El pasado fraudulento de la empresa del “Colcha-gate”



La Auditoría Superior del Estado determinó en 2012 que oficinas de la compañía no existían.

La Comercializadora Mirof, S.A. de C.V., participante en el fraude millonario de la supuesta compra de cobertores, ya era sospechosa desde el 2011.

Desde ese entonces, la Auditoría Superior del Estado alertó sobre diversas irregularidades de esta compañía.

En una investigación periodística se constata que el acaecido auditor Superior del Estado, Sergio Marenco, informó en el balance de la cuenta pública del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos de Nuevo León, del año 2011, que el domicilio fiscal de la empresa en realidad era una casa abandonada.

En dicho análisis, se estableció que Hernán Chávez Hinojosa era el dueño de la polémica empresa.

“Durante el desarrollo de la auditoría se realizaron procedimientos con la finalidad de verificar las erogaciones efectuadas, no localizando a catorce proveedores (entre ellos a la Comercializadora Mirof, S.A. de C.V.)”, reveló la ASE.

El documento describe como características del inmueble: “Casa abandonada. Inmueble en donde no se localizó a nadie”.

En aquella ocasión, el monto que recibió la cuestionada empresa, según da a conocer el informe de la ASE, fue de $719, 618 pesos, por el concepto de pintura exterior en planteles de los municipios de Cadereyta, Salinas Victoria, Sabinas Hidalgo, Marín y Allende.

También te puede interesar: Puede México renegociar el TLCAN con éxito: IMEF.

Adicional a ese monto, la polémica compañía participó en otro contrato con la Universidad Tecnológica Santa Catarina, donde recibió un anticipo de $104,400 pesos, en febrero de 2011, por concepto de una supuesta reforestación de plantas dañadas por lluvias del Huracán Alex.

Después, en octubre del mismo año, recibió $69,600 pesos como pago final, lo que significa que en total, se le otorgó la cantidad de $174,000 pesos.

Esta irregularidad se suma a que la empresa se declaró en ceros en el año 2015, pese a haber ganado cinco contratos con el municipio de San Nicolás, entre el 2014 y 2015, que le dejaron una entrada de más de $1 millón de pesos.

Además, El Horizonte reveló durante esta semana que la Comercializadora Mirof, S.A. de C.V., ofreció nuevamente como su dirección fiscal a una casa particular en la colonia Moderna.

 

Con información de El Horizonte.