Armas de Fuego

Tiroteo de Charleston abre el debate sobre el fácil acceso a las armas

Esta vez ha sido en una iglesia negra en el sur de Estados Unidos, lo que evoca tiempos difíciles de la historia racista de este país. Pero antes fue en un colegio, y en una universidad, y en una comunidad de amish… “He hecho declaraciones como estas demasiadas veces”, concedió el presidente, Barack Obama, que comparecía ante la prensa este jueves antes de iniciar viaje rumbo a Los Ángeles. En concreto, Obama ha hecho un discurso como consecuencia de la violencia por las armas, 14 veces en los últimos siete años.

Un frustrado presidente declaró que, a pesar de que todavía no se conocía la fotografía completa de lo que había sucedido, de lo que no había duda es de que alguien había tenido acceso a un arma para cometer “un crimen sin sentido” contra inocentes en el corazón de la historia de los ciudadanos negros de Estados Unidos. “Ahora tenemos que llorar a los muertos y recuperarnos, pero déjenme que sea claro, en algún momento, como país, tendremos que lidiar con el hecho de que este tipo de violencia de masas no sucede en otros países avanzados”.

A la derecha de Obama se encontraba su vicepresidente, Joe Biden, con gesto también antes visto, ese que imprime la batalla nunca ganada dentro de la guerra que es la violencia de las armas. Obama utilizó palabras como “profunda pena” y “justicia” en el mismo discurso en el que habló de que el ataque contra una iglesia de feligreses negros en el sur de Estados Unidos revivía uno de los capítulos más oscuros de la historia norteamericana.

Lo sucedido, dijo el presidente, “es particularmente desolador”, ya que se produjo en un “lugar de oración” considerado “sagrado”. “El odio contra razas y religiones representa una amenaza especial para nuestra democracia y nuestros ideales”, añadió Obama.

Desde Las Vegas, en una conferencia latina, la aspirante demócrata a suceder a Obama, Hillary Clinton, también aludía a esta última tragedia para reclamar un debate sobre las armas, un tema tan difícil en EE UU que ningún otro candidato presidencial quiso mencionarlo en sus mensajes de solidaridad tras la masacre de Charleston.

“Tenemos que ser honestos y afrontar las verdades difíciles sobre raza, violencia, armas y divisiones en el país”, reclamó Clinton. “¿Cuánta gente inocente en nuestro país, ya sean niños pequeños, feligreses, espectadores en un cine, cuánta gente tenemos que ver morir antes de que actuemos?”, se preguntó en referencia a algunas de las peores masacres de los últimos años. “Esta vez tenemos que encontrar respuestas juntos. Unámonos no solo para hablar, también para actuar”, reclamó.

Con una investigación abierta por el FBI, que ha considerado el ataque en el que han muerto nueve personas un “crimen de odio”, desde la Casa Blanca Obama se remontó años atrás en la historia para recordar la piedra angular que representa la iglesia atacada para el movimiento de los derechos civiles de la comunidad negra de EEUU. En esa misma iglesia habló Martin Luther King y esa misma iglesia sobrevivió a incendios prendidos con la intolerancia de la esclavitud y la segregación.

“Madre Emanuel es más que una iglesia”, dijo Obama. “Es un espacio de oración fundado por afroamericanos que buscaban su libertad. Es una iglesia que fue quemada hasta los cimientos porque sus feligreses lucharon para acabar con la esclavitud”.

Es un símbolo de la libertad de los negros. “Cuando las leyes prohibieron el culto, continuaron en la clandestinidad”, prosiguió el mandatario.”Durante las protestas por los derechos civiles, iniciaron marchas desde las escaleras de esa misma iglesia”, finalizó Obama, que calificó a Madre Emanuel como “un lugar sagrado en la historia de Charleston y en la historia de América”. Dicho esto, Obama se retiró del podio y abandonó la habitación. No hubo preguntas.

 

Con información e imágenes de El País.

Son al menos 200 detenidos por tiroteo en Texas

Las autoridades de la ciudad texana de Waco anunciaron la detención de 170 personas y el comienzo de una larga investigación sobre el tiroteo que este domingo dejó 9 muertos y 18 heridos, durante un caótico enfrentamiento entre cinco bandas de motoristas rivales.

La investigación sobre el tiroteo en un restaurante de Waco continúa hoy con decenas de agentes desplegados en el lugar de los hechos y muchos interrogantes pendientes, entre ellos el de si los nueve motoristas muertos fallecieron a consecuencia de los disparos de las bandas rivales o de los de la policía.

La policía de Waco indicó a primera hora de la mañana que había detenido a 200 personas en relación con el suceso, pero unas horas más tarde rebajó esa cifra.

“Esas 170 personas están acusadas de implicarse en el crimen organizado en relación con un caso de asesinato en primer grado”, dijo en una conferencia de prensa el sargento Patrick Swanton.

“Esta es la escena de crimen más violenta y truculenta con la que he lidiado nunca”, subrayó Swanton, de la policía de Waco.

Según el sargento, las autoridades locales recibieron amenazas “durante toda la noche” de parte de bandas de motoristas y están preparadas para la posibilidad de que haya más violencia en la localidad.

“Tenemos un plan de contingencia para lidiar con esos individuos si intentan causar problemas”, aseguró el sargento.

El juez de paz Pete Peterson estableció sendas fianzas de 1 millón de dólares por cada uno de los detenidos en relación con el suceso, según informó el diario local “Waco Tribune-Herald”.

“Creo que es importante enviar un mensaje. Han matado a nueve personas en nuestra comunidad. Esta gente llegó aquí y la mayoría no eran de esta ciudad”, afirmó Peterson.

Las autoridades han recuperado alrededor de 100 armas vinculadas al suceso, que comenzó con una discusión en los servicios de un restaurante de la franquicia Twin Peaks, se convirtió luego en una trifulca con navajas dentro del establecimiento y más tarde en un tiroteo en el aparcamiento compartido con el restaurante Don Carlos.

“Me sorprendió que no tuviéramos civiles inocentes muertos o heridos”, reconoció hoy Swanton.

Antes del incidente, la policía de Waco había desplegado varias unidades en el área del estacionamiento del restaurante, tras haber recibido información de que varias bandas de motoristas se dirigían a Twin Peaks y que “las posibilidades de violencia eran significativas”, explicó hoy Swanton.

“Estos policías no estaban de incógnito. No había duda de que (los motoristas) sabían que estábamos a segundos de distancia y que íbamos a responder, pero no les importó”, afirmó el sargento.

Dieciocho agentes de la policía de Waco respondieron “entre 30 y 45 segundos” después de que comenzara el enfrentamiento entre las bandas, y abrieron fuego contra los agresores después de que algunos dispararan en su dirección, precisó.

El sargento afirmó que cinco bandas de motoristas estuvieron involucradas en el tiroteo, pero dijo que la policía no divulgará sus nombres a lo largo de la investigación para no “darles publicidad”.

No obstante, una declaración jurada emitida por el juez de paz Peterson y obtenida por el diario “Waco Tribune-Herald” identifica a dos de las bandas como los Cossacks y los Bandidos, y afirma que los nueve muertos en el suceso procedían solo de esos dos grupos.

Los Bandidos extienden su poder a trece países, además de Estados Unidos, y la Justicia estadounidense la considera una “creciente amenaza criminal”, con aproximadamente 900 miembros en 93 células y envuelta en transporte y distribución de cocaína, marihuana y metanfetaminas, droga que también produce, según el Departamento de Justicia.

Las autoridades tienen previsto permanecer hasta el anochecer en el lugar de los hechos, donde están inspeccionando más de cien vehículos relacionados con el incidente, explicó Swanton.

El sargento aseguró que las autoridades habían alertado antes del incidente a los dueños de Twin Peaks de la posibilidad de que se registrara violencia en su restaurante, y criticó a los dueños por no haber negado la entrada a las bandas de motoristas.

“La lección de esto es que si tienes a un departamento de policía pidiendo tu asistencia como negocio, tienes que prestar atención. De lo contrario, ocurrirán cosas malas”, indicó Swanton.

La Comisión de Bebidas Alcohólicas de Texas (TABC) suspendió hoy durante siete días la licencia de venta de alcohol del restaurante Twin Peaks, y Swanton confió en que los dueños del establecimiento no abrieran las puertas al público durante esta semana.

Poco después, la empresa que gestiona la marca Twin Peaks informó en un comunicado de que ha revocado “de inmediato” el acuerdo de franquicia con los dueños de ese establecimiento, que “ignoraron las alertas” policiales y pusieron en peligro a sus clientes.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa. 

Diputados aprueban en lo general Ley de Armas de Fuego y Explosivos

La Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados aprobó, en lo general, el dictamen de reformas a la Ley General de Armas de Fuego y Explosivos, que permiten a agentes extranjeros portar armas en territorio nacional.

La minuta procedente del Senado señala que, en reciprocidad internacional, esta reforma busca fortalecer los procesos de colaboración migratoria y aduanera para que funcionarios de este ramo, debidamente acreditados ante el Gobierno federal, participen en la revisión migratoria en territorio mexicano.

La reforma también establece permisos de portación temporal de armas a personal de seguridad que acompañe a funcionarios en visitas de alto nivel provenientes de Estados extranjeros u organismos internacionales, que por su investidura requieran de mecanismos especiales de protección y seguridad.

Se estipula que las armas podrán autorizarse por la Secretaría de la Defensa Nacional, de manera individual o como corporación.

El dictamen fue avalado por los votos del PRI, PAN, Partido Verde y Nueva Alianza.

Los partidos de izquierda, PRD, PT y Movimiento Ciudadano votaron en contra.

El dictamen fue turnado al Pleno para ser discutido junto con las reservas presentadas.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.