Asaltos Bancarios

Se cuadruplican asaltos bancarios en Nuevo León

El estado registró su peor inicio en cuanto a robos bancarios en los últimos ocho años, al registrar durante los meses de enero, febrero y marzo de este 2016 un total de 17 asaltos, la cifra más alta desde 2008, cuando las autoridades atribuyeron el alza a la crisis económica y el crecimiento del crimen organizado.

A diferencia de ese año, en la actualidad no existe una crisis económica y los gobiernos aseguran haber bajado las tasas de criminalidad y mermado las organizaciones criminales en Nuevo León.
Pese a ello, en el primer trimestre de 2016 se registró un total de 17 robos a instituciones bancarias, incluido el robo a clientes ocurrido dentro de un banco em marzo, el cual también se registra como asalto bancario.
Esta cifra cuadriplica la registrada el año pasado en este mismo periodo, cuando se consumaron solamente cuatro casos, y que representaba una disminución de un 50% en los índices de este delito comparado con el año 2014.
Para encontrar una cifra más alta que la registrada en este primer trimestre del año se debe remontar al año 2008, uno antes del cambio de gobierno e inicio de la administración del exgobernador Rodrigo Medina de la Cruz: aquel año cerró con 72 asaltos bancarios pero sólo en los primeros tres meses del año se perpetraron 40.
Esta cifra representaba casi el total de los robos bancarios registrado en 2007, un total de 52.
A su vez, dicho monto fue superior a todo 2006, cuando se realizaron apenas 24 hurtos a bancos en total.
Cambios drásticos
Por esta razón, el 26 de marzo de ese año el secretario de Seguridad, Aldo Fasci y el presidente del Centro Bancario de Nuevo León, Gerardo Gómez, firmaron el Plan de Seguridad, que incluía la reactivación de la Policía Bancaria, capacitación a los empleados y un acuerdo para que los bancos compartieran información de inteligencia con el gobierno estatal, encabezado en ese entonces por Natividad González Parás.
Gracias a ello, la Policía comenzó a operar en los bancos que acordaron participar y aportar recurso para el sueldo de los uniformados, lo que logró que los índices lograran reducirse.
Esa fue la segunda vez que Nuevo León contaba con una Policía Bancaria, pues en 2003 había desaparecido por la falta de recursos para su manutención.
Con los registros de robos bancarios presentados, los crímenes bajaron notablemente en el periodo de enero a marzo correspondiente a los primeros dos años después de firmarse el pacto.
En el primer trimestre de 2013 se contabilizaron 10 asaltos a sucursales bancarias y para 2014, el total se redujo a ocho hechos delictivos; es decir, un 20% menos.
Para 2015, la tendencia a la baja se mantuvo y sólo hubo cuatro robos a sucursales bancarias en los primeros tres meses del año, lo que equivale a un 50% menos que el mismo periodo del año previo.
Pero en 2016, las cifras se dispararon, al cuadruplicarse la cantidad de robos a sucursales bancarias, con un total de 17 hurtos con respecto al 2015. Cabe señalar que los bancos preferidos por los asaltantes para realizar los atracos son en primer lugar Banorte y posteriormente, Banregio.
Y la tendencia sigue en la misma línea ,al arrancar el mes de abril con un nuevo robo el lunes 4, cuando un hombre armado robó el efectivo de cuatro cajas en un banco de Banorte en la colonia Moderna, en Monterrey.

Es el peor trimestre de asaltos bancarios en NL

A punta de pistola, delincuentes perpetraron ayer el cuarto asalto bancario de 2016, lo que comienza a preocupar a ciudadanos, organizaciones y políticos locales.

Los hechos se registraron en la sucursal bancaria localizada en la avenida Paseo de los Leones, casi en su cruce con Rangel Frías, al poniente de Monterrey. Dos hombres ingresaron al Banco portando armas cortas, gorra y lentes, y amagaron a uno de los cajeros, a quien obligaron a entregarles el dinero disponible en ese momento en caja.
Con este hecho ya son cuatro los robos bancarios en apenas 21 días transcurridos.
Sin embargo, en todo 2015 se registraron 17 robos a bancos, de los cuales 11 (el 64%) ocurrieron en los últimos dos meses de 2015, coincidentemente, los primeros del actual gobierno de Jaime Rodríguez.
Incluso, los registros de la Procuraduría de Justicia del Estado muestran que ha habido más robos en los últimos dos meses y medio que en los 13 meses anteriores a ello.
Clientes pagan platos rotos
En uno de los asaltos de este mes, una cajera fue baleada a pesar de que ya había entregado el dinero, mientras que en el registrado ayer, la Cruz Roja atendió casos de crisis de histeria. Igualmente, a varios clientes del banco les han robado sus pertenencias a la par de que roban el banco.
Esto ha comenzado a hacer mella en la confianza de la población que debe acudir a una sucursal bancaria a realizar algún trámite o depósito.
En un sondeo realizado por El Horizonte se pudo constatar la desconfianza de los clientes, quienes exigieron mayor presencia policíal y participación de los bancos en la vigilancia.
“Te sientes mal porque ha habido mucho robo a los bancos y a los clientes también. Cuando sales no hay seguridad, no sales seguro, no hay nadie vigilando que te pueda resguardar, ya sales con el miedo”, dijo Ricardo Patiño.
Al señalar un actuar insuficiente de las autoridades estatales y municipales, los regiomontanos también tienen en consideración realizar todos sus movimientos financieros a través del Internet.
“Estás con la inseguridad, de no saber si te va a tocar al hacer los movimientos que necesitas y vayas a ser víctima. Creo que lo que nos queda es realizar las transacciones por Internet, que me parece la opción más segura”, manifestó la ciudadana Ruth Real.
Para el diputado federal del PRD, Waldo Fernández, integrante de la Comisión de Seguridad en San Lázaro, el alza en los delitos podría atribuirse al cambio de gobierno, pero señaló que es preocupante la situación y debe atenderse de inmediato.
“Si hay ya un tema de preocupación de inseguridad, sobre todo porque en apariencia ya estamos hablando de delincuencia organizada, y el asalto a banco es de los delitos que más impacta en percepción. El secuestro es el primero y el asalto bancario es el segundo, porque aunque no hay un daño directo, sí hay una percepción de que las cosas no están bien, porque el Banco es el ejemplo máximo de la seguridad”, manifestó el legislador federal.
Racha negativa
 
Algunos eventos lamentables ocurridos en los últimos tres meses
2016
Enero 21: dos asaltantes se llevaron un monto aún por definir, luego de asaltar a mano armada a cajeros de una sucursal de Santander ubicada en el cruce de las avenidas Leones y Rangel Frías, al poniente de Monterrey.
Enero 19: Asaltantes se llevan dinero de un Banorte ubicado en garza Sada y junco de la Vega, en la colonia Residencial Florida. Pese a recibir el dinero, balearon a una cajera, quien resultó lesionada de un glúteo.
Enero 13: Se registra el robo de $80,000 pesos en un Banorte de Ciudad Solidaridad, al norponiente de Monterrey.
Enero 6: Se extraen $213,000 pesos de un Banorte de la colonia La Fuente, en Guadalupe.
2015
Diciembre 4: Dos hombres, uno de ellos armado, roban a un cliente y a un cajero en un Banorte de Garza Sada. El monto hurtado fue de $91,800 pesos.
Diciembre 2: Un total de $2,000 pesos fueron robados por dos hombres en un banco Banamex, ubicado en Pino Suárez y Arteaga, donde sometieron a 25 clientes.
Noviembre 24: Con un mensaje desconocido a un empleado, un delincuente roba un banco de Santander en el cruce de Madero y Carvajal y de la Cueva, en el Centro de Monterrey.
Noviembre 23: Un ladrón arriba con un arma de fuego a una sucursal bancaria de Banamex en la colonia Moderna, donde somete a los clientes y roba $90,000 pesos.
Noviembre 11: Tres ladrones atracaron una sucursal de Bancomer ubicada en el estacionamiento de Soriana Los Fresnos, en las calles Afganistán y Cartagena, en la Colonia Los Fresnos, en Apodaca. Los susodichos se llevaron cerca de $38,000 pesos. Uno de los tres ladrones fue capturado tras una persecución y balacera, en Escobedo.
Noviembre 10: Tres hombres armados roban $15,000 pesos de una sucursal bancaria de Banamex ubicada en Paseo de Las Américas y Valle de Champagne, en la colonia Valle de Contry, en Guadalupe.
Con información e imágenes de El Horizonte