.

De los más de 600.000 asteroides de los que se tiene constancia en nuestro sistema solar, unos 12.000 están catalogados como NEO y cerca de 5.000 como PHA, señala a Efe el director del Planetario de Pamplona (España), Javier Armentia.

A estos últimos cuerpos se les hace un seguimiento más estricto y se evalúan las probabilidades de impacto para los próximos cien años, detalla este astrónomo, quien recalca que no existe peligro alguno de que el asteroide 2014 JO25 del miércoles colisione con la Tierra.

Hay diferentes escalas que miden el peligro de uno de estos asteroides, como la Escala de Turín (con diez niveles), que tiene en cuenta el tamaño y la cercanía. Desde que funciona (año 2000), ningún asteroide ha sobrepasado el nivel 1, según Armentia, para quien, si bien la probabilidad existe, no hay que ser alarmista.

Según datos de la NASA, el citado asteroide alcanzará el día 19 el punto más cercano a la Tierra desde los últimos 400 años y no volverá a “visitarnos” al menos durante los próximos 500.

De las propiedades físicas de este asteroide, que viajará a una velocidad de unos 33 kilómetros por segundo, se sabe poco, a pesar de que su trayectoria es bien conocida, así que este acercamiento servirá para que los astrónomos profundicen en su conocimiento.

También te puede interesar: Mike Pence a Corea del Norte: “La espada está lista”.

Según Armentia, el acercamiento de este cuerpo rocoso es fundamental para su estudio: servirá sobre todo para confirmar datos de masa y tamaño, y averiguar su densidad, a partir de datos de su rotación.

Telescopios de diversas partes del mundo tratarán de observarlo y monitorizarlo, entre ellos el sistema radar en Goldstone, California, o el Observatorio de Arecibo, en Puerto Rico.

La NASA señala que este asteroide tiene una superficie aproximadamente dos veces más brillante que la de la luna y será visible en el cielo nocturno después del día 19: se prevé que brille con una magnitud 11 (el valor 1 es el más brillante), por lo que podría ser visible con pequeños telescopios ópticos durante una o dos noches.

Armentia cree sin embargo que la magnitud 11 no es suficiente para una fácil observación: este asteroide quedará fuera del alcance de la mayoría de los ciudadanos, por su brillo, que no será muy intenso; solo astrónomos o aficionados con telescopios con buenos detectores podrán hacer observaciones.

Con información de Noticieros Televisa.

J.M. Coetzee: “El homo sapiens no tiene por qué ser la cima de la evolución”

En Madrid, en el marco de una iniciativa de una plataforma de defensa de los derechos de los animales, Capital Animal, el premio Nobel John Maxwell Coetzee ha decidido dar continuidad a uno de sus personajes capitales, Elizabeth Costello, a cuyos relatos se puede sumar ya el leído ayer por el escritor sudafricano en el Centro de Arte Reina Sofía.

Elizabeth Costello es la protagonista del libro de Coetzee del mismo nombre, compuesto por nueve lecciones, y aparece además en sus novelas Hombre lento y La vida de los animales, considerada una obra cumbre de la literatura animalista. En la nueva lección impartida ayer, Costello -tenida habitualmente por la alter egodel autor- propone a su hijo construir en el centro de la ciudad un matadero de cristal donde la gente pueda ver, escuchar y oler los horrores a que son sometidos los animales antes de morir o mientras mueren, sin dar la opción a los ciudadanos de mirar hacia otro lado en la cuestión de cómo llega la comida a su plato, obligándolos a contemplar sin lugar a dudas cómo la sangre de las bestias sacrificadas fluye a borbotones.

En el paquete de documentos inconexos que le envía a John, Elizabeth le remite sus recuerdos de una escena presenciada en Yibuti: la de un joven que lleva a sacrificar una cabra al lugar de costumbre, donde la sangre mata cualquier indicio de vida. La anciana escritora, que ha comenzado a notar los primeros síntomas de una mente que se apaga, reflexiona sobre “la mirada enigmática” del animal y sobre la imposibilidad humana de ponerse en su piel, según José Carlos Miralles, profesor de Filología Latina en la Universidad de Murcia y presentador este jueves de la conferencia del escritor. De hecho, ella aboga por “no humanizar a los animales sino respetarlos en su esencia: la garrapata como garrapata, Platero como el asno que es”, un gran acierto técnico en cuanto escritor de Juan Ramón Jiménez de acuerdo con el criterio (aquí nada escondido) de J. M. Coetzee.

Costello intenta mirar el mundo a través de los ojos de esa cabra que sólo en el último momento, cuando sienta el hedor de la sangre y note sus patas inmovilizadas, comprenderá que su vida termina. Su única conclusión es que el animal quizá habría hecho bien en enfrentarse con sus armas al león o al chacal antes que haber firmado un pacto de supuesta protección con el hombre que definitivamente no le favorece.

En otro de los legajos recibidos por John se habla de las reflexiones de Martin Heidegger sobre la limitación del mundo animal, constreñido al reducido ámbito de sus estímulos cercanos, cuando él mismo anhela disolverse en su más cruda naturaleza animal, representada en el deseo carnal insaciable que siente por su alumna Hannah Arendt. Heidegger sueña con dejarse llevar en al “torrente del ser” y, sin embargo, no puede apagar el titileo de la razón en algún confín remoto de la mente.

En otro documento, una mujer siente la necesidad de arrodillarse para pedir perdón por Descartes, que ha sometido a un conejo a un sangriento experimento para decretar que los animales son capaces de sentir dolor pero no de sufrir, que es un concepto privativo de los seres superiores. A este comportamiento se contrapone el del zorro, que al morder el cuello de su presa logra que deje de padecer cualquier tormento.

Costello, y con ella Coetzee, analizan la imposibilidad del método científico para determinar que los animales carecen de mente, y concluyen que tan legítimo resulta defender esta hipótesis como otra cualquiera. “¿Quién dice que el homo sapiens, que el desarrollo de la conciencia sea la culminación de la evolución” según la entendía Darwin?, plantea Elizabeth o su alter ego. Al fin y al cabo, si la humanidad se extinguiera, las cucarachas con toda seguridad sobrevivirían.

En el final del relato, Elizabeth confiesa a John que ha comenzado a olvidar cosas, a no poder concentrarse para escribir. Quiere poner orden en su vida antes de perder el control por completo y de que la señora de la limpieza vacíe su escritorio de todos los papeles.

Su memoria aún ha podido retener algo que vio en un programa de televisión la noche anterior, un documental sobre granjas industriales y, más en concreto, sobre una incubadora de pollos. Costello cuenta que ha visto colocar a los pollitosen una cinta mecánica y a unos hombres que les apartan la pelusilla entre los muslos para descubrir su sexo. Mientras las hembras son rescatadas, los machos siguen en la cinta hasta que caen y son triturados inmediatamente por dos ruedas dentadas que los convierten en pasta para pienso o abono.

Elizabeth intenta ponerse en la piel, ver con los ojos, escuchar con los oídos de ese polluelo cuya vida tiene la extensión de un solo día y acaba convertido en una pasta informe. Entonces reconoce el último impulso de su cerebro que se agota: siente que, cuando su mente se apague definitivamente, “nadie se acordará de los animales con que se ha cruzado en la vida” y, por tanto, ya sólo habrá “vacío” para ellos. “Será como si nunca hubieran existido”, dice, y es por eso por lo que habla a través de la pluma de un escritor superlativo llamado J. M. Coetzee.

Con información e imágenes de El Mundo

Los inventos de estas mujeres cambiaron el mundo y lo mejoraron

A ellas les debemos muchas cosas como el Wi-Fi, GPS, el filtro de café y los Rayos X. ¡Conócelas!

Sí, ya sabemos que en la historia han existido muchos hombres inventores, pero las mujeres no se han quedado atrás. Algunos de los inventos más relevantes del mundo fueron ideados por magníficas mujeres que usaron su inteligencia y creatividad para mejorar el mundo, ¡y vaya que lo lograron!

A ellas les debemos muchos de los progresos tecnológicos del último siglo y es nuestro deber recordarlas. Aquí te contamos cinco de sus historias.

Marie Curie (1867 – 1934).

  • Es la científica más reconocida del mundo, sobre todo por sus estudios e investigaciones sobre la radioactividad. La radioquímica francesa de origen polaco fue la primera mujer en ganar el Premio Nobel en Física en 1903 y en 1911 el Premio Nobel en Química. A ella le debemos el descubrimiento de dos elementos: el polonio y el radio. También creó los primeros centros radiológicos y unidades móviles de rayos x para uso militar durante la Primera Guerra Mundial.

Stephanie Kwolek (1923-2014).

  • Estudió química en la Universidad de Carnegie Mellon, en Pittsburgh, Estados Unidos. Fue en 1965, cuando trabajaba en la compañía química DuPont, que creó una fibra delgada, fuerte y versátil conocida como ‘kevlar’, que puede ser más resistente que el acero y que hoy en día se utiliza para la elaboración de chalecos antibalas, cascos militares y materiales de construcción. Kwolek recibió varios galardones por su descubrimiento, entre ellos la Medalla Nacional de Tecnología. En 1994 se convirtió en la cuarta mujer en ser incluida en el Salón Nacional de Inventores.

Hedy Lamarr (1914 – 2000)

  • Fue una de las actrices más bellas de Hollywood y también una de las más polémicas por protagonizar una de las primeras películas que hablaba de infidelidad cometida por una mujer y ser la primera mujer en aparecer desnuda en una película comercial; sin embargo, su aportación al mundo fue en el campo de la ingeniería. Hedy, junto con el compositor Goerge Antheli, desarrollaron un sistema de detección de torpedos teledirigidos a partir de la teoría del espectro ensanchado. Los creadores de los dispositivos de comunicación sin cables como el Wi-Fi, bluetooth y GPS se basaron en la tecnología de Lammarr.

Melitta Bentz (1873 – 1950)

  • Esta ama de casa alemana transformó la forma de beber el café. Y es que antes del siglo XX la preparación esta bebida consistía en poner el café en bolsas de lino que se sumergían en agua hirviendo, pero el resultado no era muy agradable y el proceso era poco práctico, pues la tela, después de usarse, se tenía que lavar. Melitta hizo muchos experimentos hasta que descubrió que si colocaba papel grueso sobre una olla con agujeros podía obtener una bebida de café con mejor sabor y consistencia. Patentó su invento en 1908 y rápidamente se convirtió en una empresaria que otorgaba a sus empleados buenas condiciones de trabajo como pago por horas extra, 15 días de vacaciones al año, 5 días de trabajo por semana y un fondo social para sus empleados.

Katharine Burr Blodgett (1898-1979)

  • Recibió el título de Doctora en Física por la Universidad de Cambridge, convirtiéndose en la primera mujer en lograr este grado académico en la institución inglesa y también fue la primera mujer en trabajar en la compañía General Electric. Sus investigaciones la llevaron a crear las máscaras de gas, herramienta clave durante la Segunda Guerra Mundial, pero sin duda uno de los mayores inventos fue el vidrio antirreflejante que fue usado como material para los lentes de las cámaras y posteriormente para las pantallas de computadora, cristales para automóviles y gafas de sol.

Con información e imágenes de Nueva Mujer

¿Por qué nos enamoramos?

¿Quieres saber qué es el amor? No serías el único.
Y obviamente no son sólo los tontos los que se enamoran: parece que la flecha de Cupido ataca indiscriminadamente y sin avisar.

El amor puede ser embriagador, devastador y cualquier cosa en medio. Ha fascinado a artistas, poetas y, obviamente, a románticos durante siglos. Pero, ¿qué es lo que provoca que nos enamoremos y cómo ha cambiado nuestra percepción sobre el amor a lo largo de la historia?

Y los neurocientíficos han descubierto que los cerebros de la gente enamorada cambian.

Einstein dijo: “No puedes culpar a la gravedad del enamoramiento”.

Pero, ¿qué dice la ciencia?
Primero, en las etapas dirigidas sobre todo por el deseo, las hormonas sexuales testosterona y estrógeno se ponen a trabajar. La testosterona se reduce en los hombres, pero aumenta en las mujeres.  Una vez que se asientan los niveles de deseo… empieza a funcionar la atracción. Esta etapa es alimentada por unos neurotransmisores llamados “monoaminas”.

La etapa de atracción fuerte da paso a la etapa de apego.

En la mezcla hay una combinación de dopamina, activada también por drogas como la cocaína y la cocaína, la adrenalina, que causa esos corazones acelerados y esas descargas de calor y, finalmente, la serotonina, un ingrediente que es tan fuerte que es el culpable de las cosas más locas que hacemos cuando estamos enamorados.

Esta fase de atracción puede causar una serie de efectos extraños en quienes la están atravesando.
Es una suerte que la mayor parte de la gente pase rápido a la última fase: el apego.

Esto es lo que hace que las relaciones se mantengan fuertes y duraderas y se basa sobre todo en las hormonas oxitocina, llamada a veces la hormona del amor, y la argipresina, sobre la cual se ha descubierto recientemente que tiene un papel importante en el amor a largo plazo.
Así que parece que la sabiduría antigua y la ciencia moderna están ambas en lo cierto: encontrar el amor y mantenerlo depende, sobre todo, de acertar con la química.

Pongámonos científicos
Las causas y efectos del amor han fascinado durante mucho tiempo a los científicos y a los románticos.
De hecho, en 2015 la pregunta “¿qué es el amor?”, en inglés, fue el segundo término más buscado en Google con el comienzo “qué es”.

La ciencia ha demostrado que las personas bajo la influencia del amor experimentan los mismos subidones y bajones que la gente con adicciones a las drogas duras.

Pero, ¿qué significa para ti el amor?

Compañerismo y estabilidad: el amor moderno se basa en un sentimiento de estabilidad y protección que tenemos por estar con la persona adecuada.
Mariposas en el estómago: el amor es todavía esa emoción impredecible que nos da vuelta a la cabeza y convierte la vida en algo mágico.
Asociación perfecta: todo se basa en trabajar juntos para conseguir nuestros grandes objetivos, como criar una familia o manejar un negocio conjunto.

Con información e imágenes de BBC Mundo

5 Tips científicos para olvidarte del estrés

La vida ajetreada, muchas veces, nos impide tomar un respiro y dedicarnos un poco de tiempo. Afortunadamente, los científicos nos han compartido sus mejores consejos para olvidarte del estrés y así, mejorar tu día:

 1. Escucha música

Un estudio de la Universidad de Missouri concluyó que escuchar música, en especial la que tiene ritmos más movidos, alivia el estrés y te hace sentir mejor. Lo importante de todo es dejarte llevar.

2. Come un snack

De acuerdo con estudios y publicaciones científicas, hay alimentos que tienen propiedades que ayudan a olvidarte del estrés. Por ejemplo, el chocolate amargo, que además tiene menos de 70 calorías; la avena y las nueces.

 3. Camina en un parque

Los espacios verdes y al aire libre, como parques o bosques, benefician la “atención involuntaria”, lo que significa que llaman tanto nuestra atención que nos olvidamos de las presiones externas y nos damos un tiempo para interiorizar. Dicha información fue comprobada en el Journal Británico de Medicina Deportiva.

4. Aprieta tus manos

¡Ojo! Esto debe ser en puntos específicos. Sharon Melnick, autora del libro Éxito sin estrés recomienda presionar el espacio entre los dedos índice y medio, pues activa un nervio que destensa el área del corazón, liberando tensión.

5. Lleva un diario de agradecimientos

Recordar diariamente las cosas por las que estamos agradecidas, al menos durante 5 minutos, nos ayuda a estar mentalmente más sanos y tranquilos, pues reducen el estrés.

Con información e imágenes de Dinero en Imagen

La carne procesada y la carne roja pueden causar cáncer, señala la OMS

Consumir carne procesada como salchichas y jamón puede causar cáncer, y la carne roja también puede ser un factor que contribuya, según un estudio reciente publicado por el grupo de cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) está clasificando la carne procesada como “cancerígena para los humanos basado en evidencia suficiente que consumir estos alimentos causa cáncer de colon y recto”. La carne roja ahora se clasifica como “probablemente cancerígena”.

Las dos están relacionadas principalmente al cáncer colorrectal, pero también podrían estar asociadas con cáncer de páncreas y de próstata. Veintidós expertos de 10 países participaron en el estudio que está publicado en el medio especializado The Lancet Oncology.

“Estos hallazgos confirman las recomendaciones actuales que hay de reducir el consumo de carne”, afirma el doctor Christopher Wild, director de la IARC. “Al mismo tiempo, la carne roja tiene un valor nutricional importante. Así que estos resultados son importantes para permitirles a los gobiernos y a las agencias internacionales reguladoras que hagan análisis para balancear los riesgos y beneficios de la carne roja y la carne procesada para así dar los mejores consejos nutricionales”.

“Para un individuo, el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal por consumir carnes procesadas sigue siendo baja, pero el riesgo se incrementa con la cantidad de carne que se consume”, dice el doctor Kurt Straif, jefe del Programa de Monografías de la IARC. “A la luz de un gran número de personas que consumen carne procesada, el impacto en la incidencia global del cáncer es materia de interés de la salud pública”.

De acuerdo con datos estimados citados por la OMS, cerca de 34,000 muertes por cáncer al año pueden atribuirse a dietas que son altas en carnes procesadas. Esa es una pequeña fracción de las 8.2 millones de muertes que causó en 2012 el cáncer, según los últimos datos de la OMS.

La industria de la carne dice que el informe es parcial. “Torturaron los datos para asegurar que tuvieran un resultado específico”, afirma Betsy Booren, vicepresidente de los Asuntos Científicos del Instituto Norteamericano de la Carne.

La Asociación Nacional de Ganaderos dijo que los científicos que hicieron el reporte estaban indecisos sobre hacer un vínculo directo entre la carne roja y el cáncer.

“Como una nutricionista y madre, mi consejo no ha cambiado”, dijo Shalene McNeill, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Ganaderos. “Para mejorar los aspectos de tu salud, come balanceadamente, lo que incluye carnes como la res, mantener un peso saludable, ser físicamente activo y, por favor no fume”.

 

 

Con información e imágenes de CNN México. 

Esta es la forma más fácil de encontrar a Wally según la ciencia

Todos nos hemos sentado alguna vez a encontrar al muñequito inventado por Martin Hadford. Y aunque parte de la diversión de los libros de ¿Dónde está Wally? está en descubrir a otros personajes y situaciones que aparecen mientras hacemos la búsqueda, a veces lo único que queremos es apuntar con el dedo y gritar “¡ahí está!”

En varias ocasiones me he visto dividiendo en cuadrantes las páginas de ¿Dónde está Wally? mientras busco alguna manera eficaz de optimizar la faena. El científico Randal S. Olson, sin embargo, me ganó la carrera.

Esta es la forma más fácil de encontrar a Wally según la ciencia

La ruta más rápida para encontrar a Wally, cortesía de Randal Olson. Mapas de datos vía.

Después de encontrar  una estrategia popular   que no servía muy bien, el científico informático decidió que utilizaría “todos los trucos de aprendizaje automático en su caja de herramientas para calcular la estrategia de búsqueda óptima”. A partir de información extraída de las 68 ubicaciones de Wally en cada una de las páginas de los siete libros, Olson empezó a resolver la cuestión usando   el problema del viajante . Rápidamente, descubrió que este enfoque podría darle más de lo que podía procesar:

“Esos 68 puntos —dice Olson— se pueden organizar en ~ 2.48 x 1096 maneras posibles. Para ponerlos en contexto, esas son más posibilidades que el número de átomos en el universo. Hay tantas combinaciones posibles, que, incluso, si encontrar a Wally se convirtiera en una prioridad internacional, y el mundo se uniera para dedicar los 8.25 millones de núcleos de computación de 10 de las supercomputadoras más grandes del mundo a esta tarea, tomaría ~ 9.53 x 1.077 años —aproximadamente 6.35 x 1067 más del tiempo que el universo ha existido— evaluar exhaustivamente todas las combinaciones posibles”.

Triste diagnóstico. Sin embargo, usando un algoritmo genético, Olson encontró una ruta casi perfecta para que mejorar la velocidad de búsqueda. El científico ofrece tres tips para todos aquellos que quieran intentarlo:

  1. La parte inferior de la página izquierda es un buen lugar para empezar. Si Wally no está ahí, probablemente ni siquiera esté en toda la primera hoja.
  2. Sigue luego al cuarto superior de la página derecha. Parece que Wally prefiere esconderse ahí como segunda prioridad.
  3. Luego revisa abajo. Wally tiene una aversión por la mitad inferior izquierda de la página derecha: no te molestes en buscar por ahí hasta que hayas agotado los otros puntos.

Olson sigue creyendo que “a menos de que alguien te ponga una pistola en la cabeza y te obligue a encontrar a Wally rápido”, el placer de encontrarlo está “en el viaje, no el destino”. Tiene razón, pero el Big Data, igual, sigue siendo fascinante.

Lee la información completa, aquí 

Esta es la forma más fácil de encontrar a Wally según la ciencia

Detectan “bacteria oportunista” que afecta a hospitalizados

Actualmente existen bacterias presentes en el ambiente que causan una gran variedad de padecimientos, sobretodo cuando se cumplen dos factores: una temperatura mayor a los 37 grados centígrados y defensas bajas.

La académica del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM, Gloria Soberón Chávez explicó que la Pseudomonas aeruginosa es una bacteria presente en el ambiente y resulta patógena para el humano y otros mamíferos, especialmente cuando el sistema inmunológico se encuentra débil.

Agregó que se trata de “un importante patógeno oportunista” que causa infecciones en cualquier parte del cuerpo, en especial, de tipo nosocomial grave, como en el caso de pacientes en terapia intensiva que están entubados.

El problema, refiere la especialista, es que los tratamientos no surten efecto debido a la resistencia natural de esta bacteria a los antibióticos, según difundió la máxima casa de estudios a través de un comunicado.

Además, es la primera causa de morbilidad y mortalidad en pacientes con fibrosis quística, que es la enfermedad genética más frecuente en poblaciones caucásicas. También tiene un papel relevante en la muerte de pacientes quemados que se infectan.

En esos casos, las bacterias expresan factores de virulencia, pero éstos podrían llegar a ser aún mayores si la temperatura es superior a 37 grados centígrados.

Gloria Soberón Chávez detalló que la bacteria “se prende” porque detecta los cambios en la temperatura mediante un mecanismo llamado termómetro de ARN (ácido ribonucleico).

La estructura del ARN se modifica por el aumento de temperatura; es decir que se “afloja” o se “relaja” hasta que una parte queda expuesta.

En ese momento se pegan los ribosomas y aumenta la síntesis de proteínas regulatorias que activan los factores de virulencia.

Apuntó que si la bacteria infecta a una persona o animal de sangre caliente, aumenta la temperatura corporal y las estructuras en el ARN mensajero (ARNm) se abren y se expresan los factores de virulencia.

Así, en la bacteria presente en el medio ambiente de pronto se puede prender la posibilidad de ser patógena mediante un proceso físico-químico.

La estructura del ARN en Pseudomonas aeruginosa se modifica por el incremento en la temperatura, pero no es el único caso.

En otras bacterias ocurre lo mismo, aunque con ciertas peculiaridades, es decir que responden a los cambios de temperatura mediante estos termómetros de ARN.

A raíz de la publicación del artículo “Regulation of Pseudomonas aeruginosa virulence factors by two novel RNA thermometers”, en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) de Estados Unidos, la universitaria fue invitada a hacer una revisión sobre diferentes casos de regulación postranscripcional de proteínas de virulencia asociada a los llamados termómetros de ARN, que modulan la traducción de los ARNm, para la revista Trends in Microbiology.

De ese modo, junto con Luis Servín, del Departamento de Biología Molecular y Biotecnología del IIBm, y la egresada del doctorado en Ciencias Bioquímicas de la UNAM, María Victoria Grosso, hizo un análisis de la importancia de los termómetros de ARN.

En éste describieron su funcionamiento diferencial en las bacterias Listeria monocytogenes, Neisseria meningitidis, Vibrio cholerae. Yersinia, Escherichia coli patógenas, Leptospira interrogans y Pseudomonas aeruginosa.

El estudio permitió a los investigadores concluir que la termorregulación de los factores relacionados con la virulencia mediada por los termómetros de ARN es un proceso regulatorio muy sensible, con características como alta velocidad de respuesta.

En la mayoría de las bacterias los cambios ocurren entre los  37 y 42 grados centígrados, en el caso de N. meningitidis, que permanece como comensal en el tracto respiratorio y al presentarse fiebre –como en las infecciones por el virus de influenza– se produce inflamación y la bacteria expresa factores que le permiten contender con la respuesta inmune volviéndose patógena.

Esta investigación, financiada por el Programa de Apoyo a Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica (PAPIIT) UNAM, continuará en colaboración con Luis Servín, del IIBm; Luis David Alcaraz, del Instituto de Ecología; y Rodolfo García y Rosario Morales, de la Facultad de Medicina, con el estudio de aislados clínicos y ambientales de Pseudomonas que tienen una respuesta atípica, a fin de encontrar factores que permitan bloquear la virulencia.

 

 

Con información e imágenes de Publimetro.