Cultura

Día Internacional del Libro

El próximo 23 de Abril se celebra el día Internacional del Libro y de derechos de autor, promulgado por la UNESCO en 1996, donde se pretende fomentar la lectura, incrementar la industria editorial, y la protección intelectual por medio del derecho de autor.

De acuerdo a la última Encuesta Nacional de Lectura, publicada por Conaculta, en México se leen 2.9 libros al año. Sin embargo, la Cd. de México y Guadalajara tienen el promedio más alto con 4.6 y 4.3; y Monterrey está por debajo de la media nacional con un 2.4.

En el apartado sobre el gusto por la lectura los resultados no dejan muy bien a esta ciudad. En Guadalajara el 24.5% contestaron que les gusta mucho leer, en el DF el 20% y en Monterrey sólo el 11.7%.

La encargada del Departamento de Promoción Escolar del Fondo de Cultura Económica (FCE) Concepción Cabrera opina que “En los últimos años se ha incrementado la producción y la lectura de libros”, sin embargo aclara que éste fenómeno no se da en todos los sectores sociales.

“Es un reto para cualquier institución que pretenda formar lectores autónomos y críticos a lo largo y ancho de nuestras fronteras”, menciona Cabrera.

Por su parte, la Directora Editorial del Fondo Editorial de Nuevo León, Dominica Martínez, comenta que no sólo se debe pensar en el consumo de libros tradicionales sino también en formatos electrónicos. “El hábito de la lectura no va a desaparecer, pero sí está cambiando, porque se transforman los formatos, y los más jóvenes prefieren los digitales”, menciona.

También te puede interesar: ¿Ha mejorado tu 4G? Es por la lucha Telcel vs. AT&T.

La lectura en los pequeños

Las especialistas concuerdan que el hábito de lectura se debe iniciar inclusive antes de que el niño sepa leer.

“La lectura se inicia con la capacidad de escuchar y percibir el ritmo de las palabras a través de cantos, de arrullos, que invitan al niño a disfrutar y establecer un lazo con los libros”, menciona Cabrera.

“Dejar que los mismos niños puedan tomar los libros y ver las ilustraciones, es el primer paso para que sientan que la lectura puede ser recreativa”, recalca Dominica.

De acuerdo a la última Encuesta Nacional de Lectura*, publicada por CONACULTA, en México se lee 2.9 libros al año, donde los niveles más altos de lectura se dan entre los jóvenes de 18 a 22 años.

¿Qué leemos los mexicanos?

  • 56 % libros
  • 42 % Periódicos
  • 39 % revistas
  • 12 % historietas

¿Por qué leemos los mexicanos?

  • 24.6 % para informarnos
  • 20.5 % por motivos escolares
  • 9.2 % por gusto natural
  • 6.8 % por diversión

Gasto en libros: En material de incremento de la industria editorial, la encuesta revela que el 54.7% de la población entrevistada no realizó gastos en libros en un periodo de 1 año.

Impulso de la lectura: 4 de cada 10 mexicanos que recibieron algún impulso por sus padres, como un libro de regalo, declaró tener gustó por la lectura.

Con información de DiarioCultura.mx.

El Día Internacional de la Mujer en la literatura mexicana

El 8 de Marzo se celebra el día internacional de la mujer al rededor del mundo. Para celebrarlo, hemos decidido hacer una recapitulación de las escritoras mexicanas más destacadas.

El talento en México sobra, y la prueba de ello son estas increíbles artistas de talla internacional; madres, esposas y mujeres que han colaborado al desarrollo literario del país merecen el reconocimiento por su trabajo. A continuación se enlista a las literatas aztecas:

  • Sor Juana Inés de la Cruz

Día Internacional de la Mujer

Nacida en San Miguel de Nepantla el 12 de Noviembre de 1951, Sor Juana es una de las artistas pioneras del México prehispánico. “La Décima Musa” comenzó a leer y escribir desde temprana edad. Durante su juventud se adentro en la vida religiosa para desarrollarse como artista. La calidad de sus obras destacó rapidamente en la Nueva España, mecenas de importante poder político, incluyendo virreyes, la apoyaron y difundieron.

Sus sonetos, y obras en general, dejaron un legado en el cual se basaría el futuro de la literatura mexicana. Sor Juana Inés de la Cruz sentó las bases para el desarrollo artístico, no sólo de la mujer, sino de todo México.

  • Ángeles Mastretta

Día Internacional de la Mujer

Nacida en Puebla, el 9 de Octubre de 1949. Mastretta es actualmente periodista y escritora; colaboró, en su juventud, para diversas revistas, lo que la iniciaría en el mundo de la literatura. Su obra más destacada es Arráncame la Vida, publicada en 1985. Dicha obra fue de gran impacto, la narrativa de Ángeles causó gran sensación en el público hispanoparlante. Fue galardonada con el Premio Mazatlán de Literatura y el Premio Rómulo Gallegos.

Ángeles Mastratta es, sin duda alguna, una de las escritoras contemporaneas de más éxito en México. Rodeada de una familia talentosa, su obra ha sido impulsada, incluso llevada a la gran pantalla.

  • Elena Poniatowska

Día Internacional de la Mujer

Nacida el 19 de Mayo en 1932 en París, Francia, pero de nacionalidad mexicana. Poniatowska es una destacada escritora y activista política en México. Recibió el doctorado honoris causa por parte de la Universidad Autónoma de México, del Estado de México y Puebla, así como de algunas universidades norteamericanas. Entre sus mayores obras destacan: Hasta no verte, Jesús mío, La flor de Lis y La noche de Tlatelolco.

Fue galardonada con la Presea Rosario Castellanos, el Premio Mazatlán de Literatura y el Premio alfaguara. Su destacada contribución a los movimientos feministas, y a la vida pública política general la han destacado entre las mujeres.

  • Lydia Cacho

También te puede interesar: La guerra de México y Estados Unidos, 1846.

Día Internacional de la Mujer

Nacida en Ciudad de México el 12 de abril en 1963. Destacada periodista y escritora. Lydia es reconocida por ser, además de excelente narradora, activista por los derechos humanos y especialmente de la mujer.  Sus obras más importantes son Las provincias del alma y Los Demonios del Edén. El poder que protege a la pornografía infantil. Fue  galardonada con Premio Estatal de Periodismo 2002 de Quintana Roo, Premio “Francisco Ojeda” al Valor Periodístico 2006, Premio Nacional “Don Sergio Méndez Arceo”.

Aunque Lydia no destaque, en el ámbito literario, como Mastretta o Poniatowska, cabe destacar su labor por la vida social infantil en México a través de sus escritos.

  •  Laura Esquivel

Día Internacional de la Mujer

Nacida en Ciudad de México el 30 de Septiembre de 1950. Destacada escritora mexicana. Autora del best-seller Como agua para chocolate. Su obra la llevó a destacar a nivel internacional, recibiendo el premio ABBY en 1994. También fungió como diputada local en el D.F.  en el 2009. Laura brilló como símbolo de del gusto y el deseo.

Su aportación fue de las primeras al realismo mágico mexicano, por lo que su legado es de gran importancia hasta hoy en día.

  • Rosario Castellanos

Día Internacional de la Mujer

Nacida el 25 de Mayo de 1925 en Ciudad de México. Rosario fue una destacada escritora mexicana. Sus obras destacaron a nivel internacional, como De la vigilia estéril y El rescate del mundo. En 1971 fue nombrada embajadora de México en Israel, donde fallecería tres años después.

Su inmensa labor como promotora cultural en México la hace ser recordada junto, y a la par, de su gran obra literaria. Sin duda una de las poetas más brillantes del país.

Con información de DiarioCultura.mx

La guerra de México y Estados Unidos, 1846.

La relación de nuestro país con su vecino del norte siempre ha sido muy particular. Probablemente habrá quien considere que las relaciones son estrechas y de compadrazgo, sin embargo no siempre ha sido así. Si nos remitimos al año de 1846 podemos recordar una disputa bélica que duró un par de años.

Durante su historia, México presenta varios capítulos manchados en sangre que le ha otorgado triunfos y padecido grandes derrotas. Una de las guerras más destacadas, por las pérdidas territoriales, fue la guerra que tuvo contra Estados Unidos entre 1846 y 1848.

En este periodo se vivieron en el país una fuerte derrota militar, la ocupación de la capital por fuerzas extranjeras y la pérdida de grandes extensiones de tierra. Las causas del conflictos son muchas y muy variadas.

En Estados Unidos se vivía una reforma expansionista en la que sus gobernantes estaban en constante búsqueda de nuevos territorios que comprar o adherir, sin importar los medios. Por el contrario, la sociedad mexicana estaba más interesada en realizar una restauración centralista como forma de gobierno, después de las constantes guerras y luchas, primero por la independencia y después por la forma de organización política, el territorio del norte se encontraba abandonado y desolado. Esto, aunado a que muchos ciudadanos norteamericanos se quejaron por daños a sus propiedades durantes las revueltas mexicanas, crearon roces entre ambos países que desembocaron en una guerra inminente. ¿La gota que colmó el vaso? La idea de anexión del territorio de Texas por parte de Estados Unidos que concordaba con el deseo de Texas de buscar su independencia.

El entonces presidente del país vecino, James Knox Polk, basó toda su propuesta expansionista en la adhesión de Texas y Obregón a sus territorios. Inclusive lo intentaron tomando poder de las mismas. Como era de suponerse, el gobierno mexicano protestó y ambos países terminaron por romper relaciones diplomáticas. José Joaquín Herrera, el entonces presidente de México, decretó la independencia de Texas el 4 de julio de 1845, con la condición de que no se adhiriera a los Estados Unidos. Esto no fue un impedimento para el persistente vecino del norte por lo que en 1846 se inició la invasión de México a manos del general Zachary Taylor, que avanzaba desde la bahía de Corpus Cristi hasta el Río Bravo.

Imagen de la batalla

Meses más tarde, el intrépido general se atrincheró frente a la ciudad de Matamoros, donde los esperaba la defensa mexicana a manos del general Pedro Ampudia y Mariano Arista. Este freno a las tropas americanas hizo que el presidente Polk se impacientara y pidió al Congreso la declaración de guerra contra México, alegando incumplimiento de pagos por parte de las autoridades mexicanas. Es entonces que el 13 de mayo de 1846 se declaró la inminente guerra entre ambas naciones.

También te puede interesar: Que libros prefiere México: Literatura o Filosofía?.

Mientras en el norte diversas tropas mexicanas intentaban repeler los ataques norteamericanos, en el centro del país se hacían nuevas reformas estructurales que concluyeron con el retorno de Santa Anna al poder y el reestablecimiento de la constitución de 1824. El nuevo presidente reunió sus tropas y se preparó para atacar al general Taylor en Saltillo, sin embargo, contó con la mala fortuna del destino y terminaron siendo vencidos y obligados a retirarse a la capital. Mientras tanto, las tropas norteamericanas, ahora comandadas por el general Winfield Scott tomaron Veracruz y se dirigieron a la ciudad de México, entrando finalmente a ella el 14 de septiembre de 1847.

Finalmente el 2 de febrero de 1848 ambos países firmaron el Tratado de Guadalupe-Hidalgo, ratificándolo el 30 de mayo de ese año, en el que se daba oficialmente fin a la guerra.

El balance de este conflicto fue claramente beneficioso para los Estados Unidos, quien logró quedarse con territorios que hoy conocemos como California, Nuevo México, Arizona, Nevada, Colorado y Utah, extendiendo la frontera de Texas hasta Río grande.

México se encontró con que no poseía un gobierno estable, sus tropas no estaban bien entrenadas ni poseían el armamento adecuando y además existía cierto pesimismo entre los diferentes estratos sociales. Es por eso que esta guerra dejó en el país una semilla de nacionalismo que antes no existía,  y que posteriormente quedaría reflejada en la aparición de partidos políticos que terminarían por dilucidar el camino que habría de seguir nuestra nación.

Con información de DiarioCultura.mx

Museo Regional de Nuevo León

El Museo Regional de Nuevo León, o también conocido como “Museo del Obispado” resalta la formación de la identidad de los habitantes de la región y el valor cultural de los pueblos que se asentaron en la región desde hace miles de años. Además de establecer un diálogo con el público y así fomentar la participación en la conservación de su patrimonio histórico.

La historia del museo va más o menos así; durante el Porfiriato, las proximidades del Obispado se convirtieron en un paseo público.  Comenzaron entonces los planes para la rehabilitación del edificio y en 1902 se dictó la Ley sobre  Clasificación y Régimen de los Bienes Inmuebles de la Federación, en 1907 se constituyó la Junta Arqueófila de Nuevo León. Tras la Revolución Mexicana y el deterioro del inmueble, la Junta de Mejoras del Obispado propuso su restauración y su posterior utilización como museo. El INAH acogió la iniciativa, con el arquitecto Joaquín A. Mora como responsable de la restauración, que dio inicio en 1944, para culminar en septiembre de 1953. El 20 de septiembre de 1956, el Museo Regional de Historia de Nuevo León, “El Obispado” abrió sus puertas  al público.

También te puede interesar: El Gobierno mexicano se moviliza para proteger a los migrantes en EE UU.

El museo es promotor y escenario de constantes actividades culturales de diversa índole.  Está dedicado al fomento de la historia y la cultura de la región noreste del país y su importancia en el devenir histórico de México. El museo alberga una vasta colección consistente en tres mil piezas originales que fueron donadas desde su fundación.

Descripción del inmueble; el Museo del Obispado es el edificio más antiguo de Monterrey. Es una construcción cuyo diseño refleja una arquitectura barroca de algunos edificios europeos al más puro estilo colonial. Está ubicado en la parte superior del edificio, ya que la parte inferior está ocupada por oficinas  del museo y bodegas del mismo. Además, el museo está distribuido por 10 salas organizadas de forma cronológica, de acuerdo a como se fueron presentando los acontecimientos.

Con información de DiarioCultura.mx

El gran negocio de hablar en español

La lengua común multiplica por cuatro los flujos comerciales entre dos países.

Una de las grandes obras emprendidas para tomar la temperatura del español en el mundo acaba de culminar. Han sido 14 tomos los que la conforman bajo el título Valor Económico del Español y el lunes será presentado en un acto con la asistencia de los Reyes en la Fundación Telefónica, encargada de financiarlo, y el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa. En el último tomo, a modo de conclusión con los anteriores, se comprueba la rentabilidad y expansión multiplicadora de un idioma común. “El flujo comercial entre los países hispanohablantes aumenta cuatro veces con respecto a otros y siete en el caso de las inversiones directas”, comenta José Luis García Delgado, catedrático de Economía Aplicada de la Complutense, e impulsor de la investigación.

Ha sido un trabajo coordinado por él y otros dos expertos economistas como José Antonio Alonso y Juan Carlos Jiménez. Cuando comenzó, en 2005, creyeron que daba para un tomo. “Estábamos equivocados, teníamos ante nosotros una mina por analizar”, asegura García Delgado. Al final, ha contado con la colaboración de 40 investigadores, que han desmenuzado cada aspecto relacionado hasta convertir la investigación en un trabajo de referencia global. Con sus alegrías y sus amarguras. “Se aprecia mucho más fuera de España que dentro”, afirma el coordinador de los trabajos.

Entre los datos más significativos de la última entrega destaca la de los intercambios entre países hispanohablantes. Pero también otras diferencias cualitativas que afectan a salarios: “Un inmigrante iberoamericano puede llegar a ganar en España un 30% más que otro proveniente de diferentes zonas”, agrega García Delgado.

La lengua ha multiplicado por tres el factor de atracción para quienes deciden buscar trabajo en España, un fenómeno que ha quedado de manifiesto, sobre todo, entre 1995 y 2005, cuando se produjo el mayor trasvase de personas desde el otro lado del Atlántico. Otros factores, como el educativo, también resultan determinantes en el ámbito europeo: España es el primer país de destino para los universitarios con beca Erasmus de los 32 países que integran el programa, con un 17% del total.

También te puede interesar: Buscan impulsar educación financiera con Escuela de BMV.

Pero quedan retos. Junto a la comunicación científica está la necesidad de aumentar las cualidades del mismo en países como Estados Unidos. “En las grandes ciudades se domina y está continuamente presente a pie de calle, pero no es un idioma que se hable por igual en los despachos de las empresas”, asegura García Delgado. Esta preocupación, dotar al español de un estatus cualitativo equivalente al cuantitativo, estuvo en el ánimo del Instituto Cervantes para abrir el Observatorio del Español en la Universidad de Harvard. Fue una de las iniciativas más importantes de la etapa que lo dirigió Víctor García de la Concha.

Más influencia

Se constata que el peso del número de los hispanohablantes no se correspondía con la influencia en las altas esferas que un idioma tan mayoritario. “Actualmente son 50 millones de habitantes los que hablan castellano en Estados Unidos. Más que en España. Pero ese aumento demográfico se va a frenar, lo mismo que en esta etapa parece que puede ocurrir con el flujo migratorio, por eso resulta fundamental consolidarlo”, comenta García Delgado.

El estudio recogía en anteriores volúmenes que los hispanohablantes se encuentran en una fase crucial de expansión del idioma. “El avance del proceso de globalización económica y el incesante despliegue de la sociedad del conocimiento revalorizan, en nuestro tiempo, las lenguas de comunicación internacional, imponiendo a la vez desafíos a todas ellas en virtud de la homogeneización cultural que corre en paralelo”, puede leerse en el tomo 12. “En el caso del español, una lengua marcada desde su mismo origen por una vocación integradora y de apertura, se asiste hoy a una nueva fase de su largo proceso de internacionalización, acaso el cuarto peldaño en la trayectoria expansiva de una lengua milenaria, por nombrarla como lo hace Emilio Alarcos”.

Las empresas punteras en las que el idioma ha resultado un valor fundamental, según el estudio, pertenecen a ámbitos muy variados. “La primera es la industria editorial. Pero también, en el caso de las españolas, predominan las de energías renovables, infraestructuras o farmacia y agroalimentarias. En el caso de construcción de autopistas, no sólo se circunscriben a realizar las obras, también a su gestión posterior. Ahí, el dominio del idioma es básico”, cuenta el profesor García Delgado.

Segundo idioma

Los elementos de medición que han permitido al estudio verificar la fuerza e influencia del idioma han sido determinantes. “Para calcular los factores que llevan a cabo la decisión de invertir en una zona u otra, se manejan elementos como la distancia, los precios, la competitividad. Al preguntar por el idioma, los indicadores aumentaban de manera determinante. A la hora de invertir, un elemento como la lengua común puede aumentar las posibilidades siete veces más. No sólo en las grandes empresas, preparadas para introducirse en cualquier tipo de mercado. Sobre todo en las medianas”, añade.

Cuando el lunes sea presentado el informe habrá llegado la hora también de recapitular. En cifras, el español es la segunda lengua más hablada del mundo por el número de personas que la tienen como materna: lo hablan como primera o segunda lengua 450 millones. Superan los 550 si añadimos a aquellos que la emplean como lengua extranjera.

La capacidad de compra de los hispanohablantes representa el 9% del PIB mundial y el español genera el 16% de valor económico del PIB y del empleo en España. Entre estas destaca el llamado Factor ñ, es decir, las compañías que utilizan su creación de contenidos en español entre las industrias culturales: suponen un 2,9 % del producto interior bruto de la economía española.

Con información de El País.

Arqueología Regia

Introducción

Museo Metropolitano de Monterrey

Monterrey, desde el punto de vista arquitectónico, se ha caracterizado por disponer de importantes bienes inmuebles que dan cuenta del desarrollo urbano que afrontó la ciudad en el siglo XIX. En la estructura, fachada e interiores de las construcciones se puede hacer una lectura crítica del espíritu, los símbolos y los avatares de aquella época, así como una evaluación de la importancia de la sociedad regiomontana en una etapa crucial de la historia de México: la consolidación de la soberanía nacional.

El edificio que actualmente ocupa el Museo Metropolitano de Monterrey, es un vivo ejemplo de lo señalado, ya que desde su diseño nos deja ver una arquitectura de vanguardia, que para la época cubría las necesidades más apremiantes de sus moradores y cuyo objetivo primordial era integrar un edificio seguro para el poder político.

Concientes de la importancia histórica de la edificación, desde finales del 2007 se le han realizado una serie de mejoras en forma y fondo que van desde la pintura general del edificio, impermeabilización, mantenimiento y cambio de vigas, hasta el diseño de una amplia sala de exposición permanente que proporcione a sus visitantes una visión profunda de lo que ha sido la historia de la ciudad.

Mientras se realizaban estos trabajos, el 12 de diciembre de 2007, trabajadores que se encontraban levantando el piso de la plazoleta central del Museo Metropolitano con el propósito de modificar las redes del drenaje, descubrieron una serie de osamentas que de inmediato atrajeron la atención del Instituto Nacional de Antropología e Historia en su delegación de Nuevo León.

Los primeros hallazgos

Retícula colocada en el lugar donde se registraron los primeros hallazgos

Enrique Tovar y Araceli Rivera fueron los arqueólogos que arribaron al lugar para analizar el área en la que se llevó a cabo el hallazgo y donde en principio se encontró material óseo, lítico, cerámico y diverso.

El trabajo de campo inició ese mismo día en el sitio en el que aparecieron los primeros hallazgos: el ala norte del Museo Metropolitano de Monterrey. Ahí se planificó una excavación que duraría los siete días siguientes y que daría por resultado la detección de una cantidad importante de material arqueológico con el que se empezarían a trabajar las interpretaciones a partir de los datos que arrojaban los cimientos del edificio.

También te puede interesar: Las curiosidades de las Estaciones de trenes en Monterrey.

Arqueología Regia

En primera instancia se dio a conocer que las piezas de material óseo eran fundamentalmente de animales como cabras y vacas, y lo que parecieran ser muelas de venado, lo que inmediatamente acrecentó el interés en el descubrimiento al saberse que este animal dejó de estar en la dieta común de los habitantes de esta región una vez que llegaron los españoles, lo que abrió la posibilidad de que lo encontrado en el lugar era de la época prehispánica. En relación a los restos de cerámica encontrados, se especuló que estos pudieron haber sido de artefactos utilizados para la cocción de los animales a los que pertenecían los huesos descubiertos.

Una vez que se hizo la primera recolección de material encontrado, la Dirección de Cultura, en representación del municipio de Monterrey, hizo la entrega formal al Instituto Nacional de Antropología e Historia delegación Nuevo León, de los hallazgos para que estos se estudien científicamente y así dejar de lado las especulaciones.

Vista general del patio central del Museo Metropolitano de Monterrey durante los trabajos arqueológicos de recuperación

Inician los trabajos formales

Una vez terminadas las fiestas decembrinas, los trabajos arqueológicos se reiniciaron con un nuevo hallazgo, el cual consistió en estructuras de piedra que al parecer no son más que parte de las primeras construcciones sobre las que se levantó el actual edificio en el que se encuentra el Museo Metropolitano de Monterrey. Según Enrique Tovar, uno de los encargados del proyecto, con estos nuevos vestigios se empieza a determinar una historia distinta a la que hasta hoy se conoce sobre el edificio y el lugar en el que se construyó: ‘‘Estamos encontrando pisos y muros que nos hablan de otra historia distinta del edificio’’.

El propio Tovar, explicó el reinicio y la estrategia que se llevarán a cabo con esta nueva fase del proyecto:

“Estamos iniciando con el trabajo de dos pozos de sondeo, uno ubicado al norte en uno de los accesos y el otro está ubicado casi al centro del patio. Esos dos trabajos nos van a permitir reconocer algunos materiales cerámicos en su contexto y parte de cimentaciones… Las estrategias de trabajo son hacer pozos con medidas métricas ubicándonos espacialmente a través de coordenadas utm. Se está dibujando, se está fotografiando y ese registro nos va a servir después para hacer las interpretaciones del trabajo resultante”.

De tal forma, los trabajos de salvamento que iniciaban aquel 2 de enero de 2008 se extenderían por varias semanas para llevar a buen término las estrategias de trabajo definidas por los arqueólogos a cargo de la investigación. Mientras tanto, muestras de los primeros hallazgos ya se habían enviado a los laboratorios de Instituto Nacional de Antropología e Historia de la Ciudad de México para determinar la antigüedad y las características específicas de los restos tanto cerámicos como óseos.

Los nuevos hallazgos

Arqueología Regia. Vista del Patio.

Durante los meses posteriores al salvamento arqueológico, la historia oculta de Monterrey continuó emergiendo, prueba de ello es que a principios de febrero de 2008 los investigadores del Centro INAH Nuevo León encontraron una noria de más de 14 metros de profundidad, así como un ramal de conductor de agua y elementos arquitectónicos de varias etapas de construcción anteriores al actual edificio.

El interés de la gente fue tal, que durante el receso vacacional de Semana Santa, las autoridades decidieron abrir al público este importante recinto, acompañado de una serie de fotografías y charlas con los arqueólogos bajo el título: “Arqueología Regia”. Más de 4 mil visitantes pudieron disfrutar de esta oportunidad única.

La conclusión de los trabajos

Después de cinco meses y medio de trabajo, los investigadores concluyeron la etapa de los trabajos de excavación en el patio central del Museo Metropolitano de Monterrey.

Entre el material que arrojó el rescate arqueológico se encontró del tipo lítico, hueso, así como tres ollas, dos cruces, restos de cerámica, restos de material óseo utilizado para la construcción de botones y carbón, los cuales son analizados en las instalaciones del Centro INAH de la entidad, dando con ello inicio al trabajo de gabinete. En esta etapa, los trabajos seguirán a cargo de los arqueólogos Araceli Rivera y Enrique Tovar.

Cabe destacar que los hallazgos más recientes incluyen el descubrimiento de tres escalones de una construcción anterior en el ala nororiente.

Con la conclusión de esta primera etapa, los trabajos de restauración del inmueble continuarán para reintegrar a la actividad cultural el patio central y, en una siguiente etapa, integrar a museografía ventanas arqueológicas que muestren las diferentes etapas de construcción del inmueble, así como una noria de más de 14 mts. de profundidad.

Desde el pasado mes de junio, los investigadores del Centro INAH Nuevo León iniciaron con las labores de clasificación el material y a partir del 10 de julio, dieron inicio los trabajos de gabinete que consisten en evaluar y restaurar el material para que, en poco tiempo, sea expuesto, previa selección museográfica, en la Sala de la Colección Permanente.

Así, el Museo Metropolitano de Monterrey continúa acrecentando su valor, el cual se suma al que siempre ha tenido para la sociedad regiomontana quien, sin lugar a duda, desde el momento de su inauguración como Palacio Municipal, ha gozado tanto de la arquitectura del inmueble como de sus exposiciones y actividades culturales, las cuales se han desarrollado en un espacio que, ahora sabemos, detenta una gran historia desde sus cimientos.

Con información de DiarioCultura.mx

Cuatro etapas de la Independencia de México

Etapas de la Independencia de México:

Resultado de imagen para independencia de mexico

Primera etapa:

Abarca desde el Grito de Dolores (16 de septiembre de 1810) hasta la batalla de Puente de Calderón (en el actual municipio de Zapotlanejo, Jalisco, el 17 de enero de 1811), cuando la muchedumbre dirigida por Hidalgo -con su famoso estandarte guadalupano en mano peleaba con más pasión y arrojo que estrategia. En este momento, cuando el cura de Dolores llegó a su cita con la historia en el Puente, sus fuerzas se calculan en alrededor de cien mil hombres (entre criollos, indios, mestizos y gente de las castas). Por su parte, los realistas, soldados leales al virrey y a la corona española, debían rondar entre los 50 mil efectivos.

Resultado de imagen para independencia de mexico

Segunda etapa:

En este periodo entra en escena José María Morelos y Pavón. Éste va desde principios de 1811 hasta la toma del Fuerte de San Diego en Acapulco (en agosto de 1813). Durante este tiempo, los insurgentes se anotaron varios triunfos siendo los más sonados los obtenidos en las regiones del centro -en Cuautla (Morelos), donde llegaron a romper un importante cerco y en el sur en Acapulco y Chilpancingo (en Guerrero), donde incluso gestionó el primer Congreso de Anáhuac- de la actual República Mexicana.

Resultado de imagen para independencia de mexico

Tercera etapa:

Ésta se caracteriza por un gran desorden. Con la muerte del “Siervo de la Nación” (fusilado en Ecatepec, en el Estado de México), se crea un gran vacío en el mando del grupo insurgente y los realistas, aprovechando esta situación, al mando del temible General Félix María Calleja logran rehacerse y recuperar la ofensiva. En esta etapa se rinde el último reducto importante insurgente y, técnicamente, los leales a la corona han ganado la guerra. Sólo unas cuantas partidas, como la que comandaba Vicente Guerrero (en el sur), siguieron en pie de lucha. Este periodo acaba en febrero de 1821 con la firma del trascendental Plan de Iguala.

Resultado de imagen para independencia de mexico

Cuarta etapa:

Ésta transcurre del 24 de febrero de 1821 hasta el 27 de septiembre de ese mismo año cuando el Ejército Trigarante, al mando del ex realista, Agustín de Iturbide, entra triunfal, junto con Vicente Guerrero, a la Ciudad de México. El contingente, compuesto por los soldados del General Iturbide (ya convertidos) y los insurgentes que aún quedaban, avanzó por la actual calle de Madero en el Centro Histórico de CDMX hasta alcanzar la popular plancha del Zócalo. Con este pasaje terminó formalmente la lucha por la Independencia de México.

También te puede interesar: Los cerros de Monterrey.

Con información de DiarioCultura.mx

Las curiosidades de las Estaciones de trenes en Monterrey

Desde incendios, visitas de mandatarios, hasta la marrana y el Regiomontano. 

 

En junio de 1881 llegaría el primer tren a la ciudad de Monterrey, el evento de recibir a asta máquina reunió a una gran cantidad de gente a pie, a caballo y en carruajes, en él venía el superintendente de la línea, señor Fuller y varias familias de los dos Laredos, de Lampazos y de Villaldama. Con esto la ciudad había entrado a la modernidad, y en sus próximos años, se generarían las respectivas estaciones para dar movimiento a la población en éstos pesados artefactos.

En Nuevo León existieron alrededor de 20 estaciones de trenes por los diferentes municipios, algunas de ellas hoy en el abandono. Todas ellas fueron escenarios de diversos acontecimientos históricos, culturales y cotidianos, sin embargo, hay tres que debido a su importancia y ubicación, pudieran considerarse como las más centrales para la memoria del regiomontano.

Una de ellas es la llamada Estación del Golfo, construida en 1896 y se ubica donde actualmente se encuentra la Casa de la Cultura de Nuevo León, dentro de los grandes eventos que rodearon a este recinto, se encuentra la visita del entonces presidente Porfirio Díaz en diciembre de 1898.

Esta magna construcción de estilo inglés, fue una de las más bellas de su tipo en todo México según comenta el historiador José Antonio Olvera. Otros sucesos, refiere Olvera en su libro “Monterrey: ferrocarriles y desarrollo” son la toma que el general Pablo González hizo de ésta Estación en 1913 durante la Revolución Mexicana, además de que sirvió de marco para la llegada del “Centauro del Norte” Francisco Villa, a la ciudad en marzo de 1915. Además era famosa por ser una zona roja de la ciudad llena de cantinas y lupanares (prostíbulos así conocidos).

Como dato curioso, existe el libro de Adalberto de Cardona, publicado en 1892 con el título “De México a Chicago y New York, guía para el viajero”. El autor de éste texto tenía la consigna y el objetivo de recorrer vía férrea desde la ciudad de México hasta Chicago y nueva York, hablando de todas las ciudades por las que pasó. La ruta involucra a la ciudad de Monterrey, y le dedica un par de páginas para describir tanto el estilo de vida como historia de la ciudad. De éste texto podemos obtener, entre otros datos, que en aquel entonces de la estación de ferrocarril al centro de Monterrey había coches que te llevaban por 25 o hasta 50 centavos. Y que había cuatro empresas de tranvías en Monterrey.

Otra de las grandes estaciones es la conocía como la Estación Unión, ubicada en las actuales calles de Colón y Cuauhtémoc. Éste edificio, construido en la última década del siglo XIX, también contó con grandes visitas, la más reconocida es la de Francisco I. Madero, el “apóstol de la democracia”. Se estima que cuando llegó a la estación, una multitud de alrededor de 10 mil personas atiborraron el tren para su recibimiento. Así, al día siguiente y tras un fuerte discurso en contra de la policía regiomontana, Madero y su abogado Roque Estrada es apresado en la referida Estación del Golfo antes de partir a Ciudad Victoria para continuar con su campaña.

Además de este suceso, en enero de 1915 esta estación fue incendiada parcialmente por lo carrancistas que abandonaron la ciudad, siendo reconstruida posteriormente por el gobierno de Nicéforo Zambrano; también, en marzo de 1929, la “Revolución escobarista” llega a Monterrey y la Estación Unión es tomada por estas fuerzas rebeldes al gobierno federal.

Para mediados del siglo XX, Monterrey contaba solamente con dos estaciones ferroviarias para pasajeros: una para los trenes que venían de Torreón y Tampico y la otra para los que hacían su recorrido entre Monterrey y Nuevo Laredo, Matamoros y Reynosa. Esta situación provocaba serios problemas para los usuarios del servicio.

Por ello se construyó un tercera y última, que se le llamaba Estación de Ferrocarriles Nacionales y se ubicaba en calles de la Colonia Industrial sobre la calle de Miguel Nieto. Fue construida en la década de los 60´s y dejó de funcionar aproximadamente en el año de 1995.

“La estación fue construida con todos los adelantos de la ingeniería moderna y constaba de dos plantas: en la baja se encontraban las salas de espera de primera y segunda clase que fueron construidas con amplitud para dar cabida a la gran cantidad de pasajeros que demandaba sobre todo el servicio de pullman. En la planta alta se localizaban las oficinas del jefe de estación, así como la oficina telegráfica”, refiere Olvera.

Actualmente se encuentra abandonada, y es utilizada por vagos y pandilleros como refugio. Pertenece al Municipio de Monterrey por lo que también algunas de sus salas son utilizadas como bodegas municipales.

De esta estación salía el famoso tren “El Regiomontano” que era un lujo para le época y la famosa “marrana” que llegaba de Nuevo Laredo y llamada así por su tamaño y su uso.

Así, con estas grandes historias de la estaciones de Monterrey, nos percatamos que estos edificios se encuentran llenos de recuerdos de viajantes, de llegadas y salidas, de uniones y rompimientos cuando vemos al amigo o al familiar partir hacia un mundo en el que no sabemos si volverá.

También te puede interesar: El día en que el cielo se puso rojo en Monterrey.

Con información de DiarioCultura.mx

 

¿Quién aprobó la creación del escudo de armas de la ciudad de Monterrey?

Fue la reina Mariana de Austria, viuda de Felipe IV, quien comisionó a don Nicolás de Azcárraga, caballero de la Orden de Santiago y gobernador del Nuevo Reino de León el 9 de mayo de 1672 para que creara el escudo de armas de la ciudad metropolitana de nuestra señora de Monterrey.

El escudo fue modificado por primera vez el 30 de octubre de 1899, cuando el Ayuntamiento de la ciudad mandó quitar la corona condal del escudo de armas y en su lugar se le agregó un gorro frigio, símbolo de la libertad y de los principios republicanos.

 Nuevamente el cabildo regiomontano aprobó el 8 de mayo de 1944 el regreso de la corona condal original y el retiro del gorro frigio a petición del historiador Carlos Pérez Maldonado. Durante varios años el escudo sufrió leves modificaciones hasta que el 14 de noviembre de 2007 se aprobó en sesión del ayuntamiento el Reglamento del escudo de armas de la ciudad de Monterrey, con lo cual se protegerá de manera permanente cualquier mal uso o modificación diferente al original aprobado en 1672.
También te puede interesar: Raíces de Nuevo León.
Con información de DiarioCultura.mx

Las Calles de Monterrey

En la historia de los pueblos y ciudades es común que, cuando los asentamientos comienzan a crecer y a cobrar cierta categoría, la delineación de las calles empieza a cobrar vital importancia, ya que esto permitirá un mejor desarrollo armónico citadino y una localización más rápida de sitios y personas. En nuestra ciudad las calles iniciaron como simples brechas o callejones, para, posteriormente, convertirse en calles trazadas urbanísticamente. En un principio aparecieron calles que tuvieron una vida muy corta, por ejemplo: De Luca, De la Armonía, Sor Juana Inés de la Cruz, Privada Gabino Barreda, De la Muralla, De la Morera, De la Noria, Cuesta Blanca. A algunas calles de nuestra ciudad originalmente se les conocía por alguna referencia específica o lugar: Calle del Aguacate, Calle de la Aduana Vieja, Calle del Teatro, Calle de Puebla, Calle de las Delicias, Calle de Juan Washington, Calle Real, Calle de las Tenerías, Calle de la Serpiente, Callejón del Diablo, etc. Estos nombres vernáculos desaparecieron con el paso del tiempo. Actualmente las calles de Monterrey tienen el nombre de un personaje histórico, de un gobernador, de un científico, un inventor, un edificio histórico, un santo, un sacerdote, un hecho histórico, un sitio histórico, etc. La primera Comisión de Nomenclatura se constituyó durante el gobierno municipal del Dr. Pedro Martínez en el año de 1906.

También te puede interesar: Los barrios de Monterrey a través de la historia.

 

A continuación se presenta una lista de nombres de calles de Monterrey del primer cuadro de la ciudad y de algunas colonias del municipio.

Nombre(s) antiguo(s)

Nombre actual

Calle de Las Tenerías General Vicente Riva Palacio
Principal (Oriente)-de Morelos-del Comercio(1901) José Ma. Morelos
Calle Real- Calle de San Francisco Ocampo(poniente)
San Francisco-Calle Real Raymundo Jardón (oriente)
Colegio de las Niñas José María Abasolo
De la Alameda Nueva Amado Nervo
De Hidalgo-Calle Real(1882) Iturbide (1889)- México-Calzada Obispado Poniente(1931) Hidalgo
Calle Del Hospital- Dr. González Cuauhtémoc
Del Sol-Colegio de las Niñas Francisco Javier Mina
Mariano Matamoros- 25 de Mayo Mariano Matamoros
Del General José Silvestre Aramberri General José Silvestre Aramberri
Del General Jerónimo Treviño General Jerónimo Treviño
De la Aduana Vieja- de la Serpiente (Oriente)(1850) De Bolívar –Ocampo (Poniente)-Dr. Mier(Oriente)(1865)-Dr. Noriega(Oriente)(1925) Padre Mier
Del Ángel(1847)-Calle Del Teatro(1870) General Mariano Escobedo(Sur)
Sebastián Lerdo de Tejada(1890)(de Aramberri a Colon) General Mariano Escobedo(Norte)
Santo Domingo(plano de 1847)-Concordia(Poniente)Mina(Oriente)(plano de 1865) 5 de Mayo
De la Presa Chica- Calle de Terán(nace en Zaragoza y termina en Mina) Juan Ignacio Ramón(Ote)
Calle Del Aguacate – Del Ojo de Agua Grande Ignacio Allende
Del puente de la Purísima – De la Presa Grande Diego de Montemayor
De las Damas(1847)-Calle de Puebla(1871) Capitán Emilio Carranza
De Ysaac Garza Isaac Garza
Calle De las Flores Prof. Serafín Peña
Álvares Valentín Gómez Farías
Del Río General Francisco Naranjo
Del Placer(1847)-Galeana(al Sur) y Calle De la Fuente(de Aramberri rumbo al norte) Hermenegildo Galeana
Del Seminario(1847)-Calle del Ojo de Agua- Zaragoza(1871) Zaragoza(Sur)y G.O. Salazar(Zaragoza Nte)(1884) Ignacio Zaragoza
Mina(1908) Calle Lima(1933-1969) América
De San Francisco (plano de 1847) – Santa Lucia – Calle de la Santa Cruz (Poniente) De Montemayor (Oriente) (1865)-15 de Mayo(plano de 1894) 15 de Mayo
Calle del Puente Nuevo(1847)- Del Obispado- Zuazua(1894) General Juan Zuazua
Del Campo Santo (Sur)-Centro América(Norte) Venustiano Carranza
Guerrero (sin nombre)1847Guerrero(1894) Vicente Guerrero
José Ma. Arteaga José Ma. Arteaga
De Herrera y Cairo( Dr.Ignacio Herrera y Cairo) Luis Carvajal y de la Cueva
Del Robela(1847) Del Nogal o de la Catedral Nueva(1798) Roble, (1894), Avenida Benito Juárez
Calzada Progreso (plano 1908) Avenida José Ma. Pino Suárez
Calzada Unión-Calzada del Gran Demócrata Francisco I. Madero Calzada Francisco I. Madero
Calle de las Delicias Modesto Arreola
Jalisco, Querétaro, 16 de Septiembre(calles de la Colonia Independencia) Jalisco, Querétaro, 16 de Septiembre(calles de la Colonia Independencia)
Aguascalientes (Colonia Independencia) Hilario Martínez
Del General Villagrán(aparecía en el plano de 1865, pero sin nombre) General Julián Villagrán
Del General Porfirio Díaz Porfirio Díaz
De la Zona Norte Cristobal Colón
De la Reforma Reforma
De Lecea(Pedro Lecea) Guillermo Prieto
Calle de Santa Rita(1847)- del Puente(1894)-Dr. Coss(1906) Dr. José María Coss(Dr. Coss)
Calle de Ángela Peralta-Nicolás Bravo Nicolás Bravo
De Rayones Ignacio López Rayón
Juan Aldama(1889)-Garza García(2-abr-1906-Aldama Sur) Juan Aldama
Calle de la Industria Calzada Victoria
Paras Paras
Álvarez Álvarez
Los Arquitos José Garibaldi
Corregidora Corregidora
José Mariano Jiménez José Mariano Jiménez
Alejandro de Humboldt Alejandro de Humboldt
Juan Marichalar(1898) G.O. Salazar(1906) Carlos Salazar
General Santiago Tapia General Santiago Tapia
General Manuel María de Llano Del Demócrata Manuel María de Llano
Del General Albino Espinosa General Albino Espinosa
Del General Miguel Nieto General Miguel Nieto
Del General Ramón Corona General Ramón Corona
Benito Juárez General Ignacio L. Vallarta
Del General Ruperto Martínez General Ruperto Martínez
Callejón de Don Cruz(1870)-De López(1901)(Colonia Obispado) General Santos Degollado
Victor Hugo Víctor Hugo
General Juan N. Méndez General Juan N. Méndez
México(Colonia Obispado) México(Colonia Obispado)
Sendero Norte de la Ciudad- Avenida del Ejido-Ejido Norte- Sendero Norte del Ejido Adolfo Ruiz Cortines
De la Zona Oriente General Félix Uresti Gómez
Del General Santiago Zamora General Julián Villarreal
Del General Matías Romero Rubio General Álvaro Obregón
De Perú 20 de Noviembre
Nicolás Bravo(al norte) 20 de Noviembre
José Trinidad Villa Gómez José Trinidad Villagómez
De los Panteones  Prolongación Silvestre Aramberri
Joaquín Garza Leal Joaquín Garza Leal
Calzada Bernardo Reyes Calzada Bernardo Reyes
Molino de Hércules General Jesús González Ortega
General Mariano Arista General Mariano Arista
Constitución Avenida Constitución
De San Agustín Camino de San Agustin
Tepeyac Castelar
León Guzmán (Colonia Independencia) León Guzmán
Chilardi(Luis Ghilardi) Héroes del 47
Rafael Platón Sánchez Rafael Platón Sánchez
Del Juan(plano de 1847)Juan Washington(plano de 1894) Washington
General Manuel Doblado General Manuel Doblado
Bolívar(1908)-Calle Bolivia(1907) Martín de Zavala
Ecuador General Felipe Santiago Xicoténcatl
De la Zona Poniente Tomás Alva Edison
Jiménez (Colonia Independencia) General Pedro Martínez
San Joaquín(1890)-De Bolívar(1906)(Padre Mier rumbo al Poniente) Padre Mier Poniente
Francisco Zarco Francisco Zarco
Licenciado Verdad Licenciado Verdad
Calzada Libertad Avenida José Eleuterio González “Gonzalitos”
Benjamín Franklin Capitán Lorenzo Aguilar
Colegio Civil Colegio Civil
2 de Abril Jesús Dionisio González
Héroes de Nacozari Héroes de Nacozari
Magallanes Magallanes
Democracia Democracia
Marco Polo Marco Polo
Vasco de Gama Vasco de Gama
Magnolia Magnolia
San Francisco(Colonia Moderna) San Francisco(Colonia Moderna)
Diez Gutiérrez Diez Gutiérrez
Bruselas Bruselas
Lisboa Lisboa
Paris Paris
Rodrigo Zubiaga General Francisco Naranjo
General Francisco Naranjo Del Fortin
Aquiles Serdán Aquiles Serdán
Avenida Simón Bolívar Avenida Simón Bolívar
Braudelaire Constantino de Tarnava
Jordán Jordán

 

Con información de DiarioCultura.mx