Cinco beneficios comprobados de aprender otro idioma



Aprender a hablar un segundo idioma puede ser un desafío, estás entrenando tu cerebro para hacer algo mucho más complejo que la memorización de nuevas palabras y sus pronunciaciones adecuadas. Estás expandiendo tu capacidad de pensamiento.

Saber dos idiomas proporciona beneficios más allá de la capacidad de pedir direcciones o de pedir un café.

Los cerebros de los poliglotas operan de manera diferente que los de un pueblo unilingüe.

El uso regular de un segundo idioma agudiza muchas habilidades cognitivas.

Para adquirir estas nuevas habilidades lingüísticas, hay opciones como:

Inscribirse en una clase

Descargar una aplicación

Practicar consistentemente -incluso si dedicas sólo 15 minutos al día- es suficiente para cosechar las recompensas cognitivas que acompañan al aprendizaje del segundo idioma.

También te puede interesar: El gran negocio de hablar en español.

1.- La atención mejora, y muy rápidamente.

La investigación muestra que un corto período de aprendizaje de un nuevo idioma es suficiente para impulsar la agilidad mental.

2.- La multitarea viene de forma más natural.

Un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania encontró que los hablantes bilingües pueden superar monolingües cuando trabajan en múltiples proyectos simultáneamente.

Es más natural que el cerebro bilingüe corrija rápidamente la información que es irrelevante y conoce lo que es importante.

3.- La toma de decisiones es más sencilla en un idioma extranjero.

Los investigadores de la Universidad de Chicago encontraron que somos capaces de pensar de manera más racional, y con menos sesgo, cuando usamos una lengua extranjera para sopesar las opciones de una decisión. Atribuyen estos efectos al hecho de que una lengua extranjera permite una mayor distancia emocional y cognitiva al evaluar lo que está en riesgo en la decisión.

4.- Las habilidades de la memoria están mejor protegidas.

Un estudio realizado en Luxemburgo encontró que aquellos que hablan más de dos lenguas pueden estar en menor riesgo de enfermedades como el Alzheimer y la demencia, afirmando que el multilingüismo tiene “un efecto protector en la memoria en las personas mayores que practican lenguas extranjeras durante su vida o en el momento del estudio “.

5.- Tu cerebro en realidad se hace más grande.

Un estudio de 2014 titulado “La edad del aprendizaje del lenguaje forma la estructura cerebral” encontró que el grosor cortical -que generalmente está asociado con una mayor inteligencia- del cerebro bilingüe sólo se altera cuando el aprendizaje de la lengua ocurre más tarde en la vida después de desarrollar la competencia en su primer idioma. Cuanto más tarde se adquiere un segundo idioma, mayor es el efecto sobre la estructura cerebral, según el estudio.

Con información de El Horizonte.